elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

Roubini cree que la crisis del coronavirus puede empequeñecer a la Gran Recesión de 2008

EconomíaHoy.mx - 6:03 - 26/03/2020
0 comentarios
  • "La recesión no será en V, ni en U, ni el L, es más bien una caída en I"

  • "Los déficits fiscales en las economías avanzadas subirán al 10% del PIB"

Nouriel Roubini. Foto: Archivo.

Nouriel Roubini, profesor de Economía y Finanzas en la Universidad de Nueva York, es conocido por haber anticipado con precisión la crisis financiera de 2007-2008 y sus consecuencias. Este economista cree que las particularidades de la crisis que está generando el coronavirus requerirán medidas no convencionales que hasta el momento no se han probado en los países desarrollados. Entre estas propuestas, Roubini destaca la necesidad de dar dinero directamente a las familias que no contabilice como deuda. No solo es importante aliviar la situación actual, sino que también resulta trascendental allanar el camino de la recuperación con unos balances saneados. Aún así, si la respuesta no es rápida y contundente se corre el riesgo de sufrir una nueva Gran Recesión, peor que la original: "El riesgo de ver una Mayor Recesión crece día a día".

Roubini se muestra sorprendido por la rapidez con la que se está propagando esta crisis, cuyos efectos "se han materializado en los mercados en cuestión de tres semanas", señala el economista en un artículo publicado en Project Syndicate.

Ahora se está viendo de forma evidente su impacto en la economía real. "Cada componente de la demanda agregada -consumo, gasto de capital, exportaciones- está en una caída libre sin precedentes. Mientras la mayoría de los analistas interesados han venido anticipando una crisis en forma de V -en la que la producción cae marcadamente durante un trimestre y luego se recupera rápidamente en el próximo-, ahora debería quedar claro que la crisis del COVID-19 es algo totalmente diferente", asegura el experto.

"La contracción que hoy está en marcha no será ni en V, ni en U, ni en L (una marcada crisis seguida de estancamiento). Más bien, se parece a una contracción en I, una línea vertical que representa un derrumbe de los mercados financieros y de la economía real", concluye este experto.

Roubini cree que para hacer este desplome de la economía sin precedentes lo más llevadero posible, los bancos centrales deben seguir con las inyecciones de liquidez, las compras masivas de deuda y los tipos bajos durante un periodo largo de tiempo. La banca central debe controlar que el precio del dinero no despegue poniendo en peligro a muchas empresas, gobiernos y familias endeudadas. 

Por otro lado, "los gobiernos tienen que desplegar un enorme estímulo fiscal, inclusive a través de una 'distribución con el helicóptero del dinero' de desembolsos directos de efectivo a los hogares. Dado el tamaño de la crisis económica, los déficits fiscales en las economías avanzadas necesitarán subir de 2-3% del PIB a alrededor del 10% o más. Sólo los gobiernos centrales tienen balances lo suficientemente grades y sólidos como para impedir el colapso del sector privado", asegura el célebre economista.

Además agrega que "estas intervenciones financiadas con déficits deben monetizarse por completo. Si están financiadas a través de deuda gubernamental estándar, los tipos de interés aumentarían marcadamente y la recuperación quedaría asfixiada en la cuna. Dadas las circunstancias, las intervenciones propuestas desde hace mucho tiempo por los izquierdistas de la escuela de la Teoría Monetaria Moderna, incluido el 'helicóptero del dinero', se han vuelto convencionales", comenta el experto.

Si la respuesta de gobiernos y bancos centrales no es amplia, contundente y rápida se corre el riesgo de que esta recesión profunda se convierta en una depresión continua. "Así, el riesgo de una nueva Gran Depresión, peor que la original -una Mayor Depresión- crece día a día", asegura Roubini.

Esta vez ni siquiera el uso de todo el arsenal monetaria y fiscal podría evitar una catástrofe. Aunque la respuesta sea rápida y contundente también puede tener efectos secundarios sobre la economía: "La respuesta fiscal podría chocar contra una pared si la monetización de déficits gigantescos empieza a producir una inflación alta, especialmente si una serie de shocks de oferta negativos relacionados con el virus reduce el potencial crecimiento. Y muchos países simplemente no pueden asumir un endeudamiento semejante en su propia moneda. ¿Quién rescatará a los gobiernos, las corporaciones, los bancos y los hogares en los mercados emergentes?".


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2020-02-28 23:40:13

50% de los mexicanos teme ser reemplazado por un robot

De acuerdo con una encuesta de la plataforma Udemy, en México 47% de los trabajadores cree que la inteligencia artificial y la automatización podrán desempeñar su trabajo en los próximos cinco años.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
China vuelve a no registrar ninguna transmisión local de coronavirus pero confirma 67 casos importados
El BCE podrá adquirir toda la deuda que quiera de un país y el mercado lo celebra con compras de bonos periféricos