Los indicadores económicos son cada vez menos confiables ante la crisis del coronavirus: UBS

EconomíaHoy.mx - 10:08 - 1/04/2020
0 comentarios
  • ¿Deberían contarse los precios de aquello en lo que la gente no está gastando?

  • Lo mejor durante esta crisis es alejarse de datos que provengan de encuestas o percepción

Foto: Archivo

Los datos económicos podrían ir perdiendo cada vez más confiabilidad como resultado del confinamiento por el coronavirus, estima Paul Donovan, economista en jefe del banco suizo UBS.

"Sabemos que la economía global estará mal. Pero no podremos saber con mucha precisión qué tan mal", dijo en una nota de análisis, ya que la calidad de los datos económicos se verá afectada por la paralización de las actividades en todo el mundo.

Para Donovan, uno de los problemas es el hábito de manejar datos anualizados. Esto quiere decir que se toman los resultados de un periodo de tiempo pequeño (usualmente trimestres) y se proyectan a más de un año suponiendo que este desempeño seguirá igual. Se trata de una estimación del futuro. En Estados Unidos, los datos del PIB, por ejemplo, se presentan anualizados, pero en México no.

"La actividad económica en el segundo trimestre será duramente golpeada por la paralización. Nadie se imagina que esto seguirá repitiéndose durante todo el año. El PIB de Estados Unidos podría caer 7.5% en el segundo trimestre. Ningún economista sensato piensa que el PIB estadounidense caerá 30% el año que viene, pero así es como se reporta con los datos anualizados", dice Donovan, y por eso opina que el enfoque más adecuado es ignorar los datos anualizados.

Además, señala que casi todos los datos económicos están basados en encuestas o sondeos. Esto es cierto tanto en Estados Unidos como en México, en donde, por ejemplo, el Inegi realiza Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo para aportar el dato de la ocupación o la informalidad.

Los datos de consumo se obtienen igual, así como la inflación. El PIB, entonces, es un conjunto enorme de encuestas. "Una de las razones por las que la calidad de los datos ha disminuido en los últimos años es que cada vez menos personas contestan las encuestas", dice Donovan. "En la era del email difícilmente puedes irte de una tienda o un hotel sin que te pidan llenar una encuesta. La gente está harta de contestar preguntas".

Esta situación es aún peor con la crisis actual. Es posible que el dueño de un negocio no quiera contestar preguntas sobre sus ventas durante la contingencia.

El miedo al virus es un problema económico muy grande y las redes sociales son muy buenas para propagar el miedo. Donovan señala que las Fake News se retuitean un 70% más que la información real, y con la gente trabajando desde casa, el consumo de redes sociales es mayor.

El riesgo, entonces es que las redes sociales afecten la percepción de las cosas, y esa percepción se refleje en las encuestas con respuestas sesgadas.

¿Y si no hay nada que medir?

Medir la inflación es muy problemático en una economía paralizada. Por ejemplo: los precios en restaurantes y hoteles del Reino Unido han subido un 11%, pero la mayoría de estos establecimientos están cerrados. No tiene sentido entonces incluir a los restaurantes y hoteles en el índice de precios al consumidor. Por esto, Donovan se pregunta ¿deberían contarse los precios de aquello en lo que la gente no está gastando?

Gastos en línea

Otro aspecto a analizar es que debido a que la gente se ha quedado en casa, el gasto en línea se ha incrementado. Esto es muy evidente en la venta de alimentos, o productos de entretenimientos como videojuegos o plataformas de contenido. "La transición hacia el gasto en línea podría continuar después del encierro. Al moverse hacia el consumo en línea, la gente podría ya no volver a comprar en tiendas físicas", apunta Donovan. Pese a que esto significaría un cambio estructural en los hábitos de consumo de las poblaciones, los datos económicos podrían no absorber y reflejar estos cambios de comportamiento tan rápido como sería necesario.

Entonces ¿qué datos son útiles?

Para el economista de UBS puede seguirse una regla general: evitar datos que provengan de encuestas o percepciones. En el caso de Estados Unidos, Donovan menciona como ejemplo las solicitudes de subsidios por desempleo.

Otros indicadores confiables pueden ser el financiamiento que están dando los bancos (el cual sí tenemos en México).

"Muchos inversionistas están volteando a ver datos como el uso de electricidad para estimar lo que está pasando en las economías"; dice Donovan. "los países con muchas manifacturas tenderán a tener grandes caídas en consumo de electricidad que aquellos más enfocados en los servicios".

El gran reto, señala Donovan, es que los inversionistas acepten que nadie sabe lo que está pasando durante las peores fases de la crisis del coronavirus, y que la calidad de los datos económicos será menor. Por unos meses, los inversionistas deberán ser muy cuidadosos con el uso de datos económicos en sus modelos de negocio. "Si los datos son incorrectos, los modelos también lo serán".


Comentarios 0

Flash de noticias México

ESPECIAL

www.economiahoy.mx
2020-12-15 22:21:16

Coronavirus, el antagonista en las expectativas empresariales 2021

Cada inicio de año representa para el sector empresarial una oportunidad de enmendar errores y abre un panorama de oportunidades para seguir creciendo. Sin embargo, el 2021 trae consigo nuevos retos por el covid.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Estados Unidos destruyó 27,000 empleos en marzo con las pequeñas empresas llevándose el peor golpe, según ADP
AMLO dice que Estados Unidos no cerrará frontera con México por crisis de coronavirus