elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
42.378,61
+0,40%
19,0121
-0,26%
59,22
-0,27%
1.306,61
+0,25%

¿Qué posibilidades tiene Bernie Sanders de ganar la nominación demócrata para 2020?

Jaime Palacios - 6:21 - 20/02/2019
0 comentarios
  • Tiene un importante apoyo entre los votantes jóvenes y del medio rural

  • Su discurso ha calado entre los demócratas y ha impulsado al ala 'izquierdista'

  • Figuras como Kamala Harris o Elizabeth Warren le pueden robar protagonismo

El senador por Vermont Bernie Sanders. Foto: Archivo

Bernie Sanders vuelve a intentarlo. El veterano senador de Vermont ha anunciado su candidatura a las primarias demócratas, de donde saldrá el candidato que dispute la presidencia a Donald Trump en las presidenciales de 2020. Con 77 años, inicia su último asalto a la Casa Blanca y lo hace con buen pie: un día después de hacer pública su campaña para la nominación demócrata ya había recaudado 6 millones de dólares, cinco veces más que en el año 2016.

Pese a que perdió las primarias de 2016 frente a Hillary Clinton, la incursión de Sanders en la política nacional supuso un punto de inflexión para el ala más izquierdista del Partido Demócrata, que se ha traducido en la aparición de políticos jóvenes, como es el caso de congresistas como Ocasio-Cortez o Abby Finkenauer, y en un cambio de discurso de las principales figuras demócratas. Propuestas como fijar un salario mínimo de 15 dólares la hora o apoyar un 'Medicare para todos' son defendidas a diario por algunos de los principales candidatos demócratas, como Kamala Harris, Cory Booker o Elizabeth Warren.

Pero 2020 no será como 2016. Sanders tendrá que demostrar que el movimiento que le impulsó hasta casi lograr la victoria en la anterior contienda electoral es suficiente para conquistar el triunfo en esta ocasión. ¿Puede ser Sanders el 46º presidente de Estados Unidos? 

Sus grandes ventajas

Importante apoyo de las bases: Sanders no es un 'tapado' en la carrera por la nominación, sino uno de los líderes demócratas con más apoyo entre las bases del partido. Una reciente encuesta en Iowa arrojaba que el 19% de los votantes que acudirán a los caucus del Partido Demócrata piensan apoyarle. Es, por tanto, la segunda figura demócrata con más apoyo, solo por detrás del expresidente Joe Biden, que todavía no ha hecho pública su intención de presentarse.

Voto joven y rural: Una de las grandes ventajas de Sanders es que cuenta con un gran apoyo entre los votantes jóvenes y los habitantes del medio rural, en su mayoría blancos. En 2016, logró importantes triunfos frente a Clinton en estados de clara mayoría blanca como Míchigan o Wisconsin, estados en los que más tarde la ex Secretaria de Estado perdería frente a Trump. El senador de Vermont también tiene fuertes apoyos entre los votantes más decepcionados con el sistema político (muchos de los cuales votaron a Trump en las pasadas elecciones) y entre los electores que se definen como independientes.

El 'socialismo' ya no da miedo: Uno de los grandes triunfos de Sanders ha sido lograr que su discurso, con un claro enfoque social y progresista, haya calado en la sociedad estadounidense. Una encuesta de Gallup mostró que 2016 fue el primer año en el que los votantes del Partido Demócrata valoraron más positivamente el socialismo que el capitalismo.

Líder indiscutible entre los pequeños donantes: Durante la campaña de 2016, Sanders logró reunir más de 100 millones de dólares provenientes de donaciones de menos de 200 dólares. Un 77% del dinero que reunió su campaña durante la campaña para ser reelegido en el Senado durante las pasadas elecciones legislativas vino de pequeños donantes, más que ningún otro candidato, ya fuera demócrata o republicano.

Sus principales inconvenientes

Ya no está solo: El discurso progresista que enarboló Sanders en 2015 le impulsó en la carrera por la nominación demócrata. Sus ideas, rompedoras en la siempre tradicional y liberal política estadounidense, le hacían diferenciarse del resto de candidatos. Hoy, la situación ha cambiado y el ala más izquierdista del Partido Demócrata está mucho más concurrida. Kamala Harris, Cory Booker o Elizabeth Warren defienden, por ejemplo, el 'Medicare para todos', al igual que lo hacía Sanders unos años atrás.

No es la figura más 'elegible': Según una encuesta de la Monmouth University, el 56% de los votantes demócratas quieren un candidato que, ante todo, sea capaz de ganar a Trump, independientemente de si están de acuerdo o no con sus propuestas electorales. Figuras más centristas y 'pragmáticas' como Kamala Harris o Beto O'Rourke podrían evitar que los votantes más centristas pudieran acabar votando a Trump por miedo a un Partido Demócrata demasiado echado hacia la izquierda.

Poco voto negro: Para lograr la nominación demócrata, Sanders deberá mejorar sus números entre los votantes negros. En 2016, pese a que Sanders logró igualar a Clinton entre los votantes blancos, quedó muy lejos de los apoyos de la ex Secretaria de Estado entre el electorado negro. Para 2020 la cosa se complica: dos candidatos de raza negra (Kamala Harris y Cory Booker) acapararán gran parte del apoyo entre los votantes negros. Además, en el caso de que Joe Biden entre en la contienda por la nominación, su pasado como vicepresidente de la Adminsitración Obama puede también granjearle apoyos entre este electorado.

Con 77 años, Sanders está ante su última oportunidad para asaltar de una vez por todas la Casa Blanca. Primero tendrá que derrotar a sus compañeros de partido para más tarde enfrentarse a un Trump que ya se ha puesto manos a la obra para preparar las presidenciales de 2020 y que lleva ya desde 2017 recaudando dinero para lograr reeditar su mandato en el Despacho Oval. La carrera será larga, pero la revolución de Sanders confía en llegar hasta la meta, y esta vez hacerlo el primero.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias México

Entérate

elEconomista.es
2019-01-22 19:20:32

Deuda: la carga que amenaza con descarrilar la economía global

La excesiva acumulación de deuda, que se aceleró desde la última crisis, es un riesgo que señalan muchos expertos e inversores como uno de los grandes peligros a los que se enfrenta el mundo.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Disney y McDonald's retiran sus anuncios de Youtube por comentarios pedófilos
Wall Street cierra con pérdidas ante malos datos económicos en Estados Unidos