El candidato presidencial brasileño Jair Bolsonaro, herido la semana pasada en un ataque con arma blanca se mantenía estable y sin signos de fiebre o infección, pero no será alimentado por la boca debido a una inflamación abdominal, dijeron el miércoles sus médicos.

El legislador de extrema derecha, quien lidera las encuestas de intención de voto para los comicios presidenciales del mes que viene en Brasil, fue apuñalado durante un acto de campaña el jueves pasado y está siendo tratado en el Hospital Albert Einstein en São Paulo.

El hospital informó que, por el momento, Bolsonaro será alimentado por vía intravenosa. El lunes, el hospital informó de que el excapitán sería sometido a una nueva cirugía para retirarle la bolsa gástrica que le colocaron los médicos tras la primera intervención.

Outbrain