¿Quién lidera la guerra por controlar los servicios en la nube?

Jose Luis de Haro (Nueva York) - 23:08 - 22/03/2016
0 comentarios
  • Amazon Web Services, AWS, actualmente domina la gestión y los servicios en la nube

Amazon-reuters_635.jpg

En un momento en que parte del almacenamiento, el desarrollo de servicios y las necesidades de muchas empresas vira hacia las plataformas en la nube es importante conocer a los principales competidores en este campo. Desde Amazon a Microsoft pasando por Google o Salesforce.com, estas compañías mantienen un pulso no sólo para competir entre ellas sino también para diezmar el negocio de proveedores convencionales como Oracle e IBM.

"Las migraciones de Oracle a Amazon tomarán impulso durante los próximos dos años", advierte Mark Murphy, analista de J.P. Morgan. Murphy considera que Amazon Web Services (AWS) es la compañía que en estos momentos domina la gestión y los servicios en la nube. No es para menos, a día de hoy la compañía fundada y capitaneada por Jeff Bezos controla entre el 90% y el 95% de este mercado. Esta unidad de negocio del gigante minorista online se ha convertido en una empresa que ingresa más de 7,880 millones de dólares al año.

"El nuevo servicio Lambda de Amazon es revolucionario y será muy difícil que Google y Microsoft puedan coger ventaja", explica el analista de J.P. Morgan al referirse al servicio de AWS que permite ejecutar código sin aprovisionar ni administrar servidores. Sólo se paga por el tiempo de cómputo que el cliente consume. Aún así, desde DualSpark, Matthew Scott, reconoce que "en muchos de los casos los servicios que ofrece Amazon no son estelares pero son lo suficientemente buenos como para atraer a distintas compañías". Servicios como Amazon QuickSight ofrecen tareas de business intelligence en la nube por tan sólo 9 dólares al mes.

En cierta forma Amazon adelanta al resto de competidores directos ya que comenzó a desarrollar esta clase de servicios en la nube hace 6 años, lo que le ha permitido corregir problemas e incidencias y conocer bien las necesidades de sus clientes. Aún así, la experiencia de Amazon con servicios híbridos, para atraer clientes tradicionales, no ha tenido tanto éxito. De ahí que la compañía siga centrada en segur ofreciendo servicios en la nube para compañías completamente online y startups.

Microsoft Azure (donde se incluyen los servicios en la nube de Microsoft) comienza a ganar atractivo y los ingresos de este negocio crecieron un 140% en su último trimestre fiscal. "Azure está teniendo éxito gracias a su capacidad de explotar relaciones comerciales con empresas que ya cuentan con relaciones con Microsoft", indica Murphy, quien incide que parte del crecimiento de los servicios en la nube de Microsoft están impulsados por los "créditos e incentivos" que la compañía ofrece a sus clientes. "Sin embargo los clientes siguen votando por AWS con sus carteras", matiza.

Por su parte, Google puede considerarse un "extraño competidor" dado que su acercamiento a los servicios en la nube es mucho más moderno que la de sus competidores. Un arma de doble filo ya que puede suponer un problema a la hora de convencer a sus clientes potenciales que adopten un modelo que todavía puede resultar demasiado innovador. "Todavía es pronto para determinar quién liderará el mercado a medio y largo plazo pero consideramos que otras compañías como IBM, siguen siendo atractivas ya que son una alternativa para aquellas empresas que culturalmente no están listas para un salto completo a la nube", determinan desde J.P. Morgan.

Otras noticias
Contenido patrocinado

Comentarios 0

Entérate

Invierta sin perder dinero

Invierta sin perder dinero

Ganar dinero es la meta de los inversionistas que se 'juegan' su patrimonio. Ver crecer sus ahorros es una gran satisfacción, pero dar el paso es una decisión muy complicada.




Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario y Alertas
Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Google acelera expansión de la nube en la competencia con Amazon
El éxito de la música en streaming: ya supera a las descargas digitales