elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
42.722,15
+0,21%
19,2127
-0,21%
59,13
-0,19%
1.467,23
+0,25%

Los 5 errores más comunes en el cuidado de la piel

Europa Press - 13:00 - 29/11/2019
0 comentarios
    tagsMás noticias sobre:
    Foto: Archivo

    Cada vez más personas son conscientes de la necesidad de cuidar su piel, no sólo como un mero asunto de estética, sino también como una cuestión de salud. Factores como la contaminación, el tabaco, el estrés y el clima pueden hacer que la piel se resienta. Para evitarlo, es importante acabar con los malos hábitos que llevan a tener una piel dañada, sin brillo y seca.

    "Todo debe empezar por crear una rutina de cuidado y, lo más importante, mantenerla en el tiempo adaptándola a cada tipo de piel y sus necesidades", recuerda Mónica García Bodini, socia y fundadora de Vera Green, compañía española que elabora y comercializa cremas a base de aloe vera 100% BIO. Y añade: "Sin embargo, aunque tengamos a nuestra disposición una amplia gama de productos, cometemos muchos errores que, sin darnos cuenta, van dañando la piel".

    Pero... ¿cuáles son los errores más comunes que se cometen con la piel?

    Estos son los cinco errores más comunes que se cometen a la hora de tratar a uno de los órganos más importantes del cuerpo:

    1. No hidratarla. La falta de hidratación se traduce en aspereza, descamación e, incluso, lesiones importantes. Para evitarlo, es necesario cuidar la piel tanto por fuera como por dentro. Beber agua a menudo y utilizar una buena crema hidratante es imprescindible para conseguir una piel bien hidratada. Las cremas hechas a base de aloe vera, son perfectas para ello, ya que es una planta con muchas propiedades y con un importante contenido en agua.

    2. Escoger un producto que no sea adecuado para tu tipo de piel. Para ello, es necesario que sepas si tu piel es seca, mixta o grasa. La creencia de que solo las secas necesitan hidratación es totalmente falsa. Todos los tipos de dermis necesitan tratamientos hidratantes adaptados a ellas. Además, es muy importante tener en cuenta los ingredientes de la crema.

    Cada vez más, se apuesta por eliminar los compuestos químicos - muchos de los cuales pueden llegar a ser perjudiciales para la piel - y optar por productos naturales. En este sentido, es bueno elegir cremas con ingredientes 100% naturales. Un ejemplo es la cera virgen de abeja, que aporta numerosos beneficios a todo tipo de pieles.

    3. Utilizar el mismo producto para todas las zonas del cuerpo. No todas las partes del cuerpo tienen el mismo grosor, textura y pH. Por ello, cada zona requiere cuidados específicos. Este es el caso del contorno de ojos, una piel muy delicada y más fina que la del resto de la cara, por lo que tiende a arrugarse más.

    Tampoco se debe pasar por alto el uso de las cremas de día y de noche indistintamente. Cada una tiene unas propiedades diferentes que se adaptan a cada momento del día y, por ello, no se deberían intercambiar. Para evitar tener la estantería del baño llena de cremas, algunas marcas como ofrecen cremas faciales especialmente formuladas para aplicarse tanto de día como de noche.

    4. Falta de constancia. Crear una rutina de limpieza y cuidado puede resultar tedioso, pero, si se desea conseguir resultados, es necesario ser constante. "Ningún producto asegura una piel hidratada y perfecta de forma duradera con una sola aplicación", explica la fundadora de Vera Green.

    5. Administrar más crema que la necesaria. Puede que se utilicemos la mejor crema del mercado, pero no por aplicarla en mayor cantidad los resultados van a ser mejores. Aplicar una crema en exceso puede producir lo que se conoce como acné cosmético, debido a que la obstrucción de los poros puede provocar que la piel ni absorba ni respire.

    "Parece que mucha gente cuida su piel cuando empiezan a aparecer los primeros signos de edad, a pesar de que es vital hacerlo desde pequeños. No solo es el órgano más extenso del cuerpo, sino que las consecuencias de no cuidarlo adecuadamente terminan apareciendo con el paso de los años", incide García Bodini. Por eso, es necesario concienciar de su cuidado a todas las edades, no solo cuando aparezca una despigmentación o la primera arruga en el rostro.


    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2019-09-03 21:39:39

    Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

    Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.



    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    ¡No olvides tomar agua! Deshidratación podría causar trastornos cardiovasculares
    El cigarro electrónico ha fallado para lo que fue creado