elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
45.525,29
+1,15%
18,8154
+0,23%
64,06
-0,02%
1.279,12
+0,18%

Abengoa sangra recursos de mexicanos

Tomás de la Rosa - 13:12 - 9/12/2015
0 comentarios
    Planta termosolar de Abengoa. Foto: página web de Abengoa
    Precio Variación Hora
    0,03 +0,36%  +0,00 17:38:00
    Grafico

    La otrora gigante constructora española Abengoa sabe como hacer "negocios" en México, en el pasado empinó al gobierno federal con una millonaria indemnización por la cancelación de basurero tóxico en Hidalgo y en los últimos años con una quebrada salud financiera obtuvo más contratos de infraestructura y por si fuera poco se corre el riesgo de que defraude a miles de ahorradores en el país. Con millonarios recursos obtenidos en México, la empresa tiene el control centralizado de los recursos desde España y como la matriz solicitó la protección legal a través de una especie de preconcurso mercantil (artículo 5 bis de la Ley Concursal en España) y en México ya se creó una bola de nieve con incumplimientos en el pago de los servicios de su deuda.

    Pero vamos por partes. Independientemente de los posibles actos o no de corrupción para obtener los permisos necesarios en la administración del presidente de Vicente Fox (2000-2006), la bomba estalló en el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012). La española Abengoa obtuvo hace un par de años una indemnización de alrededor de 100 millones de dólares del gobierno mexicano (es decir de los impuestos de los mexicanos) por cancelar un basureo tóxico en el municipio de Zimapán (Hidalgo), a unos 200 kilómetros al norte de la Ciudad de México.

    Esa indemnización se obtuvo después de algunos año del pleito legal entre la española y el gobierno federal ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI, o International Centre for Settlement of Investment Disputes, ICSID) del Banco Mundial. Ese proceso también requirió de sufragar gastos de los contribuyentes mexicanos para el pagó de los despachos legales en Estados Unidos (Pillsbury Winthrop Shaw Pittman LLP) y Canadá (Borden Ladner Gervais LLP) que acompañaron en el proceso al departamento legal de la Secretaría de Economía.

    Lo curioso es que desde 2010, en pleno proceso de arbitraje en la instancia del Banco Mundial, el brazo financiero del gobierno federal en materia de créditos para infraestructura, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) otorgó un préstamo a la firma ibérica de alrededor de 500 millones de dólares para financiar la concesión que otorgó en ese entonces Petróleos Mexicanos (Pemex) para explotar por 20 años una planta de cogeneración de energía eléctrica de 300 megavatios en Tabasco. ¿Ese crédito fue una coincidencia? Me pregunto. Bueno, no hay que olvidar que en el pasado, los grandes constructores afiliados a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) reclaman a través de los medios de comunicación la preferencia crediticia de Banobras a las constructoras extranjeras, principalmente las españolas.

    Con el ejemplo de Abengoa, no es para menos la queja pasada de la CMIC. Concesión y recursos financiero a tasas preferenciales. Bueno, hasta ahí la española ya había sangrado una parte de los impuestos pagados por los mexicanos. Sin embargo, el daño se incrementa con los nuevos contratos adjudicados en los últimos años. Proyectos que obtuvo a pesar de que la salud financiera de su matriz española ya daba signos de un gran deterioro.

    Bueno, eso en parte se podría entender con lo que ya han comentado algunos medios de comunicación en México. Siendo gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, su gobierno adjudicó la construcción del Centro Cultural Mexiquense en el municipio de Texcoco. Esa obra tuvo un costo de tres mil 500 millones de pesos, cifra que al tipo de cambio de ese entonces significó 275 millones de dólares.

    Aunque más allá del monto, el punto más relevante es que Abengoa tuvo como socio a una de las empresas del polémico empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, el principal accionista de Grupo Higa, que fue el constructor y acreedor de la escandalosa "casa blanca" de la esposa de Peña, Angélica Rivera, y de la residencia del secretario de Hacienda (SHCP) Luis Videgaray en el municipio de Malinalco, Estado de México.

    Pues así, con la crisis de liquidez que vive la firma española, también representa un raspón para los objetivos de la Reforma Energética que impulsó Peña Nieto y que aprobó el Congreso en 2013. ¿Por qué? Porque si bien la empresa limitó los recursos de su unidad en México para pagar los intereses de su deuda emitida entre los inversionistas mexicanos a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y con ello ha incurrido en el incumplimiento de algunos de los 14 bonos emitidos.

    Si la matriz española no tiene recursos para pagar los intereses de esa deuda, por ejemplo, de dónde obtendrá el financiamiento para seguir con la construcción de la mayor planta de energía eléctrica de ciclo combinado en Ciudad Juárez, Chihuahua (proyecto Norte III). Obra que se adjudicó a principios de año, la cual tendrá una capacidad de 924 megavatios con una inversión de mil 550 millones de dólares. Otro ejemplo. Con qué fondeará su parte proporcional del proyecto que contempla la construcción de una planta de cogeneración de energía eléctrica en el puerto de Salina Cruz, Oaxaca. Obra asignada por Pemex en mayo pasado al consorcio integrado por Abengoa y la italiana Enel, infraestructura que requiere una inversión de 950 millones de dólares.

    Recordando el caso del basurero tóxico en Hidalgo, resulta claro que Abengoa sabe como se hacen los "negocios" en México, pues ya conciente de su problema de liquidez, todavía el mes pasado colocó en México títulos de deuda de corto plazo por alrededor de 550 millones de pesos, esto según un reporte de la casa de bolsa del Grupo Financiero Banorte. Y fue el 27 de noviembre cuando cometió su primer incumplimiento de pasivos en el país.

    Es tal la situación de la Abengoa, que luego de intensas negociaciones, la también española Gonvarri declinó su interés por capitalizar con 350 millones de dólares a la primera a cambio de un paquete accionario.

    En ese escenario, además de los millonarios recursos ya sangrados por Abengoa a los impuestos pagados por mexicanos, ahora están en vilo más de dos mil empleos directos en el país que la firma ibérica ocupa en alguno de sus 13 proyectos de energía convencional, ocho proyectos de generación de energía limpia, 11 proyectos de plantas industriales (9 para Pemex).

    Además del personal ocupado para el negocio de líneas de transmisión de energía eléctrica, la operación del Centro Cultural Mexiquense Bicentenario en Texcoco y para la Concesión del acueducto El Zapotillo.

    Además de los empleos indirectos, los inversionistas mexicanos tenedores de los títulos de deuda también podría sufrir un revés, ya que dicho papel es quirografario, es decir no tiene ninguna garantía.

    Entre esos ahorradores podría estar usted o yo, que participamos a través de nuestros fondos para el retiro (Afore). Vaya el impacto de Abengoa en México.

    RdeCuentas@gmail.com

    Twitter: @TomasdelaRos


    Comentarios 0

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2019-01-22 19:20:32

    Deuda: la carga que amenaza con descarrilar la economía global

    La excesiva acumulación de deuda, que se aceleró desde la última crisis, es un riesgo que señalan muchos expertos e inversores como uno de los grandes peligros a los que se enfrenta el mundo.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru



    Abengoa y la hora de la verdad
    Países emergentes y cambio climático