Wall Street termina mixto y el Dow Jones baja un 0.17%, preocupado por la reforma fiscal

Wall Street terminó mixto, en una jornada marcada por la incertidumbre que rodea el proyecto de reforma fiscal que impulsa la Casa Blanca. Al cierre, el Dow Jones de Industriales sufrió un retroceso del 0.17%, 39.73 puntos, hasta 23,422.21 unidades

Por su parte, el selectivo S&P 500 bajó un 0.09% o 2.31 puntos, hasta 2,582.31 enteros, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq rompió la tendencia y subió un 0.01% o 0.89 puntos, hasta 6,750.94 unidades.

La sesión de hoy siguió con la tendencia del jueves, cuando Wall Street sufrió el retroceso más importante en dos meses, tras conocerse algunos puntos del proyecto de reforma fiscal que está manejando el Senado estadounidense.

Aunque en un borrador anterior de la Cámara de Representantes se había fijado 2018 como el año en el que se aplicaría un fuerte recorte en los impuestos de las ganancias corporativas, en el Senado se quiere implementar a partir de 2019.

A ello se une también el hecho de que muchos operadores han optado por recoger ganancias tras las subidas que se han venido registrando en los últimos meses y que han derivado en repetidos récords en los principales indicadores bursátiles.

Uno de los grandes ganadores del día fue el grupo Walt Disney, que subió un 2.05%, en la primera jornada después de haber difundido al cierre del jueves sus resultados trimestrales y el acumulado anual, con un 4.4% de caída en los beneficios. A cambio, el gigante del entretenimiento anunció una nueva trilogía de su saga Star Wars.

En el Dow Jones las alzas estuvieron encabezadas por General Electric (2.60%), Disney (2.05%) y Caterpillar (0.88%). Al otro lado de la tabla, las pérdidas estuvieron lideradas por la compañía tecnológica Intel (-1.56%), la farmacéutica Merck (-1.25%) y la cadena de restaurantes McDonald's (-0.84%).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajó un 0.75% y cerró en 56.74 dólares el barril, el oro cedió un 0.89% hasta 1,276 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años avanzó al 2.395% y el dólar perdió terreno ante el euro, que se cambiaba a 1.1654 dólares.