¿Cuánto les cuesta cada voto a los candidatos de EE.UU.?

Víctor Ventura - 10:57 - 21/02/2016
0 comentarios
  • Trump ha gastado en su campaña 43 dólares por cada voto. Clinton, 526.

cola-votantes-new-hampshire-getty-635x300.jpgVoatntes en un colegio electoral de New Hampshire. Foto: Getty

Al igual que la felicidad, el dinero no puede comprar una victoria electoral, aunque ayude. Los datos de gasto de los candidatos en las primarias presidenciales de EE.UU. dejan claro que gastar mucho dinero en una campaña no compensa la falta de carisma o popularidad, mientras que la fama o el apoyo popular valen por cientos de dólares. Ni siquiera toda la publicidad que el dinero puede comprar basta para ganar.

El asunto de la financiación de las campañas se ha convertido en una polémica nacional desde que la Corte Suprema permitiera con la sentencia "Citizens United" que organizaciones privadas (los llamados "Super PAC") gasten cantidades ílimitadas de dinero en campaña, permitiendo a donantes millonarios esconderse en el anonimato detrás de estas empresas y escapar a los límites de gasto. Gracias a este sistema, Jeb Bush y Hillary Clinton han logrado acumular más de 150 millones de dólares, pese a las críticas que ambos han vertido contra la decisión judicial que lo autorizó.

El dinero por maldición

Pero tener mucho dinero no garantiza nada. Bush se convirtió en el favorito al principio por su facilidad para recaudar dinero, gracias a las conexiones de su familia: en verano de 2014 había alcanzado ya la cifra de 100 millones. Sin embargo, su rentabilidad ha sido ínfima. Hasta el 1 de febrero, fecha de la última declaración de ingresos de los políticos en campaña, el fracasado Bush, fuera de la carrera tras Carolina del Sur, había gastado la ingente cantidad de 84 millones de dólares. Su botín, cuatro delegados y 94.000 votos, a 891 dólares por voto. Su losa, el minúsculo resultado que obtuvo en Iowa pese a los meses de campaña y su gran gasto en publicidad. En total, en el estado del noreste, cada papeleta le costó la desorbitada cantidad de 2.800 dólares.

El siguiente en la lista es el doctor Ben Carson, que logró acercarse a los números de Donald Trump a mediados de noviembre antes de desplomarse al subsuelo electoral. Su campaña ha gastado ya 61 millones, una cantidad que no le ha servido para pasar del 10% en ningún estado. Cada voto hasta Carolina del Sur le ha costado 795 dólares, no mucho mejor que el menor de los Bush.

Más rentables son las campañas de los senadores Ted Cruz y Marco Rubio. Los dos candidatos, prácticamente empatados en votos, porcentajes y delegados, han gastado también lo mismo, unos 40 millones de dólares, a unos 160 dólares por papeleta.

Pero el líder en votos y en rentabilidad es, precisamente, el candidato que más dinero tiene y el que menos ha gastado. Como buen empresario multimillonario, Donald Trump ha exprimido el valor de cada dólar. De los 4.500 millones que posee según la revista Forbes, el neoyorquino solo ha gastado 16 millones en su campaña, apenas 43 dólares por voto. Gran parte de su éxito se debe, principalmente, a su capacidad de atraer la atención mediática gratis a base de declaraciones polémicas y peleas dialécticas.

Dos mundos separados

En el Partido Demócrata, Clinton y Sanders muestran dos mundos diferentes. La exsecretaria de Estado ha recaudado 163 millones, de los cuales 48 le han llegado gracias a "Super Pacs". Hasta principios de febrero ha gastado ya 90 de esos millones. Con la dificultad de calcular el número de votos emitidos en los "caucus" de Iowa y Nevada -los demócratas no dan el número exacto, sino porcentajes-, las estimaciones apuntan a un gasto de 526 dólares por voto.

Enfrente, el senador Sanders, que ha hecho bandera de su independencia respecto a los grandes grupos del poder económico, no tiene "Super Pac" propio y apenas ha recibido 44.000 dólares de grupos de presión externos. A cambio, hasta el 1 de febrero había recaudado 74 millones. Su gasto, de 46 millones, le sitúa en una media de 206 dólares por voto, bastante menos de la mitad que su rival. Aun así, el apoyo popular le ha permitido reducir la desventaja de la que partía hasta un puñado de puntos.

De todas formas, los políticos que sientan que están desperdiciando su dinero siempre podrán mirar a Jim Gilmore, exgobernador de Virginia, que gastó 519.612 dólares para conseguir un total de 145 votos: 12 en Iowa y 133 en New Hampshire. En total, 3.583 dólares por papeleta. Sus votantes, probablemente, hubieran preferido recibir la cantidad directamente en un cheque.

Otras noticias
Contenido patrocinado

Comentarios 0

Entérate

Cómo ganar dinero fácil

Cómo ganar dinero fácil

Invertir en bolsa no es una ecuación sencilla si la suerte no está de nuestro lado. No se trata de llegar, 'apostar' y esperar a que se multiplique. Se debe estudiar el mercado.




Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario y Alertas

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Detenido el autor del tiroteo de Michigan, con seis muertos
El gobierno de Bolivia considera prematuros resultados extraoficiales que le dan como perdedor