Topo Chico, ejemplo de la corrupción, hacinamiento, fugas y motines en penales de México

EconomíaHoy.mx - 11:54 - 11/02/2016
0 comentarios
  • Hacinamiento, corrupción, atención médica insuficiente o falta de oportunidades de reinserción

  • México tiene una sobrepoblación carcelaria del 25%, situación que apenas ha cambiado en los últimos diez años

topo-chico-reuters-4.jpgFoto: Reuters

Para nadie es un secreto, las cárceles en México se han convertido sitios llenos de violencia que, lejos de servir como lugares de reintegración y adaptación de reos, son escuelas del crimen, donde se hacen ajustes de cuentas entre bandas rivales y la corrupción se encarga de hacer el resto: ofrecer privilegios a los delincuentes que dan dinero y lastimar a inocentes que no tienen recursos para su defensa.

La muerte de 52 personas en un motín del penal de Topo Chico, en Monterrey, es una muestra más de una larga lista de irregularidades dentro del sistema penitenciario en México, no hace falta retroceder mucho en el tiempo. En 2012, murieron al menos 31 reos y 13 sufrieron heridas en una pelea en el Centro de Ejecución de Sanciones de Altamira, en Tamaulipas. En julio de 2011, 17 reos murieron en el Centro de Reinserción Social de Ciudad Juárez. El motivo nunca se aclaró, aunque las autoridades apuntaron primero a un ajuste de cuentas entre bandas rivales.

Según los últimos datos de la CNS, entre enero y mayo de 2015 se registraron oficialmente 579 peleas que involucraron a 1,479 presos. El número de riñas supera con crecer a las registradas en todo 2012 y son más o menos la mitad que las 1225 peleas vividas en 2013. Las agresiones, los homicidios y los decesos también ocupan la parte alta de las estadísticas de los incidentes registrados en las cárceles mexicanas.

Las autoridades conocen la situación de sobrepoblación y violencia

En 2015, el relator especial de Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre los derechos de las personas privadas de libertad, James Cavallaro, elaboró un catálogo de las fallas del sistema penal mexicano. También, la Comisión Nacional de Derechos Humanos divulgó su informe sobre la situación carcelaria en el país.

La institución encontró de hacinamiento, corrupción, atención médica insuficiente o falta de oportunidades de reinserción. Por ejemplo, el reclusorio Oriente, en la Ciudad de México, con capacidad para 5,604 internos, alojaba en aquel momento a 12,883, es decir, una sobrepoblación del 100%.

Ruth Villanueva, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, informó de que México tiene una sobrepoblación carcelaria del 25%, situación que apenas ha cambiado en los últimos diez años. De los 388 centros penitenciarios que hay en México, 28 presentaban una sobrepoblación de más del 40%, y 20 más del 20%. Villanueva informó además de que la cuarta parte de los 254,000 prisioneros carece de un espacio óptimo para vivir y que al menos 76 centros viven bajo un régimen de autogobierno, es decir, que son los propios presos quienes se administran.

La sobrepoblación en las prisiones es resultado del uso desmesurado de la prisión, que incluye rezago judicial, el cual se refleja en que casi el 50% de la población interna es procesada, así como la imposición de penas excesivas, a veces sin la posibilidad de medidas cautelares, o el otorgamiento de libertades anticipadas, y la falta de utilización de penas alternativas o sustitutivas de la pena privativa de libertad.

La sobrepoblación penitenciaria genera otros problemas, como déficit de espacios humanamente habitables; hacinamiento, como resultado de una ausencia o inadecuada clasificación de la población; falta de control, además porque ante el mayor número de internos y el menor número de empleados de las instituciones penitenciarias, se presentan problemas de ingobernabilidad; de igual forma la sobrepoblación conlleva insuficiencia de servicios básicos, de alojamiento en condiciones de vida digna en prisión y falta de oportunidades reales de acceso a los medios para lograr la reinserción social efectiva.

Tras señalar que mientras en 1994 existía en las prisiones del país capacidad para 88,071 personas y había 86,326 internos, en 2015 la capacidad es para 203,084 personas y hay 254,705 internos, para un déficit de 51,621 lugares, que representan una sobrepoblación del 25.4%.

El documento analiza el fenómeno de la sobrepoblación desde la óptica operacional y normativa, con el fin de aportar elementos para su mejor comprensión; busca establecer una serie de categorizaciones del mismo, unifica criterios estableciendo indicadores, tablas descriptivas y de medición, en las cuales se establecen los parámetros para identificar y evaluar niveles de riesgo que la autoridad debe tomar en consideración, al buscar y ofrecer soluciones encaminadas a evitar la vulneración de los derechos humanos de la población interna, señalando además la necesidad de establecer programas para su mitigación.

Otras noticias
Contenido patrocinado

Comentarios 0

Entérate

¿Cuánto debemos comer?

¿Cuánto debemos comer?

No es que comamos "mucho", pero existe una estrecha relación entre tener poca actividad física y consumir alimentos con aportes excesivos de calorías.




Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario y Alertas
Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
La CNDH anuncia el envío de grupo de visitadores a Topo Chico
'El Credo' tenía el control del penal de Topo Chico en Monterrey: 'El Bronco'