elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
42.988,72
+0,62%
19,2476
-0,06%
55,90
-0,14%
1.321,36
+0,01%

La familia no permitirá la exhumación de los restos de Franco

Martín Alegre - 13:16 - 12/02/2019
0 comentarios
    Foto: Especial

    Los descendientes de Francisco Franco están decididos a plantar una dura batalla al Gobierno. No están dispuestos a dar su brazo a torcer y cuentan con recursos para hacerlo. Pedro Sánchez ha convertido casi en un asunto de Estado la exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos. Y es probable que no consiga salirse con la suya. Este viernes el Consejo de Ministros pone en marcha el proceso.

    Con los separatistas catalanes sentados en el banquillo de la Audiencia Nacional, el debate sobre los Presupuestos Generales del Estado el próximo miércoles (con casi todos los grupos en contra), y lo ecos de la sonada manifestación del domingo pasado, Pedro Sánchez ha dado órdenes este mismo lunes a la vicepresidenta Carmen Calvo para que el Gobierno prepare el decreto que disponga que los restos de Francisco Franco salgan del Valle de los Caídos.

    ¿Quiere Pedro Sánchez satisfacer a sectores progresistas de su partido y a esos aliados que están en desacuerdo con su política, en el momento más débil de su mandato?Así lo interpretan algunos pero, sea o no una cortina de humo, lo cierto es que el 22 de enero se acabó el plazo para que los que se oponían al traslado de los restos hicieran sus alegaciones.

    Se trataba de la propia familia; de la Fundación Nacional Francisco Franco; del prior benedictino Santiago Cantera y de la Asociación de defensa del Valle de los Caídos.

    Analizados los escritos, el Ejecutivo propone a los Franco que trasladen los restos a la tumba familiar del cementerio de El Pardo, donde está enterrada Carmen Polo, esposa del dictador. El Gobierno se niega a que la momia del general repose en la catedral de La Almudena junto a su hija Carmen y su yerno Cristóbal Martínez –Bordiú, como sería el deseo de la familia si finalmente el cuerpo del dictador sale del Valle.

    El Gobierno socialista se opone a que vayan a la catedral madrileña, alegando que convertirían el templo situado en un flanco del Palacio Real en un lugar de peregrinación y actos franquistas, con el consiguiente peligro de desórdenes públicos en pleno centro de la capital. El duelo judicial, mediático y dialéctico está servido.

    El caso es que Carmen Franco, más moderada que sus hijos, dijo en algunas conversaciones privadas que no le gustaba que sacaran a su padre del Valle pero tampoco se oponía de manera frontal. Y en todo caso, de ser así, por razones políticas o jurídicas, ella querría que estuviera en El Pardo junto a su madre.

    La figura histórica de Franco ha estado dormida o arrinconada en la memoria de los españoles durante 40 años y ha sido el Gobierno de Pedro Sánchez quien la ha resucitado y convertido en un debate nacional.

    Después de anunciar en primavera, poco después llegar a La Moncloa, que en septiembre sacarían los restos del dictador de un lugar destinado a víctimas de la Guerra Cvil (Franco sería verdugo pero no víctima), el ejecutivo se encontró con la oposición de la familia, con la ambigüedad del prior del Valle, que unas veces decía que acataría las órdenes del gobierno y otras dejaba su decisión en el aire.

    El arzobispado de Madrid miró siempre para otro lado. Y según la vicepresidenta Carmen Calvo, el Vaticano le dijo en Roma que el Papa estaba de acuerdo en que se llevaran de allí los restos del dictador, para poco después emitir un insólito comunicado asegurando que nada de eso habían prometido. Por otra parte el Ayuntamiento de El Escorial, al que pertenece el Valle, estaba de acuerdo con la exhumación atendiendo el dictamen elaborado por Patrimonio Nacional, que es el titular del Valle de los Caídos y favorable al traslado.

    Ahora, a los Franco siempre les queda acudir al Tribunal Supremo (y aseguran a Informalia que lo harán), para que suspenda los trámites de la exhumación hasta examinar el caso y entrar en el fondo del asunto.


    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar

    Flash de noticias México

    Entérate

    elEconomista.es
    2019-01-22 19:20:32

    Deuda: la carga que amenaza con descarrilar la economía global

    La excesiva acumulación de deuda, que se aceleró desde la última crisis, es un riesgo que señalan muchos expertos e inversores como uno de los grandes peligros a los que se enfrenta el mundo.



    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Ya hay 1,800 condenas por protestas de chalecos amarillos en Francia
    Hábitos musicales de los millennials ponen en riesgo sus oídos: OMS