elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
43.602,25
+0,48%
19,3828
+0,16%
55,32
-0,05%
1.475,36
+0,07%

La guerra entre las facciones republicanas amenaza con hundir el 'Trumpcare'

Víctor Ventura - 10:08 - 7/03/2017
1 comentario
  • Los senadores moderados quieren mantener las ayudas a los más pobres

  • Los grupos más conservadores exigen eliminar todas las subvenciones

  • La ley no incluye ninguna de las promesas de Trump, que no da su opinión

tagsMás noticias sobre:
Los líderes republicanos en el Congreso y el Senado, Paul Ryan y Mitch McConnell. Foto: Reuters.

Un plan digno de "una caricatura de una panda de millonarios con sombrero de copa y bigotes". Poco menos que "Obamacare 2.0". Sus medidas tienen "pocas probabilidades de ser implementadas en la realidad". Todo parece indicar que "no se va a aprobar". Y estas son solo unas de las múltiples críticas de congresistas y figuras relevantes del Partido Republicano hacia la propuesta de reforma sanitaria presentada ayer por sus líderes, el futuro 'Trumpcare'. Tras siete años prometiendo un proyecto alternativo, los líderes del partido parecen haber logrado algo sorprendente: un proyecto de ley que no gusta a absolutamente nadie.

Esta propuesta es el resultado de meses de debates internos entre los republicanos y su responsable último es el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que terminó de diseñar la propuesta en secreto, en sesiones privadas a las que no se permitía la entrada ni a demócratas ni a gran parte de sus propios compañeros republicanos. Su gran problema era intentar cuadrar el círculo de las múltiples corrientes de su partido: la mayoría de diputados querían una opción conservadora, que eliminara prácticamente todo el contenido del 'Obamacare', mientras que los senadores, gobernadores y el propio Donald Trump querían lo contrario: mantener las ayudas a los más pobres, bajar los precios de las pólizas e incrementar el número de asegurados al máximo.

Mucho para unos, poco para otros

El resultado es un extraño término medio que no satisface a nadie. Para Avik Roy, asesor sanitario del anterior candidato presidencial republicano, Mitt Romney, el proyecto sirve para "quitarle ayudas a los trabajadores pobres para darle más dinero a los ricos" y hará la cobertura médica "impagable" para millones de personas. "Parece una caricatura izquierdista, pero es lo que hay", afirma. Por su parte, cuatro senadores de estados que se han beneficiado enormemente de la expansión de la cobertura pública para los más pobres han prometido bloquear la ley "si no mantiene esas ayudas". El proyecto las eliminará a partir de 2020, año electoral en el que varios de esos senadores tendrán que defender su escaño. Un voto negativo de tres de esos cuatro senadores bastaría para hundir el proyecto.

Por otro lado, el Comité de Estudio Republicano, una agrupación que incluye a 172 de los 237 diputados del partido en la Cámara de Representantes y que entre 2005 y 2007 dirigió el actual vicepresidente, Mike Pence, publicó ayer un documento analizando la ley. El análisis critica que el proyecto "supone mantener la base del 'Obamacare'" y fija permanentemente la idea de que el Estado debe pagar a los ciudadanos para que paguen su sanidad, algo que sus miembros rechazan. Además, temen que las ayudas a los más pobres no desaparezcan en 2020, sino que acaben siendo extendidas de forma indefinida cuando llegue ese momento. Por último, advierten de que "si los costes crecen, habrá que matener algunos de los impuestos que anula la ley o crear otros nuevos" para no aumentar el déficit. Hay que tener en cuenta que uno de los objetivos iniciales de esta reforma era, precisamente, reducir el gasto público en sanidad para poder justificar la bajada de impuestos que incluirá la futura reforma fiscal.

Mientras, en el extremo derecho, el ala más conservadora del partido, que llevaba siete años prometiendo la eliminación completa de la ley, considera que este proyecto es poco menos que una traición de las promesas hechas a sus votantes. El senador Rand Paul dijo que "no me apunté para apoyar un nuevo programa de gasto público", y promete que el proyecto "no se aprobará". Entre medias, algunos congresistas moderados quieren esperar a que la Oficina de Presupuestos del Congreso (OPC) analice la propuesta y calcule sus efectos. Sin embargo, las primeras proyecciones apuntan a que el resultado será que unos 20 millones de personas perderán su cobertura médica y que el precio de los planes y los copagos se disparará aún más, precisamente los dos aspectos que los republicanos más criticaron en los últimos meses. El liderazgo del partido quiere empezar la tramitación antes de que la OPC publique su análisis, pero no podrá evitar que salga a la luz en medio de los debates.

Y, entre tanto, la Casa Blanca no parece dispuesta a mojarse. En su discurso ante el Congreso, Trump abogó por crear un mercado único nacional de seguros médicos, algo que ni menciona este proyecto, y durante toda la campaña el magnate prometió cobertura "más barata y para más gente", justo lo contrario de lo que hace esta ley. En respuesta, su portavoz emitió un tímido comunicado alegrándose de que haya un proyecto en la mesa para "empezar a hablar". En twitter, en la mañana del martes, el presidente añadió que todas sus promesas se estudiarían "en una segunda y tercera parte" de la reforma.

Al final, el problema al que se enfrenta el Partido Republicano es que, a partir del 30 de abril, los demócratas tendrán derecho de veto ante cualquier proyecto que no se haya aprobado antes. Y, sin una nueva ley sanitaria, el partido no puede aprobar la reforma fiscal prometida. Los republicanos quieren aprobar sus dos principales objetivos legislativos sin contar con el apoyo de ningún demócrata, pese a no tener los votos suficientes para aprobar nada en solitario. Su única alternativa es aprovechar varios trucos legislativos para los que necesitan la unanimidad absoluta de sus congresistas y de la Casa Blanca. Y, en este caso, no parecen tener ninguna de las dos cosas.


Comentarios 1

1
pablo
08-03-2017 / 02:25
Puntuación -1   A Favor   En Contra

No pensarían los perroflautas que Trump les iba a permitir tener sanidad??

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2019-09-03 21:39:39

Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Sellafield, la <i>pesadilla</i> de las negociaciones del Brexit
Tribunal alemán rechaza acción contra Facebook