El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que las débiles perspectivas de los precios de las materias primas, y más concretamente del petróleo, podrían restar hasta 2.25 puntos porcentuales a la tasa de crecimiento de los países exportadores en el período 2015-17, según recoge en su informe 'Perspectiva Económica Mundial'.

En concreto, los análisis del FMI apuntan a que las flojas perspectivas de los precios de las materias primas podrían restar casi un punto porcentual anual a la tasa de crecimiento económico de los países exportadores de materias primas en el período 2015-17, en comparación con 2012-14.

Sin embargo, en el caso de los países exportadores de energía, se estima que la incidencia negativa sería aun mayor, de aproximadamente 2.25% de media durante el mismo período, debido a la marcada caída de los precios del petróleo en el último año.

La institución dirigida por Christine Lagarde resalta que las economías exportadoras de materias primas se encuentran en una "coyuntura difícil", ya que los precios mundiales han disminuido marcadamente en los últimos tres años y el crecimiento del PIB se ha desacelerado "considerablemente" en las economías emergentes y en desarrollo.

En este sentido, advierte de que la desaceleración no es un mero fenómeno cíclico, sino que tiene también un componente estructural. "La inversión, y por consiguiente el PIB potencial, tiende a crecer a un ritmo más lento en los países exportadores durante las caídas de precios de las materias primas", afirma.

En concreto, apunta que, de media, alrededor de dos tercios de la disminución del crecimiento en los países exportadores de petróleo durante una caída de precios de las materias primas suele corresponder al componente cíclico, mientras que el tercio restante tiende a ser atribuible al componente estructural y es consecuencia de la reducción de la inversión y el PIB potencial.

El FMI subraya que las mejoras de los marcos de política macroeconómica en la última década han permitido a los exportadores estar en mejores condiciones para hacer frente a una caída de precios de las materias primas.

Sin embargo, el Fondo incide en que la respuesta en materia de políticas debería ir más allá de la toma de medidas en el lado de la demanda y debería incluir también reformas estructurales para aliviar los restrictivos estrangulamientos en el lado de la oferta e incentivar el crecimiento de la productividad en las economías exportadoras.

Outbrain