elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

La franquicia y la nueva Ley de Protección a la Propiedad Industrial

Juan Manuel Gallástegui - 13:34 - 6/10/2020
0 comentarios
    tagsMás noticias sobre:
    Foto: iStock

    El año 1991 podemos señalarlo como el nacimiento legal de la franquicia en México. Ese año, concretamente el 27 de junio, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley de Fomento y Protección a la Propiedad Industrial y vivíamos los prolegómenos del tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuya negociación exigió a México cambio radicales en su política de protección a la propiedad intelectual. 

    En el artículo 142 de esta ley se definió por primera vez a la franquicia dándole así vida legal a una figura que ya venía levantando la mano en el desarrollo comercial de México.

    La definición de la franquicia en esta primera ley, que con el tiempo seria la Ley de Propiedad Industrial, otorgó al sector certeza jurídica e hizo de la franquicia no sólo un modelo comercial, sino una figura jurídica regulada.

    Mucho se discutió en las comisiones encargadas de elaborar la ley sobre si la franquicia debía tener una legislación específica u optar por un modelo de regulación ligero que, sin perder el principio de certeza jurídica, facilitara su crecimiento sin inhibir nunca su desarrollo.

    Esta última "escuela" fue la que se impuso y desde entonces la franquicia en México ha tenido un marco regulatorio ligero y suficiente.

    El Artículo 142 único relativo a las franquicias en la ley se complementó en 1994, año de la expedición del reglamento de la ley con el Artículo 65 de dicho ordenamiento, que definió magistralmente el contenido de un documento de enorme importancia en el crecimiento de la franquicia en México: la Circular de Oferta de Franquicia.

    En el año 2006 se hicieron algunas reformas a la ley para incluir en la misma cual debía ser el contenido mínimo del Contrato de Franquicia. 

    En lo personal pienso que debió aprovecharse esta oportunidad para mantener en la Ley de Propiedad Industrial la definición de franquicia y llevar al código de comercio la regulación del contrato de franquicia atendiendo al carácter mercantil del mismo. No obstante, se mantuvo la legislación ligera y continuó el crecimiento de la franquicia en nuestro país

    El pasado 1 de julio se firmó el nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá conocido como T-MEC, que también exigió cambios en las políticas y regulaciones de la propiedad industrial.

    El mismo día se publicó una nueva ley en la materia llamada ahora Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial. Había mucha incertidumbre sobre los cambios que podían darse en materia de franquicias, pero no hubo modificación alguna.

    Se mantuvieron exactamente las mismas disposiciones de la Ley de Propiedad Industrial, sólo que ahora las encontramos en los Artículos 245, 246, 247, 248 y 249.

    Desde luego hay modificaciones en la Ley que afectan de manera positiva a las franquicias. Destaco la ampliación en el espectro de signos distintivos protegibles y sobre todo la posibilidad de considerar una marca registrable que se conocía como""trade dress", que no es otra cosa que la combinación de elementos operativos y de imagen en un establecimiento comercial.

    Debemos señalar que la Ley Federal a la Protección de la Propiedad Industrial no entrará en vigor sino hasta el 5 de noviembre de este año, por lo que toda franquicia que se otorgue desde hoy y hasta esa fecha se hará conforme a la Ley de Propiedad Industrial que sigue en vigor. A partir del 5 de noviembre a las franquicias les será aplicable la nueva Ley publicada el 1 de julio.

    Estoy seguro de que la legislación en materia de franquicias seguirá evolucionando cómo evoluciona la franquicia misma y espero que se mantenga siempre la tendencia a que la regulación sea ligera.

    En el mundo se ha comprobado que cuando se sobrerregula se inhibe el crecimiento. La franquicia ha probado ser una figura comercial que no sólo beneficia a franquiciantes y franquiciatarios, sino que contiene enormes beneficios para la economía nacional por lo que deberá seguir creciendo.

    *Juan Manuel Gallástegui es presidente de la consultora Gallastegui Armella Franquicias y fue fundador y ex presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias.


    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar

    Flash de noticias México

    ESPECIAL

    www.economiahoy.mx
    2020-09-23 12:34:55

    Fiestas Patrias: la celebración que no sucumbe ante el covid-19

    Esta edición especial de Economía Hoy pretende contar cómo, además de festejar, en México se vive el mes patrio como una oportunidad para salir adelante de la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru



    Mostrarse vulnerable no es una debilidad
    T-MEC, el escaparate del mundo desde la tranquilidad de nuestro smartphone