elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
42.319,27
+2,10%
20,3474
-0,11%
57,39
+0,33%
1.224,80
+0,07%

'elMonitor' desafía a la llegada de los genéricos con la entrada en radar de Celgene

Xavier Martínez-Galiana - 0:30 - 16/11/2017
0 comentarios
  • Las acciones de la compañía pierden casi 50 dólares desde el 4 de octubre

  • Las ventas de su fármaco estrella Revlimid crecieron un 10% en el trimestre

tagsMás noticias sobre:
Foto: Archivo
Precio Variación Hora
69,4000$ -0,36%  -0,2500$ 22:30:00
Grafico

Celgene puede presumir de ser la tercera compañía más capitalizada del sector biofarmacéutico mundial y contar con el mayor margen bruto entre sus comparables en Estados Unidos, como son Amgen, Alexion y Biogen. Por eso, a comienzos de octubre nadie pareció extrañarse de que sus acciones cotizasen en máximos históricos, por encima de los 146 dólares. Sin embargo, a partir de este hito en la trayectoria de la compañía sus títulos empezaron a caer en picado y pierden en torno a un 31% desde entonces. Con un precio en bolsa de 100.5 dólares, Celgene entra en el radar de elMonitor y podría incorporarse a la estrategia en caso de bajar a los 95 dólares.

La firma de Nueva Jersey amasó una rentabilidad cercana al 90% en el tiempo en que formó parte de elMonitor, desde su entrada en 2012 hasta que abandonó la estrategia en abril de 2014. Un historial a tener en cuenta para los inversores que la quieran tener en cuenta en sus carteras. El consenso de mercado le otorga un potencial alcista de casi un 30% y, después de la caída en bolsa que acumula, le asignan una recomendación de compra y unas expectativas de beneficios que en 2019 multiplicarían por 4 las ganancias de 2016.

¿Por qué parece, entonces, que el mercado ya no confía en Celgene? Octubre ha sido un mes complicado para la compañía, que ha perdido 23 millones de dólares de valor bursátil. La corrección en la que está inmersa se agravó tras presentar unas ventas inferiores a las esperadas y cambiar el pronóstico para el conjunto de este año y los años venideros. No obstante, en el trasfondo de esta historia está la dependencia de Celgene de su fármaco Revlimid, que representa el 63% de su facturación, y la posibilidad de que la aparición de medicamentos genéricos reduzca su cuota de mercado, con lo que los accionistas le exigen el desarrollo de nuevos productos capaces de mantener los números que maneja hoy día la compañía.

Frenazo al nuevo fármaco para tratar el Crohn

El 19 de octubre pasado, Celgene anunció que mongersen, el fármaco en el que estaba trabajando para tratar la enfermedad de Crohn, una inflamación severa del intestino, no había dado los resultados esperados durante los ensayos clínicos y, por tanto, no iniciaría la fase 3 de su estudio. Al día siguiente, las acciones de la farmacéutica cayeron casi un 11%. En su línea por diversificar el negocio, Celgene había adquirido hace cuatro años este medicamento por valor de 710 millones de dólares al laboratorio Nogra Pharma Limited. De haberse aprobado finalmente, el acuerdo entre ambos indicaba que Celgene debería haber abonado otros 800 millones de euros a Nogra. Desde la compañía aseguran que el fármaco probó ser ineficiente, aunque su uso no conllevaba ningún riesgo. Aun así, la empresa está en la última fase de desarrollo del fármaco mongersen en combinación con otro llamado ozanimod para poder comercializarlo.

Las ventas del trimestre incumplieron las expectativas

Tras presentar resultados el pasado 26 de octubre, los títulos de Celgene se desplomaron un 16.4% en la sesión. Los ingresos del tercer trimestre en su conjunto aumentaron un 10% con respecto al mismo periodo de 2016, pero se quedaron 120 millones de dólares por debajo de lo que esperaba el mercado. El mayor batacazo fue para Otezla, un medicamento para el tratamiento de la psoriasis que no batió las previsiones de los analistas. Las ventas de este fármaco, el tercer producto más rentable de la compañía, fueron un 24% inferiores a lo previsto, lo que obligó a la farmacéutica a reducir el objetivo de ventas de este medicamento para 2017 de la zona de los 1,700 millones de dólares a los 1,250 millones.

"Celgene tuvo el peor trimestre de su historia, y hubo de recular en su deseado pronóstico de ventas y beneficio por acción para 2020, además de cambiar su previsión de 2017", informa Asthika Goonewardene de Bloomberg Intelligence. Aun así, el beneficio ajustado por acción fue de 1.91 dólares, un 21% superior al esperado.

A pesar de todo, el fármaco ozanimod, que está siendo ensayado en tratamientos para el Crohn, la colitis ulcerosa y la esclerosis múltiple "llegará a ser un éxito de ventas" para Mark Alles, consejero delegado de Celgene, según informa Bloomberg. El portal de inversión financiero añade que los analistas contemplan que Otezla sobrepasará los 3,000 millones de dólares en facturación en 2021 y ozanimod alcanzará los 1,000 millones.

La presión por diversificar

Revlimid, el medicamento con el que se trata de frenar la progresión del mieloma y el linfoma, dos tipos de cáncer que causan desórdenes en la médula ósea, supuso el 64% de las ventas en el primer trimestre del año, pero la estimación de los analistas es que bajará al 57% en 2019. El enorme descenso en bolsa de Celgene está estrechamente relacionado con la presión para que la compañía comercialice nuevos fármacos y que estos sean exitosos. Las ventas de Revlimid superaron los 2,000 millones de dólares en el tercer trimestre, un alza del 10% en comparación al penúltimo trimestre de 2016, según informa Bloomberg. Mientras que la mayoría de medicamentos se abarata conforme pasan los años, el caso de Revlimid es el opuesto: su coste se ha triplicado desde 2010, hasta tener un precio superior a los 20,000 dólares mensuales.

La gran preocupación de los inversores es en qué momento Celgene perderá el control sobre las 23 patentes diferentes que atesora de Revlimid. Como explica Matthew Herper en Forbes, "a diferencia de otros medicamentos, Revlimid es una molécula pequeña, no una proteína difícil de elaborar, y eso significa que cuando lleguen los genéricos sus ventas podrían descender con rapidez". La última de las patentes de Celgene sobre su fármaco estrella en el área oncológica expirará en 2027, pero los inversores temen que la aparición de genéricos se produzca mucho antes.

Sin embargo, la nota positiva es que hay fármacos de la competencia que funcionan mejor en los pacientes cuando se combinan con Revlimid. Es el caso de medicamentos como Darzalex, de J&J-Genmab y de otros tratamientos de Merck y Bristol-Myers. Lo que mantendría al medicamento de Celgene en una posición privilegiada.

Otras noticias
Contenido patrocinado

Comentarios 0

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2018-08-20 21:35:04

Biometría: la apuesta de los bancos para garantizar la seguridad de las transacciones

Las autoridades financieras mexicanas han tenido que tomar medidas para frenar el ciber crimen y una de las alternativas es la aplicación de sistemas de seguridad biométricos, principalmente la huella dactilar.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Financiamiento en la BMV supera en solo 10 meses el de todo 2016
¿En default? ¡No pasa nada!: los bonos de Venezuela repuntan en un acto de pura fe