elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

Érase una vez un presupuesto

Abraham Vergara - 9:18 - 14/09/2020
0 comentarios
  • En el presupuesto 2021 prevalece la ausencia de condiciones para la generación de empleo real

tagsMás noticias sobre:
Paquete Económico 2021. Foto: Archivo

La gran mayoría de los cuentos infantiles comienzan diciendo "Érase una vez…". En la historia que se va a contar tendría que ser "Érase por tercera vez", sí, el tercer presupuesto federal con las mismas características, es decir, la tan desgastada austeridad republicana y el apoyo a través de programas sociales insuficientes para conseguir el tan vapuleado bienestar de la población.

Se dice que la tercera es la vencida, aunque en este caso difícilmente se observará un cambio fundamental en la economía en su conjunto y en cada uno de los bolsillos de la gente.

México tendrá durante el próximo año un panorama complicado, inalcanzable el 4.6% en el PIB

Pretenden desde Palacio Nacional obtener resultados distintos haciendo lo mismo, ya lo dijo Einstein, es una locura esperar algo nuevo sin cambiar las acciones y fórmulas, en términos económicos el presupuesto federal adolece de medidas contracíclicas.

El presidente y el secretario de Hacienda esperan que en el 2021 haya un crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) de 4.6%, dato harto optimista, es verdad que después de la drástica caída que se tendrá en el 2020 (especialistas al menos 10%, gobierno 8%) la economía tendrá un repunte, pero este no nos llevará ni cercanamente a lo obtenido en 2018, no olvidemos que este gobierno antes de la crisis sanitaria ya nos había llevado a la recesión. En el presupuesto, como era de esperarse, seguramente la Cámara de Diputados no hará ningún cambio al respecto, no existen apoyos directos a la micro, pequeña y mediana empresa, por lo que aunque Andrés Manuel presuma de una recuperación de 120,000 empleos durante agosto, estos serán insuficientes al ver la realidad del cierre de negocios al concluir la pandemia de Covid-19.

En números cerrados son 6 billones de pesos, los cuales más o menos se reparten de la siguiente forma: 5 billones de pesos a los "exitosos" y nada transparentes ni libres de "mordidas" programas sociales, al pago de pensiones, al servicio de la deuda, al ISSSTE y al IMSS; por lo que queda 1 billón de pesos para ser repartido; una cantidad importante de este remanente se va a las obras faraónicas que generan empleos de corto plazo, muy bienvenidos por esta administración en vísperas de la elección del 2021, las clientelas están muy bien amarradas entre programas sociales y la generación de empleos efímeros.

Ganadores y Perdedores

Así en el reparto de los recursos (1 billón de pesos) destaca el incremento en el sector salud, lo cual después del manejo catastrófico antes de la pandemia y durante la misma (más de 70 mil muertos al momento), es lo mínimo que se requiere para poder establecer las bases de un sistema de salud decente que atienda a los mexicanos, principalmente a ese segmento de la población que tanto pregonan desde Palacio Nacional y aplaudidores.

Otro sector favorecido que después de un desastroso manejo -solo recordar el sitio "Visit Mexico"-  es el turismo, lo cual tampoco es nada nuevo ya que se sabe que es una de las fuentes principales de ingresos de divisas al país, junto a las remesas. Pemex (con pérdidas y presupuesto históricos) y el sector automotriz, por lo que para poder alcanzar en su cuento ese 4.6% de crecimiento, se requiere del impulso de las actividades de hoteles, restaurantes, zonas arqueológicas, playas, pueblos mágicos y demás.

La Defensa también aumentará su presupuesto con respecto al 2020, lo cual no es la mejor señal, además de realizar actividades que le corresponden a la iniciativa privada, como el aeropuerto, la construcción de sucursales del Banco del Bienestar, entre otras, tendrá más recursos para incrementar el número de elementos que intentan disminuir los niveles de inseguridad en el país, se está empoderando en todos los sentidos a los castrenses.

Por último, SEDATU y la Secretaría del Bienestar también tendrán un incremento en sus recursos, por el contrario, Hacienda, Presidencia de la República y la Secretaría de Relaciones Exteriores sufrirán recortes, normal en el contexto y discurso presidencial, todo calculado para demostrar que se aprietan el cinturón, eso también genera votos a favor. Aquéllas que tristemente quedan sin cambios, mostrando la poca importancia que tiene la educación, la ciencia y la tecnología para esta administración son Cultura y Educación.

Colorín Colorado…

Así el cuento del presupuesto 2021 en el que prevalece la ausencia de condiciones para la generación de empleo real, donde no se toca el tema de generación de riqueza, brilla por su ausencia el impulso a la ciencia, tecnología y transporte eficiente, no es prioridad para esta transformación impulsada por la 4T la inversión en energías renovables, de comercio internacional nada hacia el frente todo anclado al ya aprobado T-MEC, tampoco existen lineamientos claros para la promoción de inversión y del medio ambiente de no ser el programa fallido de siembra de árboles ni una palabra.

México tendrá durante el próximo año un panorama complicado, inalcanzable el 4.6% en el PIB, al interior del país el freno de mano en el gasto público, austeridad republicana en todo lo alto, desconfianza en inversionistas que prefieren ser parte de la fuga de capitales característica en todos estos meses de la presidencia de Andrés Manuel, con el engaño en términos para ocultar posibles incrementos en los impuestos. Un ejemplo, el decir que la gasolina en caso de una caída en los precios del petróleo sufrirá de una "cuota complementaria" en lugar de decir claramente el IEPS aumentará; y si a este panorama se le añade la complicada y lenta recuperación en Estados Unidos y la esperanza puesta en la conclusión de la pandemia a través de la aprobación de la vacuna, pues no tendremos un final feliz, por el contrario no un año sino un sexenio perdido.

Por el momento todo está en manos de la Cámara de Diputados, vendrán las disputas y negociaciones internas, el jaloneo de los recursos, donde por cierto la idea de austeridad republicana, aún con mayoría morenista no la tienen nada clara, en lugar de ajustarse en su presupuesto pelearán por un incremento de 1,300 millones de pesos en año de reelección de curules. Como siempre es evidente su preocupación por el pueblo.

*

Abraham Vergara es consultor de negocios, especializado en Finanzas y académico en universidades de prestigio. Twitter @Aivc2


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2020-09-17 20:26:14

Fiestas Patrias: la celebración que no sucumbe ante el covid-19

Esta edición especial de Economía Hoy pretende contar cómo, además de festejar, en México se vive el mes patrio como una oportunidad para salir adelante de la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.





Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru



Elecciones en Estados Unidos: factor positivo para la bolsa