elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
43.363,54
-0,10%
19,1570
+0,05%
54,28
-0,37%
1.489,16
+0,02%

La reforma de pensiones de Bolsonaro en Brasil: un polémico recorte de prestaciones bajo la lupa del mercado

Jaime Palacios - 5:33 - 11/03/2019
0 comentarios
  • La reforma fija por primera vez en Brasil una edad mínima de jubilación

  • Habrá que cotizar durante 40 años para recibir el 100% de la pensión

  • El Gobierno está todavía lejos de tener apoyos para aprobar la reforma

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Foto: Archivo.

"Contamos con su compromiso para salvar a Brasil económicamente. No tenemos otra salida". Con estas palabras Jair Bolsonaro presentaba su polémica reforma de las pensiones ante los diputados del Parlamento brasileño, consciente de que de esta impopular medida depende el éxito o fracaso de su recién comenzada aventura política.

La reorganización del sistema de pensiones ha sido el tema protagonista de la política brasileña durante los últimos años y se antoja necesario pare reducir un déficit disparado que lleva años ahogando la economía del país. La reforma, no obstante, es tan necesaria como impopular y nadie se atreve a asumir el costo político que supone sacarla adelante. Apoyar una reducción de las pensiones y un retraso de la edad de jubilación no da votos en las urnas.

La situación económica del país, no obstante, demanda un cambio en el sistema. La deuda pública de Brasil se ha triplicado en los últimos diez años, superando el billón de dólares en septiembre de 2018 y alcanzando el 84% del PIB. Según las estimaciones del FMI, la deuda continuará creciendo hasta llegar al 96% del PIB en 2023 en el caso de que el gobierno no tome las medidas necesarias.

¿En qué consiste la reforma? 

La actual legislación no fija una edad mínima de jubilación y permite a las mujeres retirarse con 30 años trabajados y a los hombres con 35. De esta manera, una mujer que comience a trabajar con 18 años podría jubilarse a los 48 y un hombre a los 53. Temer trató de fijar la edad mínima de jubilación en los 53 para las mujeres y en los 55 para los hombres, con un aumento progresivo de los años hasta llegar a los 62 y los 65 respectivamente en un plazo de una década. La medida, rechazada frontalmente por más del 70% de los brasileños, fue finalmente descartada por el expresidente ante la cercanía de las elecciones y la incapacidad de encontrar apoyos en el Congreso.

Bolsonaro propone, al igual que Temer, situar la edad de jubilación en 62 y 65 años, pero apuesta por ir más lejos, introduciendo un sistema de capitalización individual que insta a cada trabajador a descontar una parte de su salario para introducirlo en una especie de Afore que recibirá en el momento de su jubilación. En un primer momento esta opción no será obligatoria, pero pasados 12 años se aplicará a todos los trabajadores. Durante el tiempo que dura esta transición, el trabajador tendrá tres opciones para calcular su pensión: en función de la edad mínima, del tiempo de contribución, o haciendo una media entre ambos factores.

Se busca también fijar un mínimo de 40 años de contribución para poder recibir la pensión íntegra. Con los 20 años de contribución mínima, el trabajador tendrá derecho al 60% del valor de la prestación. A partir de ahí, se incrementará un 2% por cada año más trabajado. De esta forma, para obtener el 100% serán necesarios 40 años de contribución.

El plan también incluye límites al cobro de varias pensiones de forma simultánea. Así, el trabajador tendrá derecho a recibir integra la de mayor valor y solo una parte de la otra. Bolsonaro apuesta también por que los sueldos más altos contribuyan más al sistema. Los tramos irán del 7.5% para quien gana el salario mínimo (unos 270 dólares mensuales) hasta el 16.79% para quienes perciban más de 10,500 dólares al mes.

Bolsonaro incluye un 'guiño' a las Fuerzas Armadas, a las que deja, de momento, fuera de la reforma. Los soldados podrán seguir recibiendo sus pensiones con las mismas ventajas de las que gozan ahora y no sufrirán los recortes que afectarán a los civiles. El presidente, no obstante, ha dejado abierta la puerta a tocar las pensiones de los militares en un futuro cercano. 

Los mercados desconfían

La apuesta de Bolsonaro, por ahora, parece más un farol que una propuesta con capacidad de salir adelante. El Gobierno brasileño calcula que con el plan del presidente se van a ahorrar cerca de 1.2 billones de reales (unos 318,000 millones de dólares), una cifra que supera las estimaciones de los analistas, que la ven "demasiado optimista". Los cálculos de los inversionistas cifran el ahorro en 150,000 millones, un 50% menos.

Por ese motivo, parece que el optimismo de los mercados se ha detenido por primera vez desde que Bolsonaro llegó al poder. Morgan Stanley redujo en febrero su recomendación de sobreponderación de las acciones brasileñas y el índice Bovespa ha detenido su imparable avance. Desde que Bolsonaro venció en las elecciones hasta el día en que se hizo pública su propuesta de reforma de las pensiones, el índice había escalado un 31.35%. Tras la publicación del plan, el Bovespa ha retrocedido un 1.46%.

Sin apoyos en el Congreso

Los inversionistas no solo muestran dudas sobre el verdadero ahorro que supondrá la iniciativa, tampoco confían que pueda superar el trámite legislativo. El Gobierno no cuenta con los apoyos necesarios para aprobar la reforma. El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, admitió la pasada semana que cuentan con el apoyo de unos 250 legisladores de la Cámara de los Diputados, lejos de los 308 necesarios para garantizar que el nuevo sistema de pensiones salga adelante.

Las cuentas, no obstante, pueden cuadrarse. Hay 150 parlamentarios opositores que ya han anunciado su frontal oposición a la medida, pero el Gobierno puede sentarse a negociar con los 70 que todavía no han dado un voto definitivo. En el caso de que consigan su apoyo, Bolsonaro obtendría cerca de 320 apoyos en la Cámara, suficiente para lograr que el gran objetivo: sacar adelante una reforma que recorta los derechos de los trabajadores brasileños pero despeja el horizonte económico de Brasil.


Comentarios 0

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2019-09-03 21:39:39

Robo de bicicletas en la CDMX: qué hacer y cómo prevenirlo

Los ciclistas ven cómo el robo de bicicletas crece exponencialmente en la CDMX; sin embargo, las cifras oficiales no dan cuenta de esta realidad, ya que sólo reportan 42 denuncias entre 2017 y 2018.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Combate a la corrupción permite obtener fondos para el desarrollo: AMLO
Tesla rectifica: mantendrá abiertos más concesionarios aunque sí subirá un 3% los precios de sus autos de gama alta