elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
42.988,72
+0,62%
19,2476
-0,06%
55,90
-0,14%
1.321,87
+0,05%

Airbus invierte 260 millones en una nueva planta de ensamblaje en Alabama para el A220

Europa Press - 11:35 - 16/01/2019
0 comentarios
  • Airbus tiene intención de construir cuatro aviones A220 al mes en Alabama

tagsMás noticias sobre:
Foto: Archivo
Precio Variación Hora
111,06 +1,01%  +1,10 17:38:00
Grafico

Airbus amplía su presencia industrial en Estados Unidos e invertirá 300 millones de dólares (263 millones de euros), en la nueva instalación que construirá en la ciudad de Mobile para el ensamblaje de los A220.

La construcción de la planta, que se ubicará adyacente a la instalación de ensamblaje del A320 existente, comenzará a fines de este mes, y supondrá la creación de unos 400 nuevos empleos. Su primera fábrica en Estados Unidos la abrió en 2015 para el ensamblaje final de los aviones de la familia A320 de un solo pasillo.

Airbus tiene intención de construir cuatro aviones A220 al mes en Alabama con la primera entrega en 2020. La base de Montreal, donde se desarrolló el primer avión, está operando a un ritmo de unos 2.75 aviones A220 por mes, con intención de aumentar la capacidad a 10 por mes durante 2020.

El constructor ha destacado que el programa A320 va bien encaminado para poder lograr a mediados de 2019 un tasa de 60 aparatos de la familia A320 al mes.

Airbus quiere utilizar esta nueva planta para ensamblar los A220 de 110 y 130 asientos para aerolíneas estadounidenses, modelo del que ya ha recibido pedidos para 250 aviones en este mercado. Se espera que este segmento represente al menos 7,000 unidades a lo largo de los próximos 20 años.

El A220-300 es el modelo más grande de la nueva serie A220 desarrollado originalmente por la canadiense Bombardier, que frece una autonomía de hasta 3,200 millas náuticas (5,920 km). Hasta la fecha, cuenta con una cartera de pedidos de más de 500 aviones.

Airbus y Bombardier completaron su alianza estratégica en julio para impulsar este programa. Para ello el constructor europeo adquirió el 50% de la sociedad C Series Aircraft Partnership (CSALP), que produce el programa C-Series de pasillo único, la canadiense posee el 31% y el fondo Investissement Québec (IQ) controla el 19% restante.

La compañía ha ido aumentando progresivamente su producción con las líneas de montaje final en Hamburgo, Toulouse en Europa y fuera el Viejo Continente en Tianjin y Mobile, más la del A220 de Mirabel (Canadá).


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias México

Entérate

elEconomista.es
2019-01-22 19:20:32

Deuda: la carga que amenaza con descarrilar la economía global

La excesiva acumulación de deuda, que se aceleró desde la última crisis, es un riesgo que señalan muchos expertos e inversores como uno de los grandes peligros a los que se enfrenta el mundo.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Los cuatro escenarios que pueden dar salida a la crisis de Brexit en los próximos días
Theresa May sobrevive a la moción de censura y toma aire para enfrentar la crisis del Brexit