Dos nuevas denuncias de abusos sexuales ponen contra las cuerdas al candidato de Trump al Supremo

Víctor Ventura - 11:50 - 24/09/2018
0 comentarios
  • Dos nuevas acusaciones ponen en peligro el nombramiento

  • El escándalo amenaza con alejar aún más a las mujeres en las elecciones

La política estadounidense se acerca a una nueva crisis a 45 días de las elecciones legislativas y con las urnas ya abiertas en algunos estados. Después de que una denuncia de abusos sexuales sacudiera a Brett Kavanaugh, el candidato nombrado por Donald Trump para ocupar un asiento vacante en el Tribunal Supremo y consolidar una mayoría conservadora, dos nuevas acusaciones han puesto contra las cuerdas al juez y amenazan con manchar a todo el Partido Republicano, que se resiste a dejarle caer

La semana pasada, la profesora de la Universidad de Palo Alto Christine Blasey Ford acusó a Kavanaugh de intntar violarle en una fiesta en 1982, cuando el ahora juez, que "estaba muy borracho", tenía 17 años. La denuncia paralizó el proceso de votación a la espera de que ambos testificaran este jueves. Pero, precisamente pocas horas después de que Ford aceptara comparecer, dos nuevas acusaciones salieron a los medios.

Por un lado, la revista The New Yorker publicó una acusación de una mujer llamada Deborah Ramírez, que estudió en la Universidad de Yale con el juez en 1983, y que asegura que, en otra fiesta llena de alcohol, Kavanaugh "se desnudó, lanzó su pene contra su cara y le hizo tocarlo sin consentimiento". Poco después, el abogado Michael Avenatti -que representa a la actriz porno Stormy Daniels en su denuncia contra Trump- anunció que otra mujer con "información creíble" contra el juez le había contactado para representarle, y que había pedido al Senado que también la entrevistaran.

Las acusaciones contra Kavanaugh se enfrentan a un problema claro: la falta de pruebas, más de 30 años después, y la dificultad a la hora de encontrar testigos de aquellos sucesos. El juez niega rotundamente todas las acusaciones, y la Casa Blanca le apoya "hasta el final", según dijo Trump. Pero la cantidad de alegaciones es suficiente para poner en peligro su carrera, y la de los senadores republicanos que deben decidir a quién creen.

Una pesadilla electoral

La situación pone a los senadores republicanos en un brete. En un principio, votar sobre un candidato conservador sería una forma de demostar que han "cumplido sus promesas" electorales. Además, obligarían a los senadores demócratas de estados en los que ganó Trump a elegir entre votar a un juez conservador y enfadar a sus votantes más izquierdistas o rechazarle y alejar a los votantes conservadores que necesitan para sobrevivir en zonas más rurales.

El escándalo podría retroalimentar la huída de votantes femeninos del Partido Republicano

Sin embargo, la situación parece haberse dado la vuelta. Los demócratas pueden alegar que no van a apoyar a un candidato acusado de abusos sexuales -el año pasado, el Partido Demócrata obligó a dimitir a uno de sus senadores por ese mismo motivo-, mientras que son los republicanos los que tienen dos opciones nada deseables. Si ignoran las acusaciones y le confirman, tendrían que defenderse de acusaciones de machismo, mientras que si le dejan caer, se tendrían que enfrentar a sus seguidores más radicales que están denunciando una "conspiración izquierdista".

Mientras, las encuestas más recientes indican que una mayoría de estadounidenses está en contra de Kavanaugh, por un margen de unos 10 puntos, similar al de los demócratas en intención de voto. Las mujeres son las que más han aumentado su rechazo desde que surgieron las alegaciones. Y este es, precisamente, el segmento que más está cambiando su voto hacia los demócratas, por lo que el escándalo podría retroalimentar la huída de votantes por el flanco femenino.

"Votar cuanto antes"

La clave está en apenas un puñado de senadores republicanos. Los que representan a estados más conservadores, como Tom Cotton, de Arkansas, o Lindsey Graham, de Carolina del Sur, piden una votación rápida para confirmarle, dando las acusaciones por faslas o amortizadas. Pero un cuarteto de senadores moderados -Lisa Murkowski y Susan Collins, mujeres pro-aborto de estados disputados, o Jeff Flake y Bob Corker, senadores anti-Trump que no se han presentado a la reelección en noviembre- tienen la decisión en sus manos.

Mientras tanto, la Casa Blanca ha anunciado en varias ocasiones su apoyo absoluto a Kavanaugh. "Pase lo que pase, estaré con él hasta el final. Lo que están haciendo es algo político, lo más injusto", dijo Trump este lunes en una entrevista, en la que le calificó de "una persona excepcional". En twitter, también dudó de la veracidad de las acusaciones de la profesora Ford, porque "no puso denuncia en su momento y sale ahora tras 36 años". Mientras Trump no retire su apoyo, la candidatura de Kavanaugh seguiría en pie, aunque pierda la votación en el Senado o renuncie.

Por su parte, algunos políticos conservadores de segunda línea han advertido que "si hacen esto a Kavanaugh, pueden hacerselo a cualquier hombre". Precisamente uno de ellos, el portavoz del líder republicano en la comisión de Justicia del Senado, tuvo que dimitir por acusaciones de abusos sexuales, en lo que es hasta ahora la única víctima política del escándalo.

El riesgo para el Partido Republicano es que Kavanaugh pierda la votación o que el Senado le deje caer en las próximas semanas, con las elecciones en ciernes, y que el escándalo les cueste la mayoría en el Senado. Si eso ocurre, la nueva mayoría demócrata podría negarse a aprobar un candidato conservador -como hicieron los republicanos en 2016 con el candidato progresista de Barack Obama-, costándoles la deseada mayoría conservadora en el Tribunal Supremo. Eso sí que no se lo perdonarían las bases republicanas.


Comentarios 0

Flash de noticias México

ESPECIAL

www.economiahoy.mx
2020-12-15 22:21:16

Coronavirus, el antagonista en las expectativas empresariales 2021

Cada inicio de año representa para el sector empresarial una oportunidad de enmendar errores y abre un panorama de oportunidades para seguir creciendo. Sin embargo, el 2021 trae consigo nuevos retos por el covid.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
 Canadá importará marihuana de Colombia para surtir su mercado lúdico
Fernando Haddad, el sustituto de Lula, remonta en los sondeos y se consolida como candidato presidencial en Brasil