elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

¿Somos más humanos con el trabajo online?

Estrella Flores-Carretero - 12:05 - 7/09/2020
0 comentarios
    Foto: Especial

    El teletrabajo ha pillado por sorpresa a mucha gente. Quienes sabían gestionar sus emociones en las relaciones presenciales, no siempre son capaces de manejarse en la era del contacto digital. ¿Qué habilidades se necesitan?

    El trabajo a distancia no elimina las emociones; al contrario. En estos tiempos de aislamiento, temor e incertidumbre, gestionar adecuadamente las emociones es la única forma de mantener motivados a los equipos, continuar elevando su productividad y estar alerta del estado anímico de las personas que los integran.

    Es preciso transmitir lo que queremos comunicar con asertividad, claridad, amabilidad, evitando los equívocos y malentendidos y que haga posible una comunicación fluida y eficaz, pero también que apuesten por la formación de líderes que sean capaces de…

    Empoderar al equipo. Todo líder debe ser un entrenador que brinde apoyo emocional a cada miembro del equipo. De este modo, se crea un clima en el que la seguridad psicológica permite a las personas sentirse motivadas y capaces de afrontar riesgos: saben que no van a ser castigadas ni ridiculizadas si cometen errores, que pueden mostrar su vulnerabilidad, hacer preguntas, ser valoradas y tenidas en cuenta.

    Fomentar la colaboración frente a la competición. Establecer una cultura de colaboración, donde todos se sientan apoyados y reconocidos en sus éxitos individuales y colectivos. Para ello, además, es preciso que entrene su empatía para mantener la cohesión, guiar las actuaciones corporativas y mejorar el desempeño.

    Preguntar y escuchar activamente. Las personas quieren ser escuchadas; también, o más, cuando trabajan a distancia. Los líderes deben saber callar para escuchar las opiniones y los comentarios, sin interrumpir, solo haciendo preguntas que faciliten la respuesta abierta y sincera.

    Esta comunicación virtual ha de ser multitudinaria y también privada, de uno en uno, para que incluya temas personales y laborales. Conviene habilitar un espacio virtual por si alguien se siente incómodo expresando abiertamente lo que siente.

    Practicar la lectura emocional. Escribimos más que nunca, pero emails y WhatsApps pueden ser emocionalmente equívocos. Hay que revisar los textos para evitar expresarnos de manera confusa. ¿Qué siente la otra persona al leerlo? ¿Puede interpretar un tono imperativo o amenazador, donde solo había una necesidad de información?

    Por ejemplo, escribir «Te llamo el lunes», no es lo mismo que «Me gusta lo que propones. Te llamo el lunes y charlamos sobre cómo podemos ponerlo en marcha». Es necesario evitar la ansiedad o preocupación en nuestros interlocutores.

    Celebrar juntos. Hay que respetar el descanso del fin de semana y el tiempo privado de las personas (especialmente si tenemos colaboradores con diferentes husos horarios). Aparte de esto, la tecnología nos permite programar un almuerzo virtual cada semana o habilitar una sala de café digital para compartir un momento relajado. Así estrechamos los vínculos y normalizamos las emociones en la empresa.

    El trabajo a distancia no debe suponer dejar de lado nuestro lado humano. Einstein decía que «es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias». Aprovechemos esta situación para estar más cerca, pese a que no podamos estar juntos.


    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2020-09-17 20:26:14

    Fiestas Patrias: la celebración que no sucumbe ante el covid-19

    Esta edición especial de Economía Hoy pretende contar cómo, además de festejar, en México se vive el mes patrio como una oportunidad para salir adelante de la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru



    Anhelos de transformación
    Una vanidad demoledora