elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

Ejecutivos reciben jugosas bonificaciones pese a quiebras de sus empresas

Bloomberg - 10:25 - 14/07/2020
0 comentarios
  • 19 de las 100 empresas que se han declarado en bancarrota durante el confinamiento pagarán bonos a sus directivos

Jill Soltau, líder ejecutiva de JC Penney. Foto: Bloomberg

Antes de las quiebras vinieron las bonificaciones: 10 millones de dólares en JC Penney, 25 millones en Chesapeake Energy, 1.5 millones para Hertz Global Holdings.

Eso es lo que se prometió a los ejecutivos solo semanas o, en algunos casos, días antes de que la empresa se declarara en bancarrota. De las aproximadamente 100 grandes compañías que se han declarado en bancarrota desde que comenzaron las medidas de aislamiento por el coronavirus, 19 de ellas se han comprometido a pagar un total de 131 millones de dólares en bonificaciones de retención y rendimiento, tanto antes como después de la solicitud de quiebra, una cifra que aumentará ya que un récord de estadounidenses está sin trabajo y la pandemia se propaga.

Las compañías dicen que necesitan mantener sus equipos directivos para que ayuden a los consultores a reparar el daño, incluso si ello significa recompensar a las personas que estaban a cargo cuando el negocio comenzó a hundirse. El momento de algunas de las bonificaciones, antes de la solicitud, evita que los acreedores se opongan legalmente, ya que estos no pueden bloquear dichos pagos a menos que se realicen después de que un caso llegue a los tribunales.

La práctica no es nueva, pero el contexto no tiene precedentes. La economía está cayendo en picada, y mientras otros miles de estadounidenses podrían perder sus empleos en la bancarrota de JC Penney, el pago de 4.5 millones de dólares a su líder ejecutiva Jill Soltau (quien para ser justos asumió el cargo en 2018, cuando la compañía ya llevaba décadas en declive) es casi un hecho, al igual que otros pagos.

"Creemos que son realmente ofensivos a la luz del salario medio de los trabajadores, las reducciones en los beneficios y los despidos debido a los cierres de tiendas", dijo Julie Farb, directora del Centro de Investigación Estratégica de AFL-CIO, una federación de 55 sindicatos. "El entorno actual de covid lo empeora todo".

De acuerdo con la ley, los acreedores de las empresas y el Fideicomisario de EE.UU., que supervisa las bancarrotas para el Departamento de Justicia, pueden disputar los bonos pagados a ejecutivos mientras la compañía está en bancarrota, pero no los pagos realizados antes de la solicitud.

Para impugnar las bonificaciones previas a la quiebra, los acreedores deben presentar una reclamación adversaria, como por ejemplo una reclamación de transferencia fraudulenta, que puede ser costosa y lenta.

En las últimas semanas, el Fideicomisario de EE.UU. se ha opuesto a alrededor de unas doce bonificaciones que dice que son excesivas, señaló Peter Carr, portavoz de la agencia. El Fideicomisario generalmente no ha tenido éxito en el bloqueo de los pagos, señaló.

El 19 de mayo, Hertz, la compañía de alquiler de autos castigada por las restricciones de viajes relacionadas por la pandemia, otorgó 1.5 millones de dólares a tres altos ejecutivos como parte de una bonificación de retención de 16.2 millones. Tres días después, se declaró en bancarrota. La compañía dijo en abril que había recortado 10,000 empleos en América del Norte. Hertz no respondió a las solicitudes de comentarios.

Frontier Communications Corp., la compañía de telecomunicaciones perjudicada por el rechazo de los clientes a las líneas telefónicas fijas, aprobó bonificaciones en febrero y presentó la solicitud de bancarrota en abril. Frontier rehusó hacer comentarios.

Retención de pagos

Chesapeake tampoco esperó a presentar una solicitud antes de realizar pagos de retención a la gerencia, entre ellos a su líder ejecutivo Doug Lawler, que dirige el perforador de shale desde 2013. Chesapeake dijo en mayo que tenía la intención de pagar 25 millones en primas a 21 ejecutivos, al tiempo que exigía que algunos de ellos recortaran sus salarios. La compañía solicitó la protección por bancarrota a finales de junio. Chesapeake rehusó hacer comentarios.

El fabricante de motores pequeños Briggs & Stratton Corp. y Ascena Retail Group Inc., propietaria de las cadenas de ropa para mujeres Ann Taylor y Lane Bryant, no estaban en bancarrota cuando quisieron asegurar los servicios de sus equipos de gestión.

Briggs & Stratton incumplió un pago de intereses el mes pasado y prometió pagos a su líder ejecutivo y a su director financiero. Ascena estaba negociando una solicitud de quiebra al mismo tiempo que sus ejecutivos recibieron 2.7 millones. Briggs & Stratton rehusó hacer comentarios. Ascena no respondió a las solicitudes de comentarios.

"Los miembros de la junta quieren a personas que conocen el negocio, conocen los activos de la compañía, conocen los matices y las facetas del negocio y pueden aprovechar esa comprensión y conocimiento para extraer valor en el futuro", dijo Ian Keas, director de Pearl Meyer, una consultora de compensación ejecutiva.

Los partidarios dicen que las juntas deben determinar qué valor pueden aportar los ejecutivos al proceso de bancarrota y que no se les evalúe necesariamente por lo que han hecho en el pasado.

Desempleados estadounidenses

Los detractores de las bonificaciones, sin embargo, no se oponen solo al período de evaluación. Señalan la gran cantidad de desempleados estadounidenses, los salarios estancados para aquellos que aún tienen un trabajo y los graves riesgos para la salud de muchos trabajadores de primera línea mal pagados. Dicen que las bonificaciones se ven mal con una economía que cae en picada, que reducen lo que los acreedores pueden salvar, y que también son injustas para los empleados que pueden ser víctimas de malas decisiones ejecutivas.

Otra objeción: recompensar a los ejecutivos que llevaron a las empresas al camino de la bancarrota. Eso dice Nell Minow, vicepresidente de ValueEdge Asesores, una firma de asesoramiento a los accionistas.

Stephen Spengler ha sido el responsable ejecutivo de la empresa satelital en quiebra Intelsat SA desde 2015. Podría recibir una bonificación de 6.9 millones a pesar de la oposición del Departamento de Justicia al plan de incentivos. Intelsat declinó hacer comentarios.

"Van a decir que lo están haciendo por la estabilidad y la coherencia", dijo Minow. "Pero cuando una empresa se encamina a la bancarrota, tal vez la estabilidad y la coherencia no deberían ser sus prioridades. Tal vez debería repensar la estrategia de la compañía".


Comentarios 0

Flash de noticias México

ESPECIAL

www.economiahoy.mx
2020-09-23 12:34:55

Fiestas Patrias: la celebración que no sucumbe ante el covid-19

Esta edición especial de Economía Hoy pretende contar cómo, además de festejar, en México se vive el mes patrio como una oportunidad para salir adelante de la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Wells Fargo reporta pérdidas por 2,694 millones de dólares en el segundo trimestre
Estas son las 50 peores contraseñas del mundo; cambia la tuya AHORA