elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

Sin luz en el camino

Abraham Vergara - 12:24 - 3/08/2020
0 comentarios
  • La antorcha de la esperanza

AMLO rinde un mensaje "sobre el estado de la economía". Foto: Presidencia

Desde que Andrés Manuel inició con la intención de ser presidente criticó fuertemente el crecimiento económico alcanzado por las administraciones de Fox, Calderón y Peña, en promedio 2%, que si el estuviera al mando México crecería al menos 6% ya que con el combate a la corrupción sería suficiente, el viernes pasado mi amigo Max Cortés de Radio Colima me compartió una frase de David Martínez "los hombres mienten, los números no", la aseveración está llena de verdad, el presidente-candidato ha pasado todo este tiempo de confinamiento asegurando que la caída no sería tan fuerte, los números no mienten es el peor dato reportado por el INEGI -18.9% (segundo trimestre).

¿Cuántos fallecidos más son necesarios para cambiar el rumbo?

El declive en la economía no se gestó en el segundo trimestre de este año, inició el 1 de diciembre de 2018, lo que parecía una gran señal al formular dos presupuestos de la federación con equilibrio fiscal (2019 y 2020) se ha diluido rápidamente por la inepta toma de decisiones, recorte al 75% del gasto, un país no crece únicamente a través de "buenas intenciones", es indispensable saber de economía y finanzas, la "austerquidad", las ocurrencias y el pésimo manejo de las cuestiones prioritarias han condenado al menos a 150,000 empresas a cerrar de manera definitiva.

En el mundo de López Obrador se considera que una caída económica no necesariamente significa un deterioro en la calidad de vida, sostiene que su modelo se basa en la atención a los pobres y qué bueno que así sea, pero no habrá mejora significativa si no hay inversiones que generen empleos. Durante el primer semestre del año se han fugado 350,000 millones de pesos (Banxico) y si recordamos todo lo que ha cancelado desde que tomó posesión es inconcebible, no se entera que la economía de México depende al 85% de la inversión privada; la caída en el crecimiento genera pobreza, no se necesita ser premio nobel de economía para entenderlo, cualquiera de mis estudiantes podría darle una clase de economía y finanzas demostrando que es un hecho que con menor crecimiento la pobreza se incrementa.

Miente abiertamente al decir que la población cuenta con recursos para adquirir lo mínimo, 70 millones (CONEVAL) no contaron con un ingreso laboral para consumir la canasta básica y llevar sustento a sus hogares, la pérdida de empleos formales e informales es dramática, en su arrogancia habla del gran esfuerzo de nuestros connacionales traducido en remesas, ellos si son verdaderos héroes que sin importar la caída en la economía de Estados Unidos (Departamento de Comercio -32.9%, midiendo de acuerdo a México de un trimestre a otro es del -9.5%) y el riesgo de contagio salen a las calles a trabajar para apoyar a sus familias de este lado de la frontera. La economía no es de esperanza, las veladoras del inquilino de Palacio Nacional puestas a favor de que Estados Unidos y las remesas saquen a México adelante son insuficientes, tal vez de ahí su desesperada idea de replicar (a los países de izquierda) el encendido de antorchas en la noche del grito de independencia.

El sábado pasado en su mensaje sobre la economía, por fin, mencionó las palabras crisis y recesión, presumió de los precios del petróleo y del incremento en el consumo de combustibles, pero los datos son otros, la SHCP reporta el derrumbe en los ingresos petroleros en un 41.3% en términos reales en el primer semestre de 2020, la peor caída en un periodo similar desde 1991, 208 mil 810 millones de pesos por debajo de la previsión oficial, Pemex presenta 44 mil millones de pesos de pérdida neta durante el segundo trimestre del año, mejor Banco de México aprovechando su autonomía ha creado un programa de apoyo para las empresas y las personas físicas, si tan solo existiera un poco de humildad en el presidente.

Queda más que claro que no es suficiente con un mensaje optimista y con el combate a la corrupción, no se puede ni se debe olvidar los hechos fuera de la ley del pasado, políticos y gobernantes de todos los colores por décadas han robado y saqueado, peor aún dentro de la 4T sucede lo mismo, la corrupción no cede, los dichos no son suficientes, se requieren hechos, se deben romper las cadenas de favores a tal o cual persona, no se pueden ignorar los señalamientos de corrupción hacia miembros de la actual administración, sin acciones firmes la corrupción jamás va a desaparecer y por lo tanto ese "nuevo" modelo económico jamás funcionará, por lo que México estará destinado a vivir la peor depresión económica, no cabe duda que esta administración realmente está haciendo historia.

Las acciones presidenciales y de su equipo están llevando al país al abismo, sin contener a la pandemia no podrá haber recuperación económica, afortunadamente durante la semana pasada no se superó a ningún país en número absoluto de contagios (sexto lugar), desafortunadamente y es lo que más irrita México ocupa el tercer lugar en fallecimientos, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil, no es posible que se sigan interpretando las cifras a modo de ocultar la realidad, los familiares y amigos de 47,746 fallecidos (al momento de escribir la columna) claman por un manejo adecuado de la pandemia, el actual encargado y responsable del gobierno federal es incapaz de controlar al COVID-19, es evidente que se le ha salido de las manos.

Con la deplorable planeación realizada durante los tres meses previos al estallido de la enfermedad y los erráticos modelos matemáticos para pronosticar la pandemia, han infligido al país en un gran dolor, tanto en la pérdida de vidas, como con la pérdida de empleos e ingresos, más de 100,000 mexicanos menos a consecuencia de la pandemia, la falta de medicamentos y de la inseguridad. ¿Cuántos más fallecidos son necesarios para cambiar el rumbo? El presidente humanista es un fracaso, se atreve a bromear con el uso de cubrebocas, cuando acabe la corrupción se lo pondrá, es más fácil que acabe la pandemia.

Es normal y no se puede permitir que se juegue con las cifras futuras, a partir del mes de julio se observará una mejora en la actividad económica, ya sea por mayor producción y exportación o porque la gente con mayor capacidad económica ha comenzado a consumir, también en algún momento iniciará la desaceleración de la pandemia en México, el foco muy probablemente se trasladará a África; ambas situaciones no serán por un adecuado manejo en salud y en la economía, la situación que estamos viviendo son un claro reflejo de la incapacidad de la administración federal.

En Palacio Nacional se empeñan en evadir la realidad a través del debate de la festividad del grito con antorchas en el primer cuadro de la Ciudad, con su antorcha Emilio L y el humo que provoca el avión presidencial, se culpa a la pandemia de la situación económica, es importante recordar que esta solo lleva un trimestre y medio y la economía lleva al menos 4 trimestres consecutivos con una tendencia negativa; por lo que con una economía menos débil al inicio de la pandemia las familias y las empresas estarían en una situación más favorable.

Es evidente que hasta este momento no saben cómo controlar al COVID-19 y cómo hacer para reactivar a la economía, esa antorcha llamada 4T ni a cerillo llega.

*

Abraham Vergara Es consultor financiero internacional y académico en universidades de prestigio. Twitter @Aivc2


Comentarios 0

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2020-09-17 20:26:14

Fiestas Patrias: la celebración que no sucumbe ante el covid-19

Esta edición especial de Economía Hoy pretende contar cómo, además de festejar, en México se vive el mes patrio como una oportunidad para salir adelante de la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.





Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru



¿Y la franquicia qué?
Renta variable mercados emergentes: tres respuestas sobre lo que ha cambiado desde la locura de marzo