elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

Bolsonaro echa el freno a sus reformas económicas por miedo a las protestas en Latinoamérica

Jaime Palacios - 5:18 - 5/12/2019
0 comentarios
  • El líder frena una reforma para prohibir la contratación de funcionarios

  • También preparaba recortes de sueldo para trabajadores públicos

  • La puesta en libertad de Lula complica la estabilidad en Brasil

Foto: Reuters.

Mientras las protestas se expanden por Latinoamérica, Brasil todavía permanece en calma. Y para que esta situación no cambie, el Gobierno de Bolsonaro ha decidido echar el freno a varias de las ambiciosas reformas económicas que está impulsando para sanear las cuentas y abrir los mercados de la mayor economía de la región.

Tras aprobar la polémica reforma de las pensiones, un recorte de las prestaciones que va a suponer un ahorro de 870,000 millones de reales (217,500 millones de dólares) en 10 años para las arcas del Estado, Bolsonaro se está preparando para llevar al Congreso nuevo proyectos que permitan seguir recortando el enorme déficit de Brasil. El ministro de Economía, Paulo Guedes, tiene en el disparadero tres reformas que necesitan de cambios en la Constitución para ser aprobadas, destacando por encima del resto el proyecto para reducir la Administración. Bolsonaro no se atreve, sin embargo, a tocar los privilegios de los trabajadores públicos en un momento en el que Brasil está rodeado por protestas que sacuden a las naciones vecinas. Guedes ya admitió en una reciente entrevista a 'O Globo' que el Gobierno ha echado el freno a las reformas "por una cuestión del tiempo político".

Pese a asegurar que actuarán con precaución, Guedes aprovechó sus palabras en el diario brasileño para garantizar que el Gobierno intentará "vender todo" para reequilibrar las cuentas públicas y anunció que están estudiando llevar a cabo "un proyecto de privatización" que podría dejar 250,000 millones de reales (unos 60,000 millones de dólares) en las arcas brasileñas, aunque evitó dar detalles del mismo. "Implementaremos reformas de corte liberal para retomar el camino del crecimiento sostenible", sentenció, para reducir así el riesgo de que "se repita lo que ha sucedido en Argentina".

De momento, Bolsonaro ya ha dado luz verde a la privatización de las principales atracciones turísticas del país. El Parque Nacional de Iguazú, que alberga las famosas cataratas; Jericoacoara, donde se encuentran algunas de las mejores playas del país y el Parque Nacional de los Lençois Maranhenses, un conjunto de dunas blancas separadas por lagunas de agua dulce cuyo color varía de azul a verde, serán entregadas al sector privado.

¿Qué reformas quedan por hacer?

La reforma de las jubilaciones es solo la punta del iceberg del plan del Gobierno de Bolsonaro para impulsar la economía en el gigante sudamericano y acabar con el crónico déficit fiscal, que equivale al 6.32% del PIB. Entre las medidas que se encuentran pendientes de su aprobación en el Congreso se encuentra el denominado 'PEC de emergencia", un proyecto impulsado personalmente por Guedes que pretende prohibir de manera temporal la promoción y contratación de nuevos funcionarios e impulsar la reducción de jornada y sueldo de los actuales. En conclusión, un auténtico suicidio político para Bolsonaro tal como están las cosas en la región.

Junto a esta polémica medida, también figura un plan para invertir parte de los 281 fondos públicos que cuentan con unos 200,000 millones de reales (unos 47,000 millones de dólares) en pagar parte de la deuda pública. Por último, figura el "Pacto federal", con el que se quiere impulsar la descentralización del país para que los estados y municipios tengan más autonomía en la gestión de sus recursos. De acuerdo con Guedes, el proyecto dará a cada región 500,000 millones de reales (unos 125,000 millones de dólares) durante los próximos 15 años y reducirá los gastos del Estado. Bolsonaro confiaba tener aprobadas estas tres reformas para mediados de 2020, pero desde el Gobierno ya deslizan que no hay fecha para su promulgación.

Lula ya ha dicho que está dispuesto "a dar batalla" contra las políticas del presidente

El pueblo brasileño ya salió a la calle en 2013. Lo que comenzó como una protestas por la subida del precio del autobús, al igual que en Chile, acabó transformándose en un movimientos contra la corrupción y la clase política que sacudió el país. El movimiento acabó precipitando la destitución de Dilma Rousseff y la llegada de Temer al poder y creando el caldo de cultivo que ha terminado provocando la victoria de Bolsonaro.

El líder conservador logró el triunfo con el 55.2% de los votos en la segunda vuelta frente al 44.8% de su rival de izquierda, Fernando Haddad. Hoy, las encuestan le dan menos de un 30% de aprobación y la salida de la cárcel del expresidente Lula da Silva solo ha hecho empeorar la popularidad del actual mandatario. Lula ha vuelto a revitalizar a la oposición, huérfana de una cabeza visible desde la victoria de Bolsonaro", y ya ha dicho que está dispuesto "a dar batalla" contra las políticas del presidente. Con el político con más influencia del país llamando a la población a manifestarse y Bolsonaro avisando que "las Fuerzas Armadas están preparadas por si se producen en el país protestas similares a las de Chile", ¿cuánto tiempo durará la calma en Brasil?


Comentarios 0

Flash de noticias México

ESPECIAL

www.economiahoy.mx
2020-09-23 12:34:55

Fiestas Patrias: la celebración que no sucumbe ante el covid-19

Esta edición especial de Economía Hoy pretende contar cómo, además de festejar, en México se vive el mes patrio como una oportunidad para salir adelante de la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
AMLO se reunirá mañana con fiscal general de Estados Unidos
Autobús deja al menos 12 personas muertas tras volcarse en una carretera en Chihuahua