El cantante, uno de los miembros de la mítica banda británica The Beatles, ha desvelado algunas de las anécdotas sexuales que vivió junto a sus compañeros durante sus años de juventud: "Una vez estábamos en casa de John Lennon y en vez de emborracharnos y perder el control, nos sentamos en unas sillas. No había luz, alguien empezó a masturbarse y todos le seguimos".

Paul McCartney (76) lo ha confesado en una entrevista con la revista GQ, donde ha contado que fue una experiencia muy divertida: "Empezaron a gritar para ayudarnos en nuestra misión, cosas como Brigitte Bardot, y nos animábamos a aumentar el ritmo hasta que John se cargó la fiesta nombrando a Winston Churchill", ha dicho entre risas.

Y es que la década de los 60 fueron años de experimentación sexual para todos los Beatles: "Hubo un viaje en Las Vegas donde nuestro manager nos preguntó si queríamos una prostituta para cada uno. Todos contestamos que sí y yo pedí que me trajeran dos. Estuve con ambas y fue genial. Es lo más cerca que he estado en mi vida de participar en una orgía. Pero creo que en el cuarto de al lado los chicos habían pedido otra cosa del menú porque John no paró de decir al día siguiente que había parecido una bacanal".

De hecho, McCartney ha confesado que Lennon era el más atrevido de todos en cuestiones íntimas: "En una ocasión conquistó a una mujer en un pub y se fueron a la casa de ella para mantener relaciones. Ya en la cama, descubrió que el marido de ella les estaba mirando. A John le gustaban esas cosas, experimentar".

Outbrain