elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
45.433,09
-0,75%
19,5909
+0,13%
70,70
-0,01%
1.302,90
-0,12%

Las dos Coreas acuerdan poner fin a 65 años de guerra y prometen desnuclearizar la península

Europa Press - 8:07 - 27/04/2018
0 comentarios
  • Ponen fin a los actos hostiles y crearán organismos de cooperación

  • Generales de ambos ejércitos participarán en reuniones conjuntas

  • Se comprometen a firmar un tratado de paz y reconocerse mutuamente

Los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur, Kim Jong Un y Moon Jae In, han firmado este viernes una declaración en la que se comprometen a impulsar la "completa desnuclearización" de la península coreana y a firmar un tratado este año para consolidar una paz "permanente" y "duradera".

"Corea del Norte y Corea del Sur comparten la visión de que las medidas iniciadas por Corea del Norte son muy significativas y cruciales para desnuclearización de la península coreana y acuerdan ejercer sus respectivos papeles y responsabilidades a este respecto", reza la declaración conjunta firmada por los dos mandatarios en la cumbre celebrada en la localidad surcoreana de Panmunjon.

"Corea del Nore y Corea del Sur acuerda buscar el apoyo y la cooperación de la comunidad internacional para la desnuclearización de la península coreana", añade la declaración conjunta rubricada por Kim y Moon en una jornada sin precedentes desde hace más de diez años. Los dos países continúan técnicamente en guerra porque el conflicto de 1953 no concluyó con un tratado de paz sino con armisticio.

La declaración conjunta de este viernes incluye impulsar una reducción de los arsenales militares, el cese de los "actos hostiles", la conversión de su frontera, altamente militarizada, en una "zona de paz y el impulso de conversaciones multilaterales con otros países, incluidos Estados Unidos y China.

Además del acuerdo para promover la desnuclearización de la península y del referido a la firma del tratado de paz, Kim y Moon han pactado que el mandatario surcoreano visitará Corea del Norte el próximo otoño y que crearán una oficina de enlace en Kaesong para facilitar los intercambios y la cooperación en el sector civil.

Kim y Moon cruzan la frontera agarrados de la mano. Foto: Reuters.

Reunión de familiares separados

Igualmente, han acordado que se celebrarán reuniones de familias separadas desde la guerra de 1953 durante la celebración el 15 de agosto del Día de la Liberación. En materia de infraestructuras, Kim Moon han abogado por dar pasos prácticos para el uso de los ferrocarriles de Donghae y Gyeongui, así como conectar y modernizar carreteras de ambos países.

En el ámbito militar, los líderes de Corea del Norte y de Corea del Sur se han comprometido a "suspender por completo todos los actos hostiles en tierra, mar y aire" y a "trabajar juntos" para convertir la Zona de Demarcación Militar en un lugar de "paz".

En este contexto, han pactado el mantenimiento de contactos a nivel de Fuerzas Armadas y Ministerios de Defensa y que celebrarán en mayo un encuentro entre generales de uno y otro país y han reafirmado su compromiso de "no agresión".

Con el objetivo de avanzar hacia la paz, los dos líderes han acordado emprender una reducción de armas acorde con la reducción de la tensión y con la apuesta por generar confianza entre los dos países.

Tratado de paz

En el plano internacional, Kim y Moon han abogado por impulsar activamente la celebración de conversaciones a tres bandas, con la presencia de Estados Unidos, o a cuatro bandas, incluyendo a China, para declarar el fin de la guerra de Corea y convertir el armisticio vigente en un tratado de paz para establecer un régimen de paz "sólido" y "duradero".

En líneas generales, los dos mandatarios han prometido que mantendrán contactos frecuentes para abordar los problemas que afecten a los coreanos de uno y otro lado de la frontera con llamadas telefónicas directas y la celebración de "cumbres con regularidad". Por último, han acordado fomentar las relaciones intercoreanas, así como la "paz" y la "prosperidad" en la península y su "reunificación".

La declaración firmada por Kim y Moon supone el cierre de una jornada inédita después de la última cumbre intercoreana, celebrada en 2007 entonces con la asistencia de Kim Jong Il, el anterior mandatario norcoreano y padre del actual, y el entonces presidente surcoreno, Roo Moh Hyun.

La cumbre de Panmunjon ha comenzado a primera hora de la mañana con un claro gesto del deseo de los dos líderes de impulsar un acercamiento tras años de confrontación. Kim Jong Un ha llegado a pie y ha cruzado la Zona de Demarcación Militar para saludar con un apretón de manos a Moon Jae In.

"Me alegro de verle", ha afirmado el dictador norcoreano, a lo que el mandatario surcoreano ha respondido comentándole que le gustará visitar en el futuro su país. En ese momento, Kim le ha emplazado a acompañarle a pie para cruzar juntos de la mano a suelo norcoreano por unos segundos, a tan solo unos pocos metros de donde estaban. Los dos han posado para la prensa y han vuelto a pisar suelo surcoreano, ante la atenta mirada de los periodistas.

Ese primer encuentro ha venido acompañado de una larga reunión, de unos 100 minutos, en la llamada Casa de la Paz de Panmunjon, donde los dos líderes han cerrado la serie de acuerdos que convierte a la cita de este viernes en el mayor acercamiento entre las dos Coreas desde hace más de diez años y que llega solo unos pocos meses del que ha sido el mayor ensayo nuclear del régimen de Pyongyang, cuando probó en septiembre de 2017 una bomba de hidrógeno.

Analistas asiáticos y occidentales han apuntado a la posibilidad de que el acercamiento de Corea del Norte a Corea del Sur y su decisión de suspender sus pruebas nucleares venga provocado en parte por la propia explosión de la bomba de hidrógeno, toda vez que el artefacto habría dejado inoperativo el centro de ensayo nucleares subterráneos en el que fue probado.

Tras la reunión de Panmunjon, Kim y Moon han querido escenificar el nuevo clima de entendimiento plantando juntos un árbol en esta localidad, un pino que quieren que sea reflejo de un futuro en el que los dos países apuestan por caminar hacia la paz y dejando atrás años de confrontación.

Contenido patrocinado
Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2018-04-11 17:29:17

Solo el 1% de los mexicanos en el extranjero votará en las elecciones

De los 12 millones de mexicanos que viven en el extranjero, el INE solo ha recibido 141,745 solicitudes de registro, el 55% realizadas desde Estados Unidos.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
La España vacía: el pentágono negro donde ha desparecido el 10% de la población en 20 años
El informe anticorrupción de 20 millones de dólares que puede tumbar los cimientos del tenis mundial