Trump y Putin se citan en Helsinki para una cumbre de resultado incierto

Europa Press - 5:48 - 15/07/2018
0 comentarios
  • La sombra de la injerencia rusa podría restar protagonismo a otros temas a tratar

Foto: Reuters.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, han esperado año y medio para celebrar una cumbre bilateral cuyo resultado se prevé incierto y que a buen seguro incluirá en la agenda los conflictos de Siria y Ucrania pero que tendrá como telón de fondo la supuesta injerencia rusa en la campaña electoral que terminó llevando al candidato republicano a la Casa Blanca.

Aunque Trump y Putin se han visto en dos ocasiones en este periodo, en la cumbre del G20 en Hamburgo en julio de 2017 y en la cumbre Asia-Pacífico (APEC) en Vietnam en noviembre, la de este lunes en Helsinki será su primera cumbre y también la primera entre los mandatarios de ambos países en ocho años, un periodo en el que la relación entre los dos antiguos enemigos de la Guerra Fría ha tocado su nivel más bajo.

El presidente estadounidense llega a su cita con Putin tras una agitada semana en la que ha participado en la cumbre de la OTAN, donde protagonizó un encontronazo con sus aliados a cuenta del gasto en defensa, y tras una visita a Reino Unido que ha estado marcada por las críticas iniciales realizadas a la primera ministra, Theresa May, sobre su postura respecto al Brexit. El propio mandatario ha reconocido que su encuentro con Putin era, quizá, la etapa "más fácil" de su periplo europeo si bien ha querido dejar claro frente a quienes dudan de su postura respecto a Rusia, ante sus frecuentes elogios a su presidente, que ve en este a "un rival" y no a "un amigo o un enemigo".

Sin embargo, su carácter impredecible y sus frecuentes salidas de tono --que han vuelto a quedar de manifiesto en los últimos días-- han generado temor respecto a cómo pueda transcurrir su encuentro con Putin y lo que pueda salir del mismo. "Si fuera un presidente estadounidense típico el que se fuera a reunir con el presidente ruso (...) podría ser una oportunidad para discutir cuestiones importantes de mutua preocupación, airear diferencias y buscar terreno común", afirma Susan Rice, antigua asesora de Seguridad Nacional de Barack Obama, "pero el presidente Trump es todo menos típico". Por ello, "los riesgos (de esta cumbre) son muchos y los beneficios, si los hay, son difíciles de discernir".

Asimismo, en un artículo en el 'New York Times', Rice advierte de que puesto que Trump "está bajo la profunda sospecha de estar en deuda de alguna manera con los rusos, nunca se le debería permitir reunirse solo con el mucho más experimentado, espabilado y preparado Putin". "Esta es una receta para el desastre", recalca, calificando de "locura" que se vaya a permitir un encuentro a solas entre ambos sin nadie que "tome nota".

La falta de experiencia de Trump es una preocupación compartida por otros expertos y veteranos diplomáticos estadounidenses. "El presidente Trump ha pasado casi toda su vida sin trabajar en política exterior, mientras que el presidente Putin ha pasado buena parte de su vida trabajando en política exterior y cuestiones de seguridad nacional", sostiene al respecto Michael McFaul, antiguo embajador en Rusia con Obama, que defiende que Trump debería preparar bien esta reunión y no dejarse llevar por su instinto, sobre todo porque Putin puede ser muy persuasivo. "El presidente estadounidense puede estar excesivamente centrado en la reacción inmediata de los medios y sobrestimar el poder de la química personal, tanto en general como en particular con Putin", previene por su parte el veterano diplomático Daniel Fried, autor de las sanciones contra Rusia bajo el mandato de Obama, en un artículo para Atlantic Council en el que repasa las cumbres de otros presidentes estadounidense con sus pares rusos. Fried advierte de que "la falta de atención del presidente por el detalle, junto con su impulsividad, pueden fácilmente generar malentendidos con desagradables consecuencias sobre el terreno". Asimismo, incide en que "las cumbres logran más (y arriesgan menos) cuando el acercamiento estadounidense al líder ruso se basa en una estrategia coherente, incluidos elementos de cooperación y elementos de presión", algo que no parece existir en la actualidad. El veterano diplomático considera además que la propuesta hecha por Trump de que Rusia vuelva al G8, del que fue expulsada por la anexión de Crimea en 2014, y su insistencia en reunirse con Putin mientras ha mostrado "desdén a verse con otros líderes amigos" pueden ser vistas por el presidente ruso "como debilidad y por tanto oportunidad".

Lo cierto es que Putin parece llegar a la reunión en una posición más cómoda que su homólogo estadounidense. "Putin tiene mucho que ganar y nada que perder", afirma Alina Polyakova en un artículo para el think-tank Brookings. El que se vea a los líderes de las dos grandes potencias reunidos "para decidir sobre la suerte del mundo es en sí mismo una victoria desde la perspectiva rusa", subraya la experta. Además, tras el precedente de la histórica cumbre entre el presidente estadounidense y el líder norcoreano, Kim Jong Un, en junio, que tampoco ofreció resultados concretos más allá de una promesa de desnuclearización por parte norcoreana, Polyakova cree que Putin y sus asesores saben que "tienen una gran oportunidad de conseguir grandes concesiones sin tener que acordar nada a cambio".

Prueba de que de la cumbre podría no salir resultados concretos es que no habrá una declaración final de ambos mandatarios, según desveló este viernes el Kremlin. Putin y Trump harán una declaración cada uno y ofrecerán una rueda de prensa conjunta pero "no habrá una declaración conjunta ya que no es algo obligatorio de este tipo de reuniones", explicó el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. Se espera que el encuentro privado entre ambos se prolongue por espacio de tres horas. En cualquier caso, como subraya Alexander Baunov, del Carnegie Moscow Center, Moscú y Washington acuden a Helsinki con expectativas distintas. "Para los rusos, es suficiente con que (la cumbre) se esté produciendo, y el simbolismo de una reunión es altamente satisfactorio en sí mismo. Trump, sin embargo, necesita más que unas fotos junto a Putin. Necesita ofrecer algo", subraya, sin que esté claro qué será conociendo lo amigo que es Trump de las "sorpresas".


Comentarios 0

Flash de noticias México

ESPECIAL

www.economiahoy.mx
2020-12-15 22:21:16

Coronavirus, el antagonista en las expectativas empresariales 2021

Cada inicio de año representa para el sector empresarial una oportunidad de enmendar errores y abre un panorama de oportunidades para seguir creciendo. Sin embargo, el 2021 trae consigo nuevos retos por el covid.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Papa trabajará con AMLO en proyecto de pacificación en México
Cerca de dos tercios de la población alemana considera a Trump una amenaza mayor que Putin