elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
45.604,44
-0,07%
18,7267
+0,19%
56,20
-0,95%
1.554,24
-0,45%

Apple contra Microsoft, ¿qué les depara el futuro?

Sebastián Cors - 12:57 - 18/11/2016
0 comentarios
  • Microsoft ha ido ganando terreno lentamente sobre los consumidores de Apple

Foto: Getty Images

La partida de Steve Jobs de Apple en 1985 dio paso al dominio de Microsoft como el gigante tecnológico más importante del mundo. Durante la mayor parte de dos décadas, la empresa fundada por Bill Gates tendría casi un monopolio en el mercado de los sitemas operativos, debido a la pequeña presencia de Linux y de un Apple venido a menos. No obstante, Jobs regresaría a la compañía que fundó, revolucionando el mercado con el lanzamiento del iPod, la iMac, iTunes, seguidos del éxito que sigue siendo el iPhone. Esta serie de productos dieron nueva vida a Apple, comenzando así una rivalidad marcada entre Windows y Mac, o en términos más específicos, de Apple y Microsoft.

Cada empresa comenzó a diferenciar su mercado, creando así estereotipos entre los usuarios de sus productos. Apple, enfocada a la practicidad y diseño de sus productos, Microsoft a las características de desempeño y funcionalidad. Las computadoras con sistema operativo MacOS son producidas exclusivamente por Apple en su línea de computadoras Mac. Windows opera en diferentes empresas que fabrican hardware, que obtienen la licencia por parte de Microsoft para incluir el sistema operativo en sus máquinas.

Las ventajas históricas que ha presentado Windows en cuanto apertura de su sistema la han hecho la elección predilecta de programadores, ingenieros y más recientemente, gamers. En cambio, Mac ha logrado captar la atención de diseñadores y creativos debido a las capacidades del software de Apple para enfocarse al diseño gráfico, la edición de video y la producción de música. De ahí surge el famoso estereotipo de que Mac es para "hispters" y Windows para "cuadrados".

La famosa campaña de Apple, "Get a Mac".

Si bien Microsoft ha dominado el mercado computacional debido a su licencia de software a gigantes tecnológicos como Dell, HP, Acer y Samsung, Apple ha expandido su dominio a otras ramas en las cuales Microsoft ha fracasado, como es el caso del iPhone en comparación con el Windows Phone o el iPod a lado del extinto Zune.

Asimismo, el brillante marketing y estrategias de lanzamiento de Apple han creado una base de fans muy leales a la marca, sobre todo porque esta ha creado un ecosistema de productos que obtienen su funcionalidad óptima al integrarlos, es decir, algunas de las funciones más útiles del iPhone como la sincronización automática sólo sirven si se tiene una computadora con MacOS.  En el otro lado de las cosas, la gran ventaja de Microsoft es su apertura entre sistemas y plataformas, creando un ecosistema abierto que le brinda funciones con la mayoría de los desarrolladores de hardware y software, un punto esencial para volver a Windows la elección predilecta de los gamers, sector que representa una de las áreas de crecimiento más importantes de la industria tecnológica.

Se podría decir, basándonos en una percepción empírica con la cual muchos pueden relacionarse, que desde el lanzamiento del iPod, Apple ha llevado las de ganar, y es que en el mundo tecnológico más que con ventas se gana con hype. Cada lanzamiento de productos que hace Apple es un encabezado a nivel mundial, mientras que los proyectos de Microsoft por lo general pasan discretamente entre los consumidores casuales. Esto por supuesto no supone un obstáculo para Windows, que a la fecha tiene un apabullante 80.71% del mercado en laptops y computadoras de escritorio, contra un humilde 10.88% de MacOS.

Las estadísticas revelan que Apple es una marca de productos de lujo, diseñados para un mercado con un poder adquisitivo mayor al del usuario promedio de Windows. Esta segmentación se ha ido diferenciando cada vez más, dado que las laptops con sistemas Windows se pueden conseguir a un precio tan barato como 5,000 pesos, mientras que la MacBook más barata, tomando en cuenta la línea más reciente, cuesta 1,300 dólares. Con cada generación nueva de computadoras que lanza Apple los precios incrementan, eliminando la opción de "gama baja" que muchas empresas manejan en sus productos.

La reticencia que genera Apple debido a sus controversiales decisiones como quitar el puerto de audífonos del iPhone 7 o recientemente quitar los puertos USB de la línea de MacBooks les ha costado caro. Las innovaciones en conectores "a la fuerza" que está realizado Apple hacen que sus productos sean menos viables para uso profesional, por lo que muchos de los creativos, que representaban su sector leal más fuerte, están decantándose por computadoras Windows más funcionales y mucho más baratas que sus homólogas de MacOS. Y lo que es peor para la compañía de la manzana, Microsoft está tratando de capitalizar en esos profesionales que se están alejando de Apple.

La balanza comenzó a equilibrarse cuando Microsoft, de manera desapercibida y sin hacer mucho ruido, lanzó su competencia al iPad. La línea Surface de Microsoft había sido una gran alternativa de trabajo para el iPad, enfocada más hacia un estilo de vida de trabajo y productividad que la tableta de Apple. Este producto fue el comienzo de la reconquista de Microsoft, ya que tanto el hardware como el software estaban a cargo de la empresa.  Más allá del Xbox, que ha demostrado ser un éxito rotundo y compite en un mercado diferente al de Apple, los intentos de Microsoft de producir hardware se habían visto frustrados por mejores opciones.

Desde los Windows Phone hasta el ya mencionado Zune, ningún dispositivo de la empresa había logrado posicionarse y resaltar en su campo desde el Xbox como las tabletas Surface. Favorecidas por muchos profesionistas por enicma del iPad, las Surface Pro sustituyeron en las herramientas de muchos el rol de la laptop. Si bien Apple lanzó el iPad Pro para competir contra esta iniciativa de Microsoft, los de Bill Gates llevaban la ventaja en el sector de productividad de las tablets. Para coronar esta iniciativa de productos, se anunció la joya de la corona, la Surface Studio. Esta computadora/tablet de escritorio es el llamado que hace Microsoft a todos los creativos hartos de la cada vez menor compatibilidad de los periféricos de Apple. Por primera vez en muchos años, un dispositivo con Windows causó más revuelo que uno con MacOS. Por primera vez, una cantidad importante de usuarios de Mac están considerando cambiarse a Windows.

El diseño minimalista y elegante de Apple está siendo adoptado por Microsoft para su hardware, denotado en la imagen limpia y simple de los nuevos dispositivos de la marca, pero que a diferencia de los de Apple, tienen puertos USB y SD. La marca "fea" y "cuadrada" se está renovando para volverse atractiva a un mercado que valora el diseño tanto como el desempeño. La pelea entre los dos titanes se encarnizará como lo hiciera hace ya varios años, en parte por los crecientes precios e innovaciones mal recibidas de Apple y por la estrategia low-key de Microsoft para recuperar a los expatriados de la manzana.

El punto central de este duelo girará en torno a lo que ambas marcas hagan o dejen de hacer. Por ejemplo, la decisión de Apple de eliminar el puerto de audífonos será a la larga una decisión que costará al iPhone, pero para ventaja de Apple, Microsoft está muy atrasado en el tema de los smartphones como para ser una competencia seria, a menos claro que decidan implementar Android en los teléfonos Lumia.  No obstante, muchos verán en la Surface Pro de Microsoft una alternativa a la nueva línea de MacBook Pro, la cual ha reducido de manera importante su productividad y compatibilidad con la decisión de remover todos los puertos USB tradicionales y SD. Una computadora que era usada primordialmente por profesionistas creativos ahora representa limitaciones para esta área de trabajo, mientras que las opciones de Surface, tanto en tabletas como en laptops, se han ido enfocando en ser una solución a los males de Apple.

Microsoft ha hecho un gran trabajo adaptándose para una nueva generación de consumidores, renovando su imagen, innovando en hardware, corrigiendo las fallas de sus sistemas operativos menos populares y ofreciendo herramientas de trabajo adecuadas para las necesidades actuales, no las del futuro. Del otro lado, Apple sigue siendo la marca dominante en cuanto a percepción pública, con el iPhone como estandarte de la empresa. No obstante, la línea de MacBooks que antes eran sinónimo de excelencia, se han vuelto cada vez menos funcionales para ofrecer soluciones profesionales y de trabajo, y computadoras de entretenimiento hay muchas a menor precio. Apple innova pensando tan a futuro que se olvida del presente. Pareciera que la empresa dirigida por Tim Cook se ha dormido en sus laureles, el mismo mal que plagó a Microsoft a principio del milenio.

Surface Studio y iMac

En cuanto al futuro de ambas, pareciera que el horizonte en las oficinas de Microsoft se ve más esperanzador que en las de Apple, más que nada debido a que la primera no tiene nada que perder, ya que ya pasó por eso, mientras que la segunda tiene todos los ojos encima, todo el tiempo. Los roles se revierten una vez más, y si Apple no comienza a escuchar a su clientes como lo hiciera Microsoft, en unos años dejaremos de ver MacBooks en los estudios y universidades y comenzaremos a notar una cultura profesional dominada por dispositivos Windows.


Comentarios 0

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2020-01-08 22:23:16

Herrera, el secretario de AMLO que se traslada en bicicleta

En México hay un funcionario que se transporta en bicicleta, y no lo hace porque crea que una suburban sea símbolo de privilegio, sino por la misma razón que lo hacen miles de personas en la CDMX: es el transporte más rápido.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Symantec compra LifeLock por 2.300 millones de dólares
Saca tu vieja computadora del retiro con este software