elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
43.392,36
+0,47%
19,1766
-0,74%
57,90
+0,12%
1.467,65
-0,01%

La curva de tasas se invierte por primera vez desde 2007 en Estados Unidos y deja la puerta abierta a una nueva recesión

Vicente Nieves / Francisco S. Jiménez - 11:11 - 22/03/2019
0 comentarios
  • Los bonos de la parte corta de la curva pagan más que el bono a 10 años

Foto: Archivo

Uno de los momentos más temidos por los inversores ha llegado: la curva de tasas del bono del Tesoro de Estados Unidos se ha invertido. Los bonos a corto plazo (un mes, tres meses, seis meses y un año) ofrecen más rentabilidad el bono del Tesoro a diez años. Históricamente, una vez que la rentabilidad del bono a un año supera a la del bono a 10 años se ha producido una recesión entre nueve y veinticinco meses después.

La inversión de la curva entre el bono a tres meses y el bono a 10 años se ha producido por primera vez desde el 22 de marzo de 2007. No obstante, el diferencia entre el bono a dos años y el de diez (uno de los más fiables y seguidos por la Fed) aún sigue siendo positivo por doce puntos básicos para el bono de mayor plazo.

Algo poco habitual

Esta forma de la curva es poco habitual y se ha producido en momentos contados a lo largo de las últimas décadas. Como apunte extra, algunos expertos aseguran que a partir de ahora será más habitual ver una curva de tasas invertida por los cambios que han experimentado los factores que componen los rendimientos de los bonos.

En condiciones normales, la curva de tasas tiene una pendiente positiva en la que cada bono ofrece una rentabilidad superior a medida que aumenta su fecha de vencimiento. La explicación es lógica: grosso modo, no es lo mismo prestar dinero a alguien durante tres meses o un año que hacerlo con una promesa de devolución a diez o veinte años. La deuda o los bonos con vencimientos más largos suelen ofrecer un interés superior (prima a plazo), porque un mayor espacio de tiempo es sinónimo de incertidumbre.

En diez o veinte años pueden pasar muchas cosas, como un shock inflacionario que erosione el valor real del dinero prestado, que la empresa, estado o persona a la que se le ha prestado el dinero desaparezca o que las tasas se disparen. Esto último, es otro de los componentes que determinan el interés de un bono y se conoce como expectativas sobre las tasas. Sin embargo, en tres meses o un año la incertidumbre es inferior. Por todo ello, la curva de tasas comienza en la parte baja con las letras o pagares y va escalando hasta los bonos de mayor plazo. El riesgo y la incertidumbre se pagan con un mayor interés.

Vaticina una crisis

Su inversión asusta a los inversores y otros agentes porque es el mejor vaticinador de crisis futuras. Como destacan desde BBVA en un documento de trabajo sobre las posibilidades de recesión en Estados Unidos, la crisis suele tardar en hacer su aparición entre 9 y 25 meses desde que el bono a un año y el bono a 10 años se invierten. 

No obstante, la inversión de la curva es una consecuencia, no la causa de la llegada de una recesión. Con Estados Unidos creciendo por encima del 3% y el mercado laboral en pleno empleo, parece difícil pensar que su economía pueda comenzar a registrar tasas negativas. Pero hay consenso entre economistas e instituciones que Estados Unidos ha entrado en la última fase de su ciclo expansivo.


Comentarios 0

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2019-09-03 21:39:39

Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Ahora o nunca: Reino Unido se dirige a la semana clave para decidir qué quiere hacer con el Brexit
Pemex es un factor de riesgo importante para la economía mexicana: Banco de México