elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
41.606,54
-0,03%
19,0254
0,00%
55,62
-0,25%
1.425,19
-1,24%

La nueva ruta de la seda

EconomíaHoy.mx - 11:21 - 8/05/2019
0 comentarios
    Foto: Archivo

    Por: Juan María Naveja Diebold

    La iniciativa del "cinto económico para la ruta de la seda y la ruta marítima de la seda del siglo XXI", abreviada Belt and Road Initiative (BRI), fue anunciada por el presidente de China Xi Jinping en 2013. El gobierno chino ha promovido su iniciativa como una catapulta para facilitar el intercambio cultural y comercial, mientras que sus oponentes (principalmente Japón y Estados Unidos) señalan que el problema de dicha ruta es que solamente lleva a China.

    Se calcula que para 2027, China habrá gastado $1.3 billones de dólares en establecer la nueva ruta de la seda, de los cuáles más de $830 mil millones ya están autorizados y principalmente patrocinados por el propio gobierno chino. La inversión es aún mayor que la del Plan Marshall (lo que gastó Estados Unidos para restaurar a Europa después de la Segunda Guerra Mundial). Ejemplos de algunos proyectos son carreteras y plantas de energía eléctrica en Paquistán, un tren de alta velocidad en Indonesia, un puerto en Sri Lanka o tubería en Malasia.

    Sin embargo, los tres mil millones de dólares en tuberías en Malasia fueron cancelados por su gobierno, las vías de tren en Indonesia fueron renegociados a una tercera parte del plan inicial y el puerto en Sri Lanka ya fue expropiado por China. Los países beneficiados de la inversión están preocupados por los compromisos que les genera el endeudamiento que conllevan los proyectos de la BRI.

    Aunque China ha insistido en que su iniciativa no busca ejercer influencia política o militar, muchos de los proyectos simplemente no son viables ni planean la incursión de la iniciativa privada. A falta de una motivación capitalista, las sospechas geopolíticas abundan, como que China busca rodear a India con puertos que después convertirá en bases navales; de hecho hace unos días China comenzó las operaciones en Yibuti, pequeño país en el llamado Cuerno de África, su primera base militar, por cierto a unos minutos de una base naval de Estados Unidos, ahora las dos potencias están en el Mar Rojo.

    Mientras que la iniciativa BRI busca revivir rutas comerciales de 2,000 años de antigüedad, es un proyecto del siglo XXI, forjada con nexos digitales. A través de compañías privadas respaldadas por su gobierno, China está ofreciendo financiamiento económico para modernizar la infraestructura tecnológica de países en vías de desarrollo. Sin embargo, la flexibilidad de financiamiento viene a costos astronómicos y serios riesgos a la autonomía de las naciones que los aceptan.

    Por ejemplo, en Zambia, la compañía china TopStar está desarrollando el cambio de la televisión análoga a la digital a un costo de $282 MDD ($16.60 por usuario), 46% más caro que lo que le está costando a sus vecinos en Sudáfrica, pero financiado por el Banco de Importación-Exportación de China. A la vez, TopStar empezará a cobrar $72,000 dólares al mes a los proveedores de contenido por acceso a sus redes, efectivamente expatriando la red televisiva del país a China.

    El gigante asiático ha instalado redes de vigilancia pública en 18 países para controlar seguridad pública y vigilancia sobre el contenido que les permite monitorear la libertad de expresión a otros 36. La infraestructura les permite a los países bloquear páginas que critiquen a sus gobernantes como lo hace China con Facebook o Google. Por si fuera poco, los términos de financiamiento permiten que las entidades chinas se usen e incluso se adueñen de la infraestructura que están instalando y México es el segundo país en el que más ha invertido con la iniciativa digital del BRI; un total de $4 mil millones de dólares que en verdad no sabemos cuánto nos costarán a los mexicanos


    Comentarios 0

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2019-06-19 18:52:12

    Cada vez menos mexicanos pueden pagar una vivienda

    El costo de la vivienda se encarecerá 16% en 2019. La informalidad, en la que vive el 60% de la población, impide el acceso a financiamientos para comprar una casa o departamento.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru



    Los unos a los otros
    Clima laboral, clave de la productividad