El tramo final en la búsqueda de ¿dos? candidatos a la Casa Blanca

Víctor Ventura - 10:30 - 19/03/2016
0 comentarios
  • Repaso a la situación actual de los dos partidos y las opciones que les quedan a los precandidatos.

ClintonTrump_635.jpgDonald Trump y Hillary Clinton Foto: Archivo

Tras el "segundo supermartes" del 15 de marzo, en el que votaron dos de los Estados más decisivos en las elecciones, Florida y Ohio, las primarias entran ya en su último tramo, con las cartas puestas ya sobre la mesa y un escaso margen de maniobra. Este es un resumen de cómo va la carrera de cada partido, qué queda por elegir y qué opciones tiene cada candidato de llegar victorioso al tramo final.

Partido Republicano

Para ganar en primera vuelta, un candidato necesita 1.237 delegados, es decir, la mitad más uno. Hasta la fecha se han elegido 1.462, lo que significa que quedan 1.010. El favorito indiscutible es el magnate Donald Trump, con 691. Su rival más cercano, el senador Ted Cruz, tiene 412, mientras que el superviviente de la lucha entre el bando oficialista, el gobernador John Kasich, tiene 146.

Con estos datos, Trump es el único con una vía clara a la nominación: necesita un 54% de los delegados restantes. Teniendo en cuenta que la mayoría de los estados que quedan otorgan un bono al vencedor, o directamente le entregan todos sus delegados de golpe, como es el caso en Arkansas o Nueva Jersey, si Trump se mantiene en su media de votos -un 37% en todos las las votaciones celebradas hasta ahora- tendría muchas posibilidades de llegar al número mágico. Si se queda corto, aún podría confiar en recibir el apoyo de algunos de los 209 "independientes", delegados que no están atados a ningún candidato o que apoyaban a políticos que han ido abandonando la carrera. La mayoría de estos, de hecho, pertencían al senador Marco Rubio, que abandonó el martes tras perder Florida ante el magnate por 20 puntos, y una parte de ellos serán "reasignados" a los candidatos supervivientes en las próximas semanas.

El principal terror de Trump es quedarse corto y no lograr obtener ningún apoyo más entre los delegados disponibles antes de la convención. Si eso ocurriera, y nadie obtuviera la mayoría absoluta en primera vuelta, los delegados pasarían a estar libres y podrían votar a quien quisieran. Dado que casi todos los estados eligen a sus enviados a la convención en reuniones privadas del partido, entre personas de confianza de las direcciones locales, el magnate podría pasar de tocar la victoria a quedarse con apenas un centenar de votos de representantes leales.

Sus dos rivales directamente ven esa posibilidad como su única vía a la victoria. Ted Cruz necesitaría arrasar en prácticamente todos los estados restantes para logar 825 de los 1.010 delegados restantes, una hazaña que se antoja imposible mirando a la demografía y la ideología de los votantes que aún quedan por participar. Cruz, que obtiene gran parte de su apoyo en los estados rurales, religiosos y profundamente conservadores, tiene pocas posibilidades de vencer en lugares como Nueva York o California, incluso entre los votantes republicanos. Sin embargo, su punto fuerte es su gran organización a nivel local, lo que le puede permitir enviar a más delegados afines a la convención en caso de que Trump no alcance la mayoría absoluta.

Su debilidad, por el contrario, es que el aparato del partido le rechaza tanto o más que al propio Trump: el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham calificó una elección entre ambos como "decidir entre tomar veneno o pegarse un tiro en la cabeza". Sin embargo, cada vez más altos cargos del partido le han dado un apoyo indirecto por ser "el candidato que no es Trump": el excandidato presidencial en 2012, Mitt Romney, o el propio Graham, han acabado pidiendo el voto para Cruz "por descarte" y "sin la menor ilusión", solo para evitar la victoria del magnate.

Por su parte, el moderado Kasich tiene ya matemáticamente imposible alcanzar la cifra, salvo que gane todos los delegados restantes en juego -todos- más un centenar de independientes. Sin apenas presupuesto ni campaña fuera del área de influencia de Ohio, donde es el Gobernador, su opción real consiste en seguir en carrera para arañar votos a Trump, quitarle los delegados suficientes para que no obtenga mayoría y forzar una convención abierta. Una vez allí, aprovecharía su victoria en casa para apelar a la necesidad de un candidato moderado que pueda ganar en los estados clave con apoyo de votantes demócratas. Kasich, de hecho, consiguió en las votaciones de Ohio que un buen número de militantes del partido rival le votaran en vez de participar en las primarias demócratas, una medalla de la que puede presumir en la convención.

Pero Kasich no está solo. Por ahora, en la lista de candidatos para pelear por la nominación sin haber recibido un solo voto en las primarias están los dos candidatos del "ticket presidencial" que se enfrentó a Obama en 2012: Romney, que recientemente se presentó como "líder de la oposición interna" frente a Trump, y Paul Ryan, candidato a vicepresidente de Romney y actual Portavoz del Congreso -tercer cargo más importante tras el presidente y el vicepresidente-, que ya ha recibido el apoyo de su predecesor en el cargo, John Boehner.

El gran riesgo para el aparato republicano, sin embargo, es que si Trump se queda al borde de la mayoría absoluta, con una victoria clara en votos y delegados, cualquier maniobra para negarle la nominación incendiaría a los seguidores del magnate. El propio Trump ha advertido de la posibilidad de "disturbios" si tal cosa ocurre. En tal caso, es posible que el neoyorquino acusara al partido de "traición" y se presentara de candidato por su cuenta, como hizo el que se considera su predecesor, el ex-demócrata George Wallace en 1968. Una situación así dejaría al nominado oficial republicano herido de muerte.

Partido Demócrata

En el otro lado, la situación está mucho más clara. El ganador necesitará 2.383 votos en primera vuelta. Del total de delegados, 4.051 se eligen en las primarias, mientras que los 714 restantes son diputados, senadores, gobernadores y altos cargos del partido -entre ellos, por ejemplo, el expresidente Bill Clinton o el propio senador Bernie Sanders-. Hasta el momento, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton ha conseguido 1.086 representantes en las primarias, frente a 768 de Sanders. Respecto a los "superdelegados", Clinton tiene el apoyo de 465 frente a los 24 del senador, aunque en teoría pueden cambiar de opinión en cualquier momento.

Aun así, la ventaja de Clinton en delegados electos hace que cualquier remontada de Sanders sea casi imposible. Los demócratas usan un sistema de asignación de delegados proporcional, sin bonos al ganador ni estados en el que el más votado se los lleve todos. Así, el vermontés necesitaría poco menos que victorias por más de 20 puntos de ventaja en todos los estados restantes para compensar los grandes resultados que la exprimera dama ha obtenido en el sur. Teniendo en cuenta la igualdad entre ambos candidatos en la mayoría de los estados con más población, todo indica que Sanders se mantendrá en carrera solo para forzar a Clinton a abrirse a la izquierda, los jóvenes y los independientes, los tres grupos donde más apoyos recibe el senador.

El resto de Clinton será convencer a los jóvenes que han visto a Sanders como "algo diferente" de que ella, pese a llevar décadas en el aparado del poder y de su partido, es capaz de mantener la herencia de Obama y lograr los cambios que el presidente afroamericano no pudo. Su riesgo, acabar en el mismo saco que Trump y perder votantes a la abstención. Su fortaleza, su gran apoyo entre las minorías -negros, latinos-, especialmente cuando su rival más probable, Trump, es el candidato más odiado por esas mismas minorías. La división racial de EEUU no parece haberse frenado con la presidencia de Obama, al contrario.

Otras noticias
Contenido patrocinado

Comentarios 0

Entérate

¿Cuánto debemos comer?

¿Cuánto debemos comer?

No es que comamos "mucho", pero existe una estrecha relación entre tener poca actividad física y consumir alimentos con aportes excesivos de calorías.




Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario y Alertas
Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Casi el 70% de los argentinos respalda la gestión de Macri, según un estudio
Las reformas fundamentales a las que mira China