elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
43.178,63
-0,69%
19,1140
+0,03%
53,66
-0,39%
1.490,19
+0,01%

La Fed se enfrenta presionada por Trump a las señales de debilidad del mercado

Reuters - 11:46 - 11/06/2019
0 comentarios
  • Bajar las tasas podría ser un espaldarazo a las políticas de Trump

Foto: Archivo.
Puntos Variación Hora
0,8951 +0,11%   13:29:06
Grafico

Los ataques del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la Reserva Federal han roto muchos precedentes, su intención de llenar el banco central de aliados políticos ha generado tensiones y sus continuas amenazas arancelarias han hecho que el panorama económico sea más difícil de predecir que nunca.

Si bien la Fed puede hallar aún argumentos para reducir las tasas de interés en la debilidad de los recientes reportes de trabajo e inflación, hacerlo podría servir también como una red de seguridad para las políticas de Trump, que, a los ojos de muchas autoridades monetarias, han causado hasta la fecha más daños que beneficios. "Es algo parecido a alimentar a la bestia", dijo el exvicepresidente de la Fed Alan Blinder.

"La política comercial es una de las muchas cosas que la Fed tiene que aceptar como viene. Y si la política comercial va a empujar de hecho a la economía a una recesión, esa es una razón para reducir las tasas. Si la Fed entra a salvarle, le anima a portarse mal".

Trump reanudó esta semana sus ataques contra la Fed

El presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, y otras autoridades insisten en que solo pueden evaluar lo que está sucediendo en la economía y la respuesta política adecuada, y no tratar de adivinar qué hace o podría hacer el gobierno.

Trump reanudó esta semana sus ataques contra la Fed, alegando que la política del banco central le puso en desventaja en sus negociaciones comerciales con China porque ese país, con un control político más estrecho de su banco central, podría devaluar su moneda o usar otras herramientas para compensar los aranceles impuestos a las importaciones chinas. "¡El camino alcista de la tasa de interés de la Reserva Federal, sumado a ridículo alivio cuantitativo! ¡No tienen idea!", tuiteó Trump el martes. El lunes dijo en una entrevista de CNBC que "nuestra Fed es muy destructiva para nosotros. No me han escuchado. Ellos no son mi gente". Lo cierto es que Trump elevó a Powell al cargo máximo de la Fed y nombró a tres de los otros cuatro gobernadores de la entidad.

Trump lleva un año cargando contra la Fed por subir las tasas y por otras medidas que, según las autoridades de la institución, son la mejor forma de salvaguardar la recuperación en curso. Eso rompió una racha de unos 30 años de presidentes que se mantuvieron bastante alejados de las recomendaciones de políticas específicas para la Fed, incluso aunque a veces criticaran genéricamente al banco central. Más temprano en el año, Trump amenazó con un asalto más completo al analizar el nombramiento de dos aliados políticos altamente partidistas para el banco central, alejándose de una tradición de elecciones más tecnócratas.

El inesperado anuncio a principios de mayo de un alza en los aranceles para China y la amenaza de la imposición de tasas a las importaciones mexicanas se sumó al campo minado en el que ahora debe navegar la Reserva Federal. Aunque Trump finalmente optó por no imponer los gravámenes a México, la posibilidad de utilizar una palanca económica para el fin no económico del control fronterizo mostró cómo la política de la era Trump puede cambiar abruptamente para los banqueros centrales, que tratan de mantener su enfoque en los resultados a medio y largo plazo. "Tenemos en cuenta todo tipo de cosas", dijo la semana pasada el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, antes de que Trump suspendiera los aranceles mexicanos. "Hay algunas buenas políticas ahí. Puede que haya algunas malas. Pero tenemos que tener todo en cuenta".

Un trabajo complicado

Los datos económicos recientes ya están complicando el trabajo de la Fed. Sus autoridades esperaban una desaceleración de la economía, pero pensaban que sería modesta e insuficiente como para justificar un recorte de tasas. No obstante, la historia cambió tras el último episodio de las guerras comerciales de Trump.

El presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, dijo la semana pasada que "en el mes de abril podría haber dicho que era algo más optimista sobre que el panorama se estuviera afirmando y hoy les diré que soy más consciente de los riesgos a la baja. Eso es un cambio bastante grande en un periodo de tiempo relativamente corto".

La próxima semana quedará claro si esto es suficiente para que la Fed ponga directamente sobre la mesa un recorte de tasas. Las autoridades de la entidad se reunirán los días 18 y 19 de junio y emitirán sus proyecciones de tasas actualizadas.

También deberán decidir si mantienen su enfoque "paciente" sobre los cambios en las tasas desde el rango actual de entre el 2.25% y el 2.5%, o si descartan esa descripción en una señal de que están abiertos a moverse más pronto que tarde. Débiles lecturas de inflación como las que mostraron un informe de la Fed de Nueva York el lunes ya llevaron a Bullard a decir que una reducción de la tasa estaba "justificada". No obstante, los analistas y los mercados están divididos.

Los mercados de bonos han sido agresivos a la hora de prever una baja de tasas a fines de año y las acciones estadounidenses han subido con fuerza en la última semana por el optimismo generado ante el aumento de la probabilidad de un recorte de tasas, sobre todo tras el débil informe de empleo del viernes. Por su parte, economistas de Goldman Sachs y otras firmas han descontado presiones de Trump y argumentan que el panorama económico aún no garantiza un recorte de tipos.

No es una novedad tener que lidiar con las políticas de Washington. El expresidente de la Fed Ben Bernanke se quejó cuando los límites de gasto del Congreso redujeron el crecimiento económico justo cuando la recuperación del país estaba ganando ritmo y la zona euro amenazaba con romperse. Sin embargo, el problema actual es diferente, ya que la Fed está sometida a la presión política y tiene cada semana menos certeza sobre qué acciones de la Casa Blanca debe tener en cuenta.

Después de años en los que los banqueros centrales estadounidenses se quejaron de ser "los únicos en la ciudad" que influían en la economía, ahora pueden sentir nostalgia de aquellos tiempos más simples. "La Fed ha tenido demasiado en su plato durante mucho tiempo", afirmó Petera Irlanda, profesor de economía del Boston Colegies. "Powell insistió en que 'el comercio es el comercio' y que no era su problema. Y ahora está atrapado por esto".


Comentarios 0

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2019-09-03 21:39:39

Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Un graduado universitario estadounidense gana de media 33,000 dólares más al año que el resto de trabajadores
Piden crucificar y desmembrar el cuerpo de un niño activista en Arabia Saudita