elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
43.405,43
+0,53%
19,1170
-0,05%
53,64
+0,24%
1.487,17
+0,22%

El asfalto más rápido de la F1: 364,3 km/hora

Miguel Ángel Linares - 19:34 - 28/09/2016
0 comentarios
  • El renovado Hermanos Rodríguez vuelve a ser cita fundamental del Mundial de F1

Foto: Getty.

Veintitrés años son muchos años de abstinencia mexicana de Mundial de Fórmula 1. Tras el Gran Premio celebrado en 1992, en el que se impuso el inglés Nigel Mansell, las voces discordantes con la seguridad y la confortabilidad del asfalto del Autódromo Hermanos Rodríguez de Ciudad de México convencieron a los mandamases del Gran Circo, que dieron por concluida la segunda era de la F1 en territorio mexicano y condicionaron su regreso a una profunda renovación del circuito. En 2015, y con el deber cumplido, la velocidad volvió a ser protagonista de un trazado con más de medio siglo de historia.

La Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca es un área de esparcimiento muy cercana al centro de Ciudad de México, y próxima también al aeropuerto de la ciudad. La principal atracción de este macrocomplejo es el Autódromo Hermanos Rodríguez, bautizado en sus inicios como Circuito Magdalena Mixhuca. Diseñado por Óscar Fernández Gómez Daza, se construyó en 1959, y tres años después ya albergó su primer Gran Premio de Fórmula 1, si bien ese primer año no era puntuable para el Mundial.

En sus inicios, la longitud del circuito era de cinco kilómetros justos, y su principal atractivo radicaba en la última curva, la que daba pasa a la recta final, un inmenso óvalo llamado La Peraltada, al más puro estilo del circuito italiano de Monza. Fue en esa curva donde encontró la muerte en 1962 el piloto mexicano más célebre de la época, Ricardo Rodríguez, piloto oficial de Ferrari, si bien corría con un Lotus. Aunque se habló de una posible rotura de la suspensión o a que se desprendió una de las ruedas del monoplaza, el análisis posterior al accidente determinó que Ricardo, en la sesión de entrenamientos el día anterior a la carrera, entró pasado de velocidad en una curva tan complicada, y el coche se le fue de la trasera, iniciando una serie de golpes contra el guardarraíl a ambos lados de la pista, a consecuencia del cual el piloto mexicano se estrelló contra la misma valla de seguridad. Murió en el acto.

Un circuito muy técnico

A pesar de tan funesto bautismo, el Gran Premio de México se disputó durante todo el resto de la década de los 60, siendo además el último Gran Premio de la temporada, con la dosis de emoción que ello añadía a la propia celebración de la carrera. El Circuito Magdalena Mixhuca estaba considerado por aquel entonces como uno de los más técnicos del Mundial, además de uno de los más rápidos, gracias en parte a su recta principal, de casi kilómetro y medio de longitud.

Por su asfalto volaron los mejores pilotos de la época: Jim Clark, Graham Hill, Jack Brabham, John Surtees, Bruce McLaren, etc. Y por supuesto, también Pedro Rodríguez, el único piloto mexicano hasta la fecha que ha ganado un Gran Premio de Fórmula 1 (en realidad ganó dos: Sudáfrica 1967 y Bélgica 1970). El hermano mayor del fallecido Ricardo fue el gran ídolo mexicano durante toda una década, y la locura que se desataba cada año en el Magdalena Mixhuca con la disputa del Gran Premio de México, con más de cien mil enfervorizados aficionados invadiendo en ocasiones las zonas de seguridad del circuito, como ocurrió en 1970, cuando el propio Pedro Rodríguez y la leyenda Jackie Stewart tuvieron que dar una vuelta al circuito pidiendo por favor a la gente que se retirara de dichas zonas.

'Hermanos Rodríguez'

Todas estas circunstancias obligaron a suspender la celebración del Gran Premio de México durante 16 largos años. En 1986, el Circo volvió a la Ciudad de México, a un circuito nuevo, tanto en gran parte de sus instalaciones (con la construcción de un nuevo cockpit) como en el nombre del mismo, pues desde 1973 se denominaba "Autódromo Hermanos Rodríguez", en homenaje a los dos mejores pilotos mexicanos de la historia hasta el momento, los hermanos Ricardo (muerto en un accidente en la famosa Parabólica en los entrenamientos del G. P. de México de 1962) y Pedro Rodríguez (fallecido también en accidente en 1971).

Durante siete años, el Hermanos Rodríguez volvió a ser una cita importante del calendario del Mundial de Fórmula 1, y por su asfalto volaron nombres míticos como Ayrton Senna, Alain Prost, Riccardo Patrese o Gerhrd Berger, ganadores en al menos una ocasión del G. P. de México en ese periodo 1986-92.

Y 23 años después...

Pero los sempiternos problemas de seguridad volvieron a sacar a la Ciudad de México del calendario de la Fórmula 1. Debido a que la región sobre la que se asienta el circuito es geológicamente activa, el trazado del Hermanos Rodríguez está continuamente bacheado, y si a ello le añadimos la altitud (2,285 metros sobre el nivel del mar), la cual afecta sobremanera a la altísima tecnología de diseños y motores de la Fórmula 1, la cita mexicana no era de las más agradables para los sensibles equipos de aquellos primeros años 90.

Con el fin de la segunda etapa del Gran Premio de México de F1, el complejo Magalena Mixhuca miró a un futuro sin los monoplazas del Circo (aunque siguieron disputándose competiciones automovilísticas como la Nascar mexicana, entre otros), y el Autódromo Hermanos Rodríguez vio cómo otro tipo de espectáculos invadían sus instalaciones. De esta época (1993) data la construcción del popular Foro Sol, una gran tribuna emplazada en el interior de la mítica Peraltada. Esta tribuna, con capacidad para casi 40.000 personas, tuvo sus orígenes en unas gradas provisionales que se instalaron aquel año para un concierto de Madonna. Ante el éxito de la convocatoria, se decidió construir una tribuna permanente, que se ha llegado a convertir en uno de los recintos de ocio más populares de la Ciudad de México tras su inauguración en 1997. Por allí han pasado figuras de la música de la talla de Paul McCartney, Rolling Stones, Pink Floyd, Shakira, AC/DC, Pearl Jam, Guns 'n' Roses, U2, Metallica, David Bowie, Red Hot Chili Peppers, The Police, Justin Beaber, Lady Gaga, Coldplay, etc.

El Foro Sol también se dedicó al béisbol, deporte muy popular en México, y fue durante 14 temporadas el hogar del equipo de los Diablos Rojos de México.

Pero el recuerdo de los grandes momentos vividos en las dos etapas en que el Gran Circo había visitado el antiguo Circuito Magdalena Mixhuca seguía muy vivo, y las autoridades mexicanas apostaron muy fuerte por la vuelta al calendario del G. P. de México. Pero las exigencias de la FIA eran muy duras. El circuito y sus instalaciones estaban obsoletas, y de ninguna forma cumplían los mínimos establecidos en seguridad y comodidad para la disputa de una carrera de Fórmula 1 del siglo XXI. Pero en México no se dieron por vencidos y se pusieron manos a la obra para que los Alonso, Hamilton, Vettel y compañía rodaran por el asfalto en el que los grandes mitos de la historia de la Fórmula 1 habían firmado grandes gestas.

De esta manera, el Autódromo Hermanos Rodríguez comenzó la mayor remodelación de su historia. Su bacheado asfalto fue renovado íntegramente; con el foco en la seguridad, se añadió una malla para absorber el impacto de choques en todo el circuto, y la mítica Peraltada sufrió una cirugía agresiva que la partió por la mitad, creándose una serie de curvas a modo de gran chicane que desembocan a medio camino de la Peraltada, que pierde así la mitad de su trazado. ¿Y por dónde pasa esta variante? Pues por en medio del Foro Sol, partiendo en dos la gran grada del famoso complejo de ocio, convirtiéndose en uno de los tramos más espectaculares del mundo del automovilismo, con los bólidos literalmente rodeados por más de 30,000 enfervorizados fans.

Además, la inversión que se realizó de 360 millones de dólares permitió también crear una nueva zona de boxes, un hospital, una zona VIP y un complejo nuevo de gradas que elevó la capacidad del autódromo hasta las 120.000 plazas. Una inmersión definitiva del mítico trazado mexicano en el siglo XXI.

Vuelve la Fórmula 1

De esta forma, el mayor espectáculo del mundo del automovilismo volvió por fin a la capital mexicana en 2015 con la disputa de una nueva edición del G. P. de México.

En la ronda de calificación ya se vio lo que podía dar de sí el nuevo trazado del Hermanos Rodríguez, pues Felipe Massa (Williams), firmó unos espectaculares 364,3 kilómetros por hora en la recta principal, la velocidad más alta alcanzada la temporada pasada por un monoplaza en la Fórmula 1.

El Hermanos Rodríguez, de esta forma, se situaba en el peldaño más alto de los circuitos más veloces del calendario, por encima incluso del mítico trazado de Monza (Italia).

En cifras, el Gran Premio de México 2016 se correrá en el Autódromo Hermanos Rodríguez, que ahora tiene una longitud de 4,304 kilómetros. Su velocidad media es de 192,43 km/h; la distancia desde la línea de salida hasta la primera curva es de 948 metros; la aceleración máxima es de 16 segundos (1,259 metros); durante el 54% su recorrido se lleva el acelerador pisado a fondo, y el freno un 21%; el pitlane dura 11.8 segundos más la parada en boxes; en total, se cambia de marcha 77 veces por vuelta; y el consumo es elevado, 1.3 kilos por vuelta.

Con todo ello, la Fórmula 1 volvió por fin a México 23 años después del último Gran Premio, en 1992. En 2015, el vencedor del revivido G. P. de México fue el alemán Nico Rosberg, actual líder del Mundial, en plena lucha con su compañero de equipo, el inglés Lewis Hamilton. ¿Volverá a ser México fundamental en el Mundial de F1?


Comentarios 0

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2019-09-03 21:39:39

Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Fórmula Uno tendría 21 carreras para 2017; GP de México se correría el 5 de noviembre
La Fórmula 1 en México: un éxito económico y de organización