elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
42.751,16
+0,28%
19,2241
-0,15%
59,13
-0,19%
1.467,31
+0,25%

La proyección sobre las proyecciones

David Lafferty - 9:48 - 29/11/2019
0 comentarios
  • Hay que cuidarse de declaraciones que afirman que algo va o no a suceder

  • El razonamiento y el proceso de pensamiento es donde sucede el aprendizaje, no el pronóstico

Foto: especial

Los pros y contras de las predicciones anuales de los mercados y las perspectivas de inversión

¿Debemos ignorar a los Expertos?

Se llegó el momento, otra vez, de que los expertos del mercado difundan sus perspectivas de inversión y predicciones para el año próximo. De hecho, lo único que recibiremos en nuestra bandeja de entrada con más frecuencia a partir de hoy que las perspectivas de inversión serán comentarios sobre cómo podemos ignorarlas cuidadosamente.

Las objeciones usualmente incluyen que los mercados son impredecibles y nada destruye el equilibrio de los portafolios más pronto que suposiciones aleatorias de estrategas que no saben nada. Ya sea que estas sean advertencias genuinas o solamente una oportunidad de parecer sarcásticos y contradictorios, ha surgido un sector con el oficio de advertir a los inversionistas acerca de la maldad de las perspectivas anuales de los mercados.

Como generadores de dichos comentarios, tenemos sentimientos encontrados sobre el tema, pero con todo y tal advertencia, a continuación, comparto mi opinión sobre los pros y contras de las predicciones y proyecciones del mercado.

Empecemos con el lado negativo: las predicciones solamente del mercado son bastante inútiles. Usualmente surgen declaraciones que enuncian, o peor, estimaciones que están llenas de certezas. El volumen implica confianza, por lo que entre más llamativo y audaz, mejor (la velocidad de las redes sociales también ayuda...) pero las suposiciones disfrazadas de una narrativa llena de confianza no dejan de ser suposiciones. Ejemplo de esto incluyen titulares como "¡Retornos de doble dígito en las acciones!" o "El petróleo escalará por encima de los $100 por barril."

Los pronósticos asertivos, niveles de índices específicos o metas de precios no solo tienen un aire de autoridad, sino que fundamentalmente ignoran lo principal: toda buena predicción es probabilística, porque fuera de la matemática y la física, hay muy poca certeza en lo que se sabe. Hay que cuidarse de declaraciones que afirman que algo va o no a suceder. Si, entiendo porque los inversionistas y la prensa financiera ansía la apariencia de algo certero, y de vez en cuando caemos en esta trampa. Sin embargo, creo que los mejores pronósticos admiten la incertidumbre y se matizan con rangos, probabilidades y declaraciones calificativas. Algunas cosas tienen más o menos probabilidad de suceder, pero nada está garantizado.

La única función de los pronósticos económicos es hacer que la astrología parezca respetable. ~ John Kenneth Galbraith

Más allá de los pronósticos y proyecciones, el efecto más insidioso de retratar certidumbre es que refleja un exceso de confianza. Esta arrogancia puede tener consecuencias negativas significativas para los portafolios como reducir la diversidad, incrementar el apalancamiento, o implicar un nivel inapropiado de riesgo.

La Importancia del Porqué

Entonces, ¿cuál es el lado positivo? El elemento más valioso de una perspectiva de inversión es la justificación de las opiniones o puntos de vista. Lo que creen exactamente los expertos no es tan importante como el por qué lo creen. Todos los comentarios sobre pronósticos brindan la oportunidad de evaluar la justificación del autor en relación con la propia comprensión de las circunstancias y la dinámica del mercado. ¿Es lógico? ¿Es consistente el patrón de hechos? ¿Está la visión ya considerada? ¿Sigue a un argumento como base? La verdadera aportación para los inversionistas reside en el razonamiento del autor, no en predicciones estridentes.

Por ejemplo, cuando elaboré la perspectiva de mercado para 2019, sostuve que la economía global se estaba desacelerando y que, por primera vez en muchos años, era más probable que las tasas de interés cayeran en vez de subir, aunque solo fuera modestamente. Esta visión resultó ser direccionalmente precisa, pero ay, cómo erramos en cuanto a la magnitud. Las tasas en todo el mundo desarrollado no "cayeron modestamente", se desplomaron.

Pero nuevamente, pronosticar un futuro incierto no se presta a este nivel de precisión. Los lectores deben evaluar nuestra justificación y la calidad de los argumentos presentados. ¿Qué evidencia utilizamos para argumentar que la economía global se estaba desacelerando? ¿Por qué creíamos que la Fed haría una pausa? ¿Qué razonamiento ofrecimos para tasas más bajas? ¿Se deduce lógicamente que un crecimiento más lento significó una menor inflación? ¿Tomamos en consideración lo que el mercado ya había valuado? Podríamos seguir, pero ya se entiende: el razonamiento y el proceso de pensamiento es donde sucede el aprendizaje, no el pronóstico. Es de sorprender lo que se puede aprender de un pronóstico bien racionalizado que resulta incorrecto.

Suposiciones justificadas

Debido a que los pronósticos del mercado son una ciencia tan inexacta, los puristas de la compra y tenencia sin duda nos recordarán que probablemente es mejor ignorar las perspectivas de fin de año. Evitar a los expertos, mantener la duración y asumir una visión a largo plazo, o eso nos dice la teoría clásica. Sin embargo, aunque es tentador, este argumento tiene sus propios defectos. Todas las inversiones de portafolio son efectivamente "apuestas". Por ejemplo, si se invierte en acciones "a largo plazo" y se compra / mantiene / reequilibra, se ha apostado de forma implícita a que los rendimientos de las acciones serán más altos que los de otros activos a largo plazo, junto con una serie de otros supuestos. El hecho de que su inversión no estuviera justificada anticipadamente por un pronóstico o predicción explícitos es irrelevante. Una suposición implícita sigue siendo una suposición. Por otro lado, un pronóstico con una justificación bien fundamentada es una suposición informada, que además puede proporcionar visiones adicionales. En esta era de transparencia y responsabilidad fiduciaria, los inversionistas deben apreciar una justificación reflexiva, por imperfecta que sea, para respaldar las asignaciones de su portafolio.

Recomendaciones

Por tanto, si se sienten tentados, lean los pronósticos que puedan – particularmente aquellos de estrategas que desafían su punto de vista. Pero háganlo con una saludable dosis de escepticismo. Los mercados son bastante impredecibles. En cierta medida, todos hacemos conjeturas. Es preciso juzgar con base en argumentos y teorías, y esperar próximamente nuestra Proyección para el 2020.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2019-09-03 21:39:39

Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.





Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru



¿Ser perfeccionista o ineficiente?
Responsabilidad social: Ser bueno no basta