elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

La crisis del coronavirus aumenta la ciberdelincuencia

EconomíaHoy.mx - 7:17 - 25/03/2020
0 comentarios
  • El teletrabajo incrementa los riesgos debido a los dispositivos que tenemos en casa

tagsMás noticias sobre:
Foto: Archivo

Los ciberdelincuentes pueden aprovechar la crisis de la COVID-19 para atacar nuestros ordenadores, tabletas o teléfonos móviles y robarnos datos sensibles o personales. Es tiempo de confinamiento necesario y obligatorio que nos facilita pasar más tiempo conectados a la red y nos expone más de lo habitual a sus riesgos.

La crisis presente puede ser un caldo de cultivo para que habituales acciones maliciosas que se propagan por la red se cobren más víctimas, ya que buena parte de la sociedad está más tiempo conectada de lo habitual. "Las campañas maliciosas funcionan por estadística. Sus autores saben que existe un cierto número de usuarios, un porcentaje aunque sea pequeño, que va a caer", indican David Megías y Helena Rifà, investigadores expertos en ciberseguridad del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) en España.

Precauciones

Estos son algunos de los principales motivos por los que tanto los usuarios a título individual como las empresas deben tener presentes precauciones como las siguientes a fin de que los ataques informáticos que se aprovechan de la inestabilidad de este periodo no afecten sus dispositivos y la seguridad de sus datos.

1. Hay que informarse sobre las medidas de protección que pueden tomarse en función de cada caso. Según David Megías, director del IN3, aunque la población recibe "información sobre los riesgos y las vulnerabilidades de conectarse a internet, no cuenta con suficientes conocimientos sobre ciberseguridad". Hay que tener en cuenta que no es similar el grado de riesgo de hacer un uso lúdico de un teléfono móvil al de trabajar con datos sensibles de una empresa en un ordenador que tenemos en casa, especialmente si a raíz de la crisis debemos teletrabajar de forma intensiva. Igualmente, el confinamiento es una óptima oportunidad para aprender buenas prácticas para navegar de forma más segura.

Como una de las mejores formas de evitar riesgos es obtener información de calidad podemos aprovechar esta época para consultar portales de organismos oficiales que facilitan información detallada en materia de ciberseguridad.

2. Debemos tener contraseñas seguras. "Debemos contar con contraseñas seguras, no solo para acceder a nuestros correos o aplicaciones sensibles como las bancarias, sino también para cuando las claves se establecen por defecto, por ejemplo, en las conexiones wifi, passwords que debemos evitar mantener", puntualiza Helena Rifà.

3. Conviene familiarizarse con algunas de las prácticas maliciosas (malware) más comunes. Es el caso del phishing, que es la suplantación de la identidad legítima de organismos o empresas para engañar a los usuarios y pedirles datos sensibles, como los de carácter personal. El objetivo de sus impulsores puede ser desde "vender bases de datos con direcciones de correo electrónico hasta incluso conseguir datos bancarios, si son capaces de que los usuarios las revelen", apunta Megías. Otra práctica peligrosa común es el llamado ransomware o software de secuestro: los usuarios reciben un mensaje malicioso y por simplemente hacer clic en un enlace abren la puerta a la descarga de un programa que inutiliza el ordenador, lo que impide a los propietarios acceder a su información.

4. Los organismos oficiales no piden datos a los usuarios por correo electrónico. Aparte de que el correo electrónico solo suele ser un canal común para campañas publicitarias masivas, "no es la vía por la que nos solicitan nuestros datos personales", matiza el director del IN3. "Las entidades nunca nos pedirán datos por medio de un mensaje electrónico con un sencillo responder aquí, ya que la información sensible no se envía nunca de esta forma", refuerza Helena Rifà.

5. Debemos sospechar de los mensajes electrónicos cuyos remitentes no conozcamos. Según el investigador, una de las mejores maneras de asegurarse de ello es revisar si los dominios de las direcciones de correo son los habituales, tales como .es en el caso de un organismo del Estado, en lugar de .com o .org. "Incluso hay direcciones maliciosas que tienen unos códigos numéricos largos en sus usuarios. A veces, si revisamos los nombres que acompañan a las direcciones sospechosas no nos parecen peligrosas hasta que comprobamos cómo es el email que nos contacta, con un formato alfanumérico muy extraño", puntualiza el experto.

6. Hay que ser conscientes de que, aunque los filtros anti-SPAM o anti-phishing de nuestros servidores de correo funcionan bastante bien, a veces pueden fallar y no detectar algún mensaje malicioso.

7. Las aplicaciones de los markets oficiales, como Google Play o Apple Store, han sido revisadas y en principio son seguras. En cambio, "si nos descargamos una aplicación fuera de un market oficial, nos exponemos a un ataque malicioso para nuestro móvil o tableta. Si no estamos seguros, no deberíamos instalar ninguna aplicación que no sea de un escaparate oficial", confirma Megías.

8. Si teletrabajamos, debemos tratar con cuidado los datos sensibles de nuestras empresas. Los investigadores de la UOC ponen énfasis en las organizaciones que no acostumbran a trabajar de forma remota y que en pocos días no han tenido suficiente margen para implantar un plan de desarrollo del e-trabajo entre su equipo, teniendo en cuenta cómo reducir al mínimo posibles riesgos como los ciberataques. "Los atacantes aprovechan la falta de previsión del teletrabajo para introducir más malware en la red", opina Rifà. 

9. Al trabajar desde casa, tenemos que evitar hacer copias innecesarias de datos sensibles. Según los expertos de la UOC, tenemos que ser muy cuidadosos con los datos de la actividad profesional y guardarlos de forma temporal y excepcional en los dispositivos de nuestro domicilio. 

10. Difundiendo fake news ponemos en peligro nuestra ciberseguridad y la del resto de usuarios. Aumentar el ruido con contenido no veraz relacionado con cuestiones de interés general como la COVID-19 no solo perjudica a la sociedad con desinformación, sino que también puede propagar acciones maliciosas que contengan estas informaciones.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2020-02-28 23:40:13

50% de los mexicanos teme ser reemplazado por un robot

De acuerdo con una encuesta de la plataforma Udemy, en México 47% de los trabajadores cree que la inteligencia artificial y la automatización podrán desempeñar su trabajo en los próximos cinco años.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
El Nikkei de Tokio se dispara un 8% impulsado por Wall Street y el aplazamiento de JJOO
Coronavirus: países como Kazajstán y Vietnam comienzan a acaparar alimentos