Giro inesperado de las ventas minoristas. El dato ha registrado una caída del 0.5% durante el mes de junio cuando los expertos esperaban un avance del 0,1%. La reacción en la libra no se ha hecho esperar y retrocede a mínimos de 10 meses (septiembre del año pasado), por debajo de los 1.30 dólares.

El decepcionante dato de las ventas minoristas hace pensar a los inversores que el Banco de Inglaterra volverá a retrasar la subida de las tasas de interés. Por el momento, las apuestas están en un 50% a favor y un 50% en contra de tocar las tasas.

Los analistas habían pensado que los consumidores británicos tirarían de gasto ante un clima más cálido de lo habitual y la celebración del Mundial de Rusia.

Outbrain

También te puede interesar