Primero los pobres

Abraham Vergara - 8:36 - 23/11/2020
0 comentarios
    Foto: Reuters

    Para el Banco Mundial, la pobreza es la imposibilidad de alcanzar un nivel de vida mínimo en los servicios de salud, agua potable y educación; la Organización de las Naciones Unidas la entiende como la condición caracterizada por una privación severa de necesidades humanas básicas, incluyendo alimentos, agua potable, instalaciones sanitarias, salud, vivienda, educación e información.

    En México, por décadas y por el olvido permanente de la población, se ha manipulado la definición y se han creado categorías de pobreza basadas en factores como la alimentación, acceso al agua potable y electricidad, seguridad social, vivienda, rezago educativo, ingresos económicos y cohesión social.

    Es el estandarte que tomó Andrés Manuel López Obrador (AMLO)para crear su plataforma que le permitió llegar a ser el presidente de México; sin embargo, al igual que los anteriores presidentes, al menos desde Díaz Ordaz, la pobreza sólo se ha incrementado. Todos ya sea que hayan llegado al más alto poder a través del PRI, PAN, Morena o de sus alianzas con el Verde, el PT, Movimiento Ciudadano el discurso es el mismo, erradicar la pobreza del país.

    Sin embargo, 'el señor totalmente Palacio' ha ido más allá en su demagogia; él ha usado más que ningún otro a los pobres del país.

    En casi dos años de gobierno sólo les ha otorgado dádivas a través de programas sociales poco transparentes y hasta en los momentos más cruciales les ha dado la espalda, prueba de ello su desprecio hacia los migrantes en su visita a Estados Unidos y el maltrato a la gente de Tabasco decidiendo en inundar las tierras de los que menos tienen; el poco ganado, los sembradíos, las casas se perdieron por la decisión presidencial, pero eso sí, intenta dar ejemplo a los mandatarios en la reunión virtual del G-20.

    No es un momento adecuado para que AMLO intente a través de su discurso cansino instruir a otros gobiernos acerca de cómo combatir a la pandemia. México es el sexto país con más decesos; ni de cómo lograr la recuperación económica, cuando el país está sumido en la peor de las recesiones de su historia.

    No se puede olvidar que antes de la pandemia la economía ya venía con una tendencia clara hacia la baja; era mejor callar y aprender con humildad de lo que otros países están haciendo, pero no, en su trono cree que él es el centro de la reunión y que todos esos neoliberales están equivocados al emitir deuda, apoyar a las estructuras empresariales y de controlar los contagios por medio de reglas y decisiones estrictas.

    Niveles de pobreza

    De acuerdo a la definición de pobreza del Banco Mundial en México, menos del 50% de la población vive por debajo del límite internacional, sin embargo, la realidad es otra y más dramática.

    Con cifras del Informe sobre el Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, sin considerar a éstas de manera acumulativa, el 76.8% de la población total viviría en pobreza moderada, es decir, las personas viven con menos de 20 dólares diarios; con 10 dólares diarios lo que se conoce como pobreza Coneval hay un 45.3%; en pobreza relativa, es decir, las personas cuentan con 5 dólares diarios hay un 28.2%; 13.4% de los mexicanos viven con menos de 2 dólares diarios (pobreza absoluta) y el 1.8% viven en pobreza extrema con menos de 1.25 dólares diarios.

    Considerando el porcentaje del 76.8% de pobreza moderada más de 87 millones de mexicanos sufren algún tipo de carencia, lo que genera una serie de consecuencias que abarcan desde lo social provocando deserción escolar, altos niveles de empleo infantil y una marcada desigualdad de géneros.

    Entre las consecuencias económicas se encuentran altas tasas de desempleo y de informalidad con lo que los índices de delincuencia se disparan.

    También existen consecuencias psicológicas entre las más notorias la disminución de la autoestima, depresión y ansiedad con ello un incremento en alcoholismo y drogadicción.

    La inadecuada alimentación y por ende problemas de obesidad se encuentra dentro de las consecuencias sanitaria-

    Abusos por parte de los actores políticos aprovechándose de las necesidades e ignorancia de la población son sólo dos de las consecuencias políticas, hasta consecuencias raciales motivadas por segregación étnica y discriminación.

    México es un país de pobres. Las políticas gubernamentales no hay hecho más que incrementar los niveles de pobreza al grado que para finales de este 2020 de acuerdo a un estudio de BBVA se incrementará en 12 millones de personas.

    A todo esto, si se añade lo que ahora se da por llamar como pobreza laboral, esto es, que la población no cuenta con los ingresos suficientes para cubrir las necesidades básicas a pesar de contar con un trabajo formal.

    El horizonte es más que sombrío. De acuerdo con el Coneval, en el tercer trimestre del año la cifra alcanza al 44.5% de la población económicamente activa, donde el ingreso laboral real presenta un disminución del 12.3% contrastando con la tendencia creciente de años anteriores.

    Demagogia

    Ante la imposibilidad presidencial de mejorar las condiciones de la población, ya sea por necedad o ineptitud, generando un nivel adecuado de crecimiento económico y por ende bienestar para los mexicanos, es palpable en la toma de decisiones que en lugar de disminuir el número de personas en pobreza prefiere engrosar las filas.

    La igualdad que ha pretendido en su 4T no es hacia arriba; por el contrario, es hacia abajo, golpeando a la ya maltratada clase media. Él lo sabe y lo tiene muy claro es más fácil destruir que construir.

    Para esta administración la expresión "primero los pobres" es simplemente un slogan de campaña electoral. Las cifras no mienten, con o sin pandemia no se han establecido las bases para que la población mexicana tenga mejores y mayores oportunidades, para que en los hogares se cuente con al menos la canasta básica, que la población deje de buscar sustento en la informalidad.

    El gobierno es una farsa, no logra implementar adecuadamente el correcto diagnóstico. Dice querer beneficiar a los pobres y estos son perjudicados por decisiones que benefician a los intereses políticos; han sido usados y después olvidados.

    No hay ni una política pública clara y transparente que los beneficie. En el Presupuesto de la Federación aprobado en días pasado se observan recortes en secretarías clave que pudieran generar bienestar.

    En la víspera del año electoral, el presidente y sus compinches afilan el discurso para volverse aprovechar. Tristemente no son los únicos, se escucharán promesas y promesas provenientes de candidatos de otros partidos políticos, todos son iguales, están en el mismo saco, nadie se salva.

    Se desgarraron las vestiduras demostrando los niveles de mala alimentación de la población, pero es normal un refresco es más barato que un litro de leche y peor aun cuando Liconsa, encargada de apoyar a los más pobres, recorta la cobertura de 18 a 16 estados.

    Es imposible que una familia tenga una alimentación saludable cuando el ingreso no le alcanza para la canasta básica y yendo más allá los beneficios que pudiera generar el deporte brillan por su ausencia, sólo se apoyan los caprichos del presidente hacia el béisbol, al igual que en anteriores administraciones se desperdicia el talento de miles de niños, niñas y adolescentes.

    En este gobierno federal también hay desvíos en los recursos de la Conade y otras dependencias.

    Hace unos días el supuesto doctor, el encargado de la pandemia, dijo que era inusual el número de muertos. Pues resulta que no lo es, ya que es la máxima de su gran jefe, primero los pobres, y claro él como buen servidor lo cumple al pie de la letra, son los más pobres los que mueren primero (no basta con tener camas se requiere contar con personal y equipo médico completo).

    Así, lo que es inusual es que el gobierno tenga supuestamente tan altos índices de aprobación; es inusual que López-Gatell y muchos otros funcionarios continúen teniendo trabajo; es inusual que se intente dar ejemplo a otros países.

    La ideología presidencial de primero los pobres es mal entendida por la gran mayoría; lo que realmente significa es primero la generación de pobres.

    * Abraham Vergara es consultor de negocios, especializado en Finanzas y académico en universidades de prestigio. Twitter @Aivc2


    Comentarios 0

    Flash de noticias México

    ESPECIAL

    www.economiahoy.mx
    2020-12-15 22:21:16

    Coronavirus, el antagonista en las expectativas empresariales 2021

    Cada inicio de año representa para el sector empresarial una oportunidad de enmendar errores y abre un panorama de oportunidades para seguir creciendo. Sin embargo, el 2021 trae consigo nuevos retos por el covid.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru



    Biden: la razón de un cambio histórico en las bolsas asiáticas
    ¿Llorar en el trabajo es síntoma de incompetencia?