¿Obesidad o sobrepeso? Estos son los factores principales para padecerlos (y tener un mayor riesgo ante el coronavirus)

Carlota Reina - 7:19 - 19/11/2020
0 comentarios
  • Las personas obesas suelen tener peores pronósticos con el coronavirus

tagsMás noticias sobre:
Dreamstime.

En nuestra sociedad obsesionada con el aspecto físico, mucha gente piensa que el sobrepeso es un problema de apariencia. Pero el sobrepeso es en realidad un problema médico porque puede afectar seriamente la salud de una persona. Por lo tanto, ¿cómo saber si uno tiene sobrepeso o es directamente obeso? Suele aplicarse una medida que indica el índice de masa corporal (IMC) un indicador que valora el peso en función de la altura para clasificar el sobrepeso y la obesidad en adultos. El sobrepeso es un IMC mayor o igual a 25 y la obesidad es un IMC mayor o igual a 30, más de 40 es muy obeso. El IMC se define como el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de su altura en metros. Por ejemplo una persona que mida 1.70 y pese 80 kilos tendría una IMC de 27.68 resultado de dividir 80 entre 2.89 (el cuadrado del 1.70), por tanto, tendría un cierto sobrepeso, a mitad de camino de entrar en la obesidad.

Una medida más fácil del exceso de grasa es el tamaño de la cintura, que puede utilizarse como medida adicional en personas con sobrepeso o con obesidad moderada. En general, los hombres con un tamaño de cintura de 94 cm o más y las mujeres con un tamaño de cintura de 80 cm o más tienen más probabilidades de desarrollar problemas de salud relacionados con la obesidad.

Principales factores de la obesidad

Y ¿Por qué se engorda? En principio la causa es simple: un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las calorías gastadas. El cuerpo almacena el exceso de energía en forma de grasa. A nivel mundial, en los últimos años ha habido una mayor ingesta de alimentos poco saludables (como la comida rápida) y malos hábitos familiares (como comer frente al televisor en lugar de alrededor de una mesa), acompañadas de bebidas ricas en azúcares y bajas en nutrientes, porciones más grandes de alimentos y un aumento de la inactividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, la falta de ejercicio regular y el uso permanente del transporte. Además de estos factores evidentes, otras causas también son:

Genética

Los estudios muestran que la probabilidad de volverse obeso se transmite a través de los genes de la familia que pueden afectar al lugar donde se almacena grasa extra en el cuerpo.

Metabolismo

La forma en que el propio cuerpo utiliza la energía es diferente a la forma en que la utiliza otra persona. El metabolismo y las hormonas difieren de una persona a otra, y estos factores influyen en la cantidad de peso que aumenta. Por ejemplo la grelina, considerada como la "hormona del hambre" que regula el apetito, mientras que la leptina puede disminuirlo.

Factores socioeconómicos

La cantidad de dinero que se disponga puede afectar a su obesidad. Curiosamente, uno puede pensar que, cuanto más dinero, más comida y gordura, como ocurría antiguamente, sin embargo, ahora es al contrario, las personas que tienen menos recursos y de un nivel social más bajo tienen más probabilidades de ser obesas que las de un nivel socioeconómico más alto.

Estilo de vida

Comer en exceso y la falta de ejercicio contribuyen a la obesidad. Si muchas de sus calorías provienen de alimentos refinados o con alto contenido de azúcar o grasa, es probable que aumente de peso y si, además, uno no hace apenas ejercicio, le resultará más difícil perder peso o mantener un peso saludable.

Medicamentos

Los medicamentos como los corticosteroides, los antidepresivos y los medicamentos anticonvulsivos pueden hacer que aumente de peso.

Emociones

La alimentación emocional (comer cuando uno está molesto, ansioso, tristes, estresado o incluso aburrido) puede llevar a un aumento de peso. Dormir muy poco también puede contribuye a este aumento, las personas que duermen menos de 5 horas por la noche tienen más probabilidades de volverse obesas que las personas que duermen de 7 a 8 horas.

Problemas del sobrepeso

La obesidad es una mala noticia tanto para el cuerpo como para la mente. No solo puede hacer que alguien se sienta cansado e incómodo, sino que cargar peso adicional ejerce una presión mayor sobre el cuerpo, especialmente los huesos y las articulaciones de las piernas. Los adultos con sobrepeso tienen una mayor probabilidad de contraer enfermedades cardíacas, pero no son las únicas. Estos son los problemas de salud relacionados con el sobrepeso:

Asma

La obesidad aumenta las posibilidades de tener asma. Los problemas respiratorios relacionados con el peso pueden hacer que sea más difícil mantenerse el ritmo diario, practicar deportes o simplemente caminar de un lugar a otro.

Apnea del sueño

Esta afección, en la que una persona deja de respirar temporalmente durante el sueño, es un problema grave para las personas con sobrepeso. La apnea del sueño puede hacer que las personas se sientan cansadas y afectar su capacidad para concentrarse y aprender. También puede provocar problemas cardíacos.

Hipertensión

El exceso de peso puede provocar depósitos en las arterias y dificultar la circulación sanguínea. Cuando la presión arterial es alta, el corazón tiene que trabajar más. Si el problema persiste durante mucho tiempo, la presión arterial alta puede dañar el corazón y las arterias.

Colesterol alto

Los niveles anormales de lípidos en sangre, que incluyen colesterol alto, colesterol HDL bajo ("bueno") y niveles altos de triglicéridos, aumentan las probabilidades de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral cuando una persona envejece.

Cálculos biliares

Una acumulación de bilis que se endurece en la vesícula forma cálculos biliares. Estos pueden ser dolorosos y requerir cirugía.

Hígado graso

Si la grasa se acumula en el hígado, puede causar inflamación, cicatrización y daño hepático permanente.

Dolor articular y muscular

El desgaste de las articulaciones por cargar peso adicional puede provocar artritis en la edad adulta.

Resistencia a la insulina y diabetes

La insulina es una hormona que reduce el nivel de glucosa en la sangre, imprescindible para los que padecen diabetes. Cuando hay demasiada grasa corporal, la insulina es menos eficaz para llevar la glucosa, la principal fuente de energía del cuerpo, a las células. Entonces, el cuerpo necesita más insulina para mantener un nivel normal de azúcar en sangre.

Depresión

Las personas obesas tienen más probabilidades de estar deprimidas y tener una autoestima más baja.

Más riesgo con la Covid-19

Cada día vamos aprendiendo más cosas sobre esta nueva enfermedad y una de ellas es que la obesidad, parece que resulta un factor añadido de riesgo en el caso del coronavirus, no tanto a la hora de contraerlo, si no en cómo les afecta y en su tratamiento, ya que la infección puede exacerbar las dificultades respiratorias que a menudo experimentan las personas con sobrepeso. Cada día, se está comprobando, que los pacientes con peores pronósticos suelen ser personas obesas.


Comentarios 0

Flash de noticias México

ESPECIAL

www.economiahoy.mx
2020-12-15 22:21:16

Coronavirus, el antagonista en las expectativas empresariales 2021

Cada inicio de año representa para el sector empresarial una oportunidad de enmendar errores y abre un panorama de oportunidades para seguir creciendo. Sin embargo, el 2021 trae consigo nuevos retos por el covid.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Y tú...¿dónde trabajas? Así será el futuro ecosistema laboral
Las botas blancas, ¿un acierto?: Emily Ratajkowski y Chiara Ferragni, entre otras, se atreven con ellas