elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
43.448,94
+1,42%
19,3316
-0,12%
58,63
-0,80%
1.501,56
+0,08%

Los principales errores de un líder

Raciel Sosa - 9:15 - 19/08/2019
0 comentarios
    Foto: Especial

    Un buen líder contesta de forma clara y concisa a las siguientes preguntas: qué quiero lograr, para qué lo quiero lograr, cómo lo voy a lograr y cómo lo voy a medir. Tiene las respuestas y las acciones que permiten asegurar que estas premisas las tiene resueltas tanto en su mente, como en la mente de sus colaboradores.

    No obstante, ¿Cuáles son los principales errores de un líder en su día a día?

    Comunicación. Un error muy común se basa en una mala comunicación con sus equipos de trabajo. Es decir, no comunican a su gente con claridad sus expectativas, nuevos procesos, métricas, etc. Y esto no quiere decir que desconozcan estos aspectos, más bien el problema está en que no los comunican, por lo que la comunicación es una competencia que hay que seguir desarrollando entre los líderes.

    Inteligencia emocional. No todo es lineal en el actuar diario de un líder. El líder se enfrenta diariamente a situaciones donde hay desviaciones, imprevistos, lo cual genera estrés y tensión. Frente a ello, un pobre manejo de su inteligencia emocional, provoca que el líder resuelva los problemas de forma inapropiada.

    Retroalimentación. El no tener habilidades formales para retroalimentar de forma oportuna y adecuada a su equipo de trabajo, evita mantener un alto nivel de desempeño. Un líder que no retroalimenta no está al tanto de lo que pasa, no se entera de los éxitos ni desviaciones de su equipo, lo cual impacta en los resultados de negocio.

    Proteger a sus equipos. Es muy común que los líderes se pongan las medallas cuando las cosas salen bien y busquen culpables cuando hay desviaciones. Un líder que no cuida y protege a su equipo no solamente decepciona, sino que se aleja de lo que sería su verdadera misión, la cual consiste en ser un respaldo y un escudo para el equipo con el cual trabaja.

    Huir del cambio. Tiene que ver con una competencia no desarrollada que es, justamente, la capacidad de adaptarse a entornos de cambio. Hoy existen líderes que siguen aferrados al status quo y a mantenerse en su zona de confort.

    No diferenciar entre Delegar y Ordenar. Ordenar tiene que ver con asignar una tarea y delegar tiene que ver con un resultado, por lo que la actividad de los líderes del s. XXI debe estar más enfocada en influir positivamente en sus equipos para que la gente dé un resultado. La orden debe ser la última de las herramientas para influir.

    Negar los errores. La única forma de corregir una determinada situación es, justamente, aceptando que existe una desviación. Un líder que no está atento a ello y que no tiene una autoestima lo suficientemente fortalecida para aceptar cuando se equivoca, está destinado a repetir los errores del pasado.


    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2019-09-03 21:39:39

    Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

    Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru



    Criando una monocultura globalizada
    Las remesas, otra vez las remesas