elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias

Estados Unidos medita la tregua con Huawei ante el daño sufrido en suelo americano

Antonio Lorenzo - 6:00 - 28/01/2020
0 comentarios
  • La Administración Trump prevé suavizar la tensión

  • Los perjuicios a la multinacional son mayores en Estados Unidos

Foto: Archivo

Como un tiro en el pie. Algo parecido comienza a convertirse el castigo que Estados Unidos viene infringiendo a Huawei desde el pasado marzo al dificultar el acceso a su mercado al gigante asiático. Por ese motivo, la administración Trump comienza a aflojar la presión que somete al grupo chino. De hecho, la situación comienza a reconducirse ocho meses después de que la administración Trump exigiera a las todas compañías estadounidenses un permiso específico para mantener actividades comerciales con la multinacional china.

Según ha desvelado el diario The Wall Street Journal (WSJ), el Departamento de Comercio de los Estados Unidos ha retirado las propuestas que endurecían las restricciones a las empresas interesadas en negociar con el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones. Mientras que Huawei ha encontrado planes alternativos para seguir desarrollando su negocio y ofrecer los mejores servicios a los usuarios sin el concurso de las empresas, componentes y servicios de Estados Unidos, en el país de Trump no parecen haber encontrado una fórmula eficiente para no echar de menos la tecnología de Huawei. En ese sentido, el primer ejecutivo de Huawei España, Tony Jin Yong, ya aseguró en una entrevista con elEconomista que "el mayor daño por el veto a Huawei lo tendrá Estados Unidos".

Tras el análisis en profundidad de las consecuencias del veto al gigante chino, Estados Unidos ha empezado a comprobar que los daños internos son considerables. Por ese motivo, quizá ha llegado el momento de reconsiderar un veto y relajar las tensiones no sólo por el bien de Huawei, sino especialmente, por la prosperidad de numerosas empresas estadounidenses.

Según las mismas fuentes, el impacto en la pérdida de ventas y en la dificultad extrema para encontrar alternativas invita a reconsiderar la situación. Así, el Pentágono está preocupado ya que si las empresas estadounidenses no pueden negociar con Huawei, corren el serio riesgo de perder cuantiosos ingresos, recortando los fondos para la investigación y el desarrollo necesarios para mantener una ventaja tecnológica. Entre los sectores más dolidos por la situación con Huawei destaca industria de los microprocesadores, que durante los últimos meses han elevado sus quejas a la administración estadounidense.

La decisión de Reino Unido

El presunto cambio de opinión de Estados Unidos respecto a Huawei se produce en un momento especialmente oportuno, hoy el Gobierno británico se  ha pronunciado sobre las medidas a aplicar para combatir los presuntos riesgos de seguridad relacionados con el equipamiento de Huawei.

Hasta la fecha, Estados Unidos ha lanzado todo tipo de mensajes para influir en el Primer Ministro británico, con el objetivo de que Boris Johnson contrate las infraestructuras a otros jugadores del mercado ajenos a Huawei. 

Finalmente las autoridades británicas permitirán la participación de Huawei en el desarrollo de la red 5G del país, desoyendo así las presiones de Washington, aunque la compañía china será sometida a restricciones al ser considerada "de alto riesgo", incluyendo su exclusión de todos los elementos críticos del sistema y limitando a un máximo del 35% su presencia en el resto de funciones de la infraestructura.

Tras una reunión del Consejo de Seguridad Nacional del Reino Unido, este ha fijado una serie de restricciones a la acción de proveedores considerados de alto riesgo, entre las que destaca su exclusión de todos los elementos de seguridad clave de infraestructuras críticas, así como de las funciones clave y de partes sensibles de la red.

En este sentido, el Consejo de Seguridad Nacional del Reino Unido ha señalado que Huawei "siempre ha sido considerado de alto riesgo por el Gobierno" debido a su importancia estratégica por su elevada cuota de mercado, su nacionalidad china, que, en virtud de las leyes del gigante asiático, podría llevarle a actuar en contra de los intereses británicos.

Malestar de Huawei con WSJ

A finales del año pasado, Huawei denunció a través de un comunicado que el WSJ "ha publicado una serie de artículos falsos sobre Huawei", en referencia al camino emprendido por el grupo chino y los presuntos favores recibido del gobierno de su país para convertirse en lo que es actualmente. Dichas informaciones -añade la empresa china- "han dañado seriamente la reputación de Huawei, por lo que la empresa se reserva el derecho de emprender acciones legales para proteger su reputación".

En el mismo comunicado, la multinacional explicaba que "la relación de Huawei con el gobierno chino no es diferente a la de cualquier otra empresa privada que opere en China. Al igual que otras empresas tecnológicas que trabajan en China, incluidas las extranjeras, Huawei recibe cierto apoyo político del gobierno chino, pero nunca hemos recibido ningún trato especial. Nuestro capital proviene de nuestras propias operaciones comerciales y financiación externa, no de subsidios gubernamentales". Así, añade la firma, "en los últimos 10 años, el 90% de nuestro capital ha procedido de nuestras operaciones comerciales. A su vez, la financiación externa de Huawei cumple con todas las regulaciones del mercado, y nuestro coste de la deuda se alinea con los estándares del mercado".


Comentarios 0

Flash de noticias México

ESPECIAL

www.economiahoy.mx
2020-09-23 12:34:55

Fiestas Patrias: la celebración que no sucumbe ante el covid-19

Esta edición especial de Economía Hoy pretende contar cómo, además de festejar, en México se vive el mes patrio como una oportunidad para salir adelante de la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
¿Por qué el 'arma infalible' del BCE podría quedarse encasquillada esta vez?
Marcelo Ebrard viajará a Washington para acudir a la firma del T-MEC