elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
43.392,36
+0,47%
19,2464
+0,29%
57,90
+0,12%
1.458,25
-0,73%

¿Qué está pasando con WeWork?

EconomíaHoy.mx - 4:40 - 24/10/2019
0 comentarios
  • La caída del gigante inmobiliario empezó cuando anunció su plan para debutar en bolsa

WeWork. Foto: Reuters

Se suponía que el debut en bolsa de WeWork de agosto pasado sería uno de los más grandes del año, pero en su lugar, la compañía se hundió en una crisis cuando no se completó la esperada inversión de 47,000 millones de dólares.

La Oferta Pública Inicial (OPI) se canceló y su director ejecutivo, Adam Newman, renunció.

¿Qué es WeWork?

Es una compañía que se dedica a la renta de espacios para oficinas decorados de manera distintiva. Emprendedores, freelancers y grandes compañías alquilan espacios de trabajo en sus lujosas instalaciones en todo el mundo, incluyendo a gigantes como Facebook o HSBC.

Su crecimiento ha sido vertiginoso. En tan solo tres años, WeWork se convirtió en el mayor propietario inmobiliario de Manhattan y del centro de Londres.

La empresa llegó a gestionar más de 500 centros en 30 países, incluyendo México (Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey), en donde lidera el mercado de alquiler de espacios de coworking.

El ex CEO de la compañía declaraba a medios de comunicación durante su etapa de luna de miel con los mercados que WeWork trataba de hacer "diferentes" las oficinas, cambiar los espacios de trabajo con el diferenciador de crear comunidades.

Pero el impresionante ritmo de crecimiento de la empresa solo es comparable con las pérdidas que ha enfrentado en un periodo casi igual de corto. En 2018 reportó pérdidas por 1,600 millones de dólares al mismo tiempo que obtuvo ventas por 1,800 millones.

¿Cómo comenzó su descalabro?

Al tramitar su OPI ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), We Work reportó que en 2016 tuvo ingresos por 436 millones de dólares, pero también pérdidas por 429 millones. Al año siguiente los ingresos alcanzaron 886 millones de dólares, pero las pérdidas fueron de 890 millones.

Solo en los primeros seis meses de 2019, la compañía registró pérdidas por 690 millones de dólares con ingresos de 1,500 millones.

El papeleo de la OPI también reveló que WeWork hizo un préstamos a Adam Newmann por 7 millones de dólares en 2016, los cuales pagó en 2017, y también prestó millones a otros ejecutivos, de los cuales uno por 600,000 dólares fue perdonado.

El diario The Wall Street Journal informó que Neumann retiró 700 millones de dólares en opciones de acciones de la compañía antes de su debut en bolsa, un movimiento inusual que sorprendió a muchos, ya que los fundadores normalmente esperan a que la empresa salga a los mercados debido a que creen que su valor se incrementará.

La firma también fue criticada al conocerse que ni uno solo de sus puestos en el consejo de administración era para mujeres, para lo cual WeWork contrató a una ex ejecutiva de Uber que le ayudara a manejar las acusaciones de discriminación. El problema es que la ejecutiva, Frances Frei, había sido acusada de establecer una cultura de trabajo tóxica en Uber.

El 15 de agosto, uno de los principales inversionistas, Morgan Stanley, se retiró de la OPI.

Para finales de ese mes, la prensa dio a conocer que en el año precedente a la OPI, algunos altos ejecutivos de la empresa renunciaron por desacuerdos con Neumann. Un par de empleados de recursos humanos emitieron quejas contra la compañía por acoso sexual en el trabajo.

Ya en septiembre, WeWork cambió su nombre a The We Company y pagó a Neumann casi 6 millones de dólares en derechos corporativos. Esta medida fue ampliamente criticada, por lo que Neumann devolvió el dinero a la empresa.

Con todos estos problemas encima, El WSJ y Bloomberg reportaron que The We Company estaba considerando recortar su valuación de 47,000 millones de dólares a 20,000, más de un 50%, además de tener planes para retrasar el debut. Esto no fue necesario, ya que el mayor accionista de la empresa, SoftBank, instó a WeWork a posponer la salida a bolsa debido a falta de interés de los inversionistas.

Softbank ha invertido más de 10,000 millones de dólares en WeWork.

Otra recomendación de SoftBank fue reducir el poder de decisión de Neuman y quitar a su esposa Rebekaj el poder para nombrar un sucesor en caso de muerte de su esposo o de incapacidad para manejar la compañía.

Más tarde se informó que WeWork contrataría a un director independiente para el año siguiente, y otro diferente para el año siguiente.

A mediados de septiembre, Reuters reportó que el valor de la compañía había sido recortado a 10,000 millones. En este punto, la OPI fue pospuesta indefinidamente y sus bonos cayeron a 7 centavos, el mismo precio que en abril de 2018.

A finales de septiembre el WSJ reveló que Neumann pidió a su equipo directivo despedir al 20% de los empleados cada año para recortar gastos, y que su esposa Rebekah pidió que se despidiera a algunos empleados después de reunirse con ellos unos cuántos minutos.

En una ocasión, Neumann anuninció una serie de despidos y después envió al resto de los empleados rondas de tequila para luego presentar un concierto sorpresa de Darryl McDaniels de Run DMC.

El reportaje también detalló que Neumann es usuario frecuente de de marihuana, un hábito que una vez tuvo como consecuencia el embargo de un jet privado en Israel tras descubrirse que había marihuana en una caja de cereal en la cabina.

Durante la última semana de septiembre, Neumann renunció como CEO de WeWork, y dos ejecutivos serían nombrados co-directores.

Dadas las circunstancias, Softbank hizo una propuesta para rescatar a la empresa a cambio de tomar el control. La firma anunció una inyección de 5,000 millones de dólares y una Oferta Pública de Adquisición (OPA) para comprar las acciones que aún no son suyas por hasta 3,000 millones de dólares. Así, Softbank poseerá el 80% de la compañía.

Este miércoles, el Financial Times informó que la compañía está considerando retirarse de por lo menos tres regiones en las que tiene presencia: China, India y parte de América Latina, para concentrarse solo en Estados Unidos, Europa y Japón.

Además, la empresa despedirá a por lo menos 4,000 personas en un plan para reenderezar el rumbo perdido. Los despidos equivalen a un tercio de la nómina de WeWork.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2019-09-03 21:39:39

Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Desaceleración del negocio en nube ensombrece resultados de Microsoft
Cemex Latam anota pérdidas en tercer trimestre por menos ventas y más costos