elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
43.611,84
-0,47%
19,1968
+0,01%
57,25
+0,03%
1.483,55
-1,52%

La Fórmula 1 en México: un éxito económico y de organización

G. Urdiales - 20:02 - 28/09/2016
0 comentarios
    Nico Rosberg ganó en la CDMX en 2015. Foto: Getty.

    El Gran Premio de México de 2015 tuvo un beneficiario evidente, el alemán Nico Rosberg, que terminaría siendo el subcampeón de Fórmula 1 ese año, tras su compañero en el equipo Mercedes, Lewis Hamilton. Pero los resultados para México en su conjunto también fueron satisfactorios.

    En marzo se dieron a conocer las cifras oficiales del impacto de la Fórmula 1 en 2015, tras el estudio realizado por la consultora americana Aecom y empresa especializada Formula Money. Las cifras hablan por sí solas.

    El evento atrajo a más de 330,000 espectadores; fue la segunda carrera con más afluencia de público del campeonato, sólo por detrás del Gran Premio de Silverstone, de gran tradición. Ello se tradujo en una aportación a la economía de 223 millones de dólares.

    La exposición mediática global contribuyó otros 265 millones, que se suman a los beneficios obtenidos de la remodelación del Autódromo Hermanos Rodríguez, que concluyó en octubre: más de 230 millones de dólares. En total, la derrama ascendió a casi 721 millones.

    Repercusión global

    El Gran Premio de México tuvo asimismo consecuencias sobre el empleo, con la creación de 13,500 nuevos puestos, que generaron ganancias en salarios por un importe aproximado de 79 millones de dólares.

    El evento ocasionó un incremento en ventas de habitaciones de hotel por unos 18 millones; aparte, los visitantes foráneos gastaron en México alrededor de 16 millones de dólares, sin contar el precio de las entradas para la carrera.

    La competición, que es una de las más seguidas del planeta, presenta el beneficio añadido de colocar a México "en uno de los escaparates mundiales más importantes", en palabras de la entonces titular de Turismo de México, Claudia Ruiz Massieu. La carrera fue retransmitida en 185 países, por medio de 119 televisoras, con una recepción total de más de 1.550 horas de cobertura.

    La marca México exhibida en la pista fue la segunda con mayor presencia en televisión de todo el campeonato: fuentes oficiales cifran el impacto en unos 43 millones de dólares. Además, durante la semana del evento se publicaron más de 11,000 artículos en prensa sobre el Gran Premio, con una repercusión de cerca de 2.000 millones de personas.

    Un análisis completo del alcance mediático no puede dejar fuera las redes sociales: más de 2,318 millones de impresiones generadas que llegaron a 87 millones de usuarios de todo el mundo. En Twitter, las etiquetas "GPMexico" y "F1" se convirtieron en tendencia global, con el resultado de una interacción del 80% en los mercados internacionales, y del 20% en México. Los usuarios compartieron más de 350,000 fotos durante los tres días del evento.

    La prueba más evidente del éxito obtenido por México en su regreso a la élite de las carreras de monoplazas es el premio recibido del organizador, la FIA, al mejor evento de la temporada 2016. Un galardón que recibió también en 1986.

    El secretario de Turismo de México, Enrique de la Madrid, ha destacado que "el activo más importante al respecto con el que contamos en materia de turismo somos los mexicanos, la calidad y calidez que tenemos es incomparable. Eso se demuestra día a día y en eventos de clase mundial como lo es la Fórmula 1".

    El buen desempeño logrado en la organización ha contribuido a elevar el perfil internacional de México como sede de eventos con repercusión internacional. Un ámbito en el que el país cuenta con una experiencia notable

    Por el tercer Mundial

    En el ramo de las grandes competiciones deportivas, es justo señalar el papel de México como sede, en dos ocasiones, de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA. La primera llegó en 1970, cuando su candidatura fue la más votada, por delante de Argentina.

    La segunda, en 1986, tras la retirada de Colombia y frente a candidatos como Estados Unidos y Canadá. Con estas credenciales, el pasado marzo Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol Asociación, reiteraba el deseo de México de albergar el Mundial de 2026 y convertirse en el primer país que lo logra tres veces. "Ser el anfitrión de la mayor fiesta del mundo es un honor y significa mucho para el país", afirmó De María en rueda de prensa.

    En 1999 organizó la Copa Confederaciones, que se saldó, a la sazón, con la victoria de la selección anfitriona. Este torneo es considerado segundo en importancia de los organizados por la FIFA, tras el Mundial, y enfrenta a ocho equipos provenientes de las seis confederaciones que integran el máximo organismo del fútbol mundial. Casi un millón de personas, una media de más de 60,000 por partido, presenciaron a la competición.

    Las canchas de baloncesto de México también centrarán la atención de millones de espectadores: la NBA visitará la capital en enero; los aficionados podrán ver in situ a los Phoenix Suns enfrentarse a los San Antonio Spurs y los Dallas Mavericks. El comisionado de la NBA, Adam Silver, recalcó que la relación de la NBA con México es larga -desde 1992 se han disputado 24 encuentros en el país- y que "estamos encantados de llevar dos encuentros de temporada regular allí por primera vez".

    La cercanía con la primera potencia mundial también se ha dejado notar en el béisbol. En marzo, Ciudad de México albergó dos partidos de las Grandes Ligas (Major League Baseball), la competición de mayor nivel de los Estados Unidos. En esa ocasión, el estadio Fray Nano albergó los partidos entre los Padres de San Diego y los Astros de Houston.

    La Ultimate Fighting Championship (UFC), la mayor empresa del mundo de promoción de artes marciales mixtas, también ha probado la hospitalidad mexicana, con éxito. El primer evento de esta clase organizado en México fue el UFC 180: Werdum vs. Hunt, en noviembre de 2014. Las 21,000 entradas disponibles se agotaron en ocho horas.

    México se convirtió así en el segundo país de Latinoamérica en albergar un evento de la UFC. La próxima cita será la cuarta en territorio azteca, con motivo de la final de la tercera edición del reality show The Ultimate Fighter Latinoamérica.

    Los días 18 y 19 de septiembre de este año, la ciudad de Cozumel fue escenario de la gran final del Campeonato Mundial de Triatlón 2016; era la tercera vez en su historia, tras las citas de 1995 y 2002 en Cancún y Quintana Roo. México participó también con sus atletas en un torneo al que acudieron cerca de 6,000 deportistas procedentes de 70 países.

    Al margen de lo que ocurra con la designación de la sede del Mundial de 2026, México tiene al menos tres eventos deportivos globales en el disparadero. 900 atletas de al menos 60 países concurrirán en 2017 a los campeonatos mundiales paralímpicos de levantamiento de pesas potencia (powerlifting) y paranatación, de nuevo en Ciudad de México. Asimismo, el país será sede del Campeonato Mundial de Tiro con arco en octubre de 2017.

    Foro de negocios

    Otros eventos confirman la creciente presencia de México en foros internacionales. Cabe destacar que, por primera vez, el país será sede de la Asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de la que es miembro fundador. La OEA es el máximo foro de diálogo y cooperación de América, y la Asamblea General es su órgano supremo.

    Del 4 al 17 de diciembre de este año, la decimotercera Conferencia de las Partes (COP) de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica reunirá en México a los delegados de los 196 países que integran la organización supranacional.

    Y del 26 al 30 de septiembre, Guadalajara es sede del 67 Congreso Internacional de Aeronáutica, que propiciará la visita al país de 5,000 especialistas de 80 países, refrendando el perfil tecnológico de la industria mexicana.

    Todo ello son ejemplos del potencial de México en un rubro que suele denominarse turismo de negocios, y que representa un nicho creciente de la economía nacional. En la actualidad, la industria de reuniones alcanza el 1.5% del PIB mexicano y el 17.5% del valor de la derrama por turismo en el país. Genera alrededor de 890,000 empleos en todo el territorio nacional.

    Y es que los turistas de reuniones gastan en promedio 1,252 dólares per cápita, una cantidad superior al gasto medio del turismo internacional, y ocupan 32.8 millones de noches de hotel al año. Según datos oficiales, en México se llevan a cabo más de 266,000 reuniones al año, a las que asisten alrededor de 29 millones de personas.

    El subsecretario de Calidad y Regulación de la Secretaría de Turismo de México, Francisco Maas Peña, señaló en enero que, por su dinámica, el turismo de negocios y convenciones trae consigo beneficios importantes que cooperan al crecimiento sostenido del turismo en México, ya que permite mejorar la ocupación en temporadas bajas, eleva la estadía promedio en el país, impulsa la creación y desarrollo de microempresas y pymes, y apoya la generación y distribución del ingreso por turismo en las localidades receptoras.

    Durante 2014 se llevaron a cabo en México 165 congresos mundiales, con la participación de más de 86,000 personas que generaron una derrama de más de 106 millones de dólares. Cifras que ubicaron al país en el número 21 del ranking mundial 2015 por congresos internacionales realizados.

    Maas Peña ofrecía estos datos en la inauguración de las obras del Centro Internacional de Yucatán, que añadirá casi 50.000 metros cuadrados de construcción, con capacidad, en diferentes configuraciones, para 6,000 personas.

    Son cifras que se añaden a la ya extensa capacidad del país: no menos de 55 centros de convenciones, 259 espacios de reuniones en 34 ciudades, 3,100 hoteles de lujo, 495,000 habitaciones y más de un millón de metros cuadrados para exposiciones.

    El futuro se presenta esperanzador, a la luz de las inversiones comprometidas en sectores de alto valor añadido como la automoción, las telecomunicaciones o la energía. Las estimaciones de la dependencia del Gobierno apuntan a que, en 2015, los viajeros de negocios dupliquen a los registrados sólo ocho años antes, rondando los 8.4 millones.

    El informe anual de la Asociación de Congresos y Convenciones Internacionales (ICCA, por sus siglas en inglés) para 2015 sitúa a México en el puesto 22 del mundo en número de reuniones, que cifra en 195. Ciudad de México ocupa el lugar 37 en la clasificación, con 63 encuentros celebrados. En América, México representa el cuarto escalón, por detrás de Estados Unidos, Canadá y Brasil; Ciudad de México, el octavo.

    El buen desempeño económico y la ambición de las reformas estructurales emprendidas en los últimos años hacen prever que México siga su tendencia alcista en esta clasificación y replicar el éxito obtenido con la Fórmula 1.


    Comentarios 0

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2019-09-03 21:39:39

    Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

    Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.



    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    El asfalto más rápido de la F1: 364,3 km/hora
    'Checo' Pérez con arranque prometedor en el Gran Premio Malasia