El último tren para detener a Trump sale de Carolina del Sur

Víctor Ventura - 9:06 - 20/02/2016
0 comentarios
  • La lucha por ser el candidato oficialista debe terminar esta noche para evitar una victoria rotunda de Trump el 1 de marzo

trump-celebra-efe-635x300.jpgDonald Trump Foto: Efe

Ya no hay más tiempo para discutir. El Partido Republicano se juega más que 50 delegados este sábado: las primarias de Carolina del Sur, estado tradicionalmente oficialista, son la última oportunidad para elegir al candidato que deberá plantar cara al magnate Donald Trump y al senador religioso Ted Cruz. Si los resultados vuelven a deparar un empate técnico entre los tres "moderados" -Marco Rubio, Jeb Bush y John Kasich-, como en New Hampshire, la indecisión podría llevar a Trump a escaparse de forma casi definitiva el 1 de marzo, el llamado "Supermartes".

Los resultados de Carolina del Sur parecen bastante claros: Trump ha liderado todas las encuestas desde hace meses, con un margen de entre 5 y 20 puntos frente a sus rivales. La media le sitúa unos 14 puntos por delante del segundo, Cruz. Con este resultado, Trump va camino de llevarse los 50 delegados que otorga el estado: 29 por ser el candidato más votado a nivel global, más 21 por ser el primero en cada una de las 7 circunscripciones que componen su territorio, a tres delegados por circunscripción. Pero lo importante no es la victoria del empresario, que se da por descontada -lo extraordinario sería que perdiera-, sino el orden de los que queden detrás y, sobre todo, sus porcentajes.

Desde que quedara tercero en Iowa, con un resultado positivo por lo inesperado, el senador novato por Florida Marco Rubio es el "niño de los ojos" de los líderes del partido. Diputados, senadores e incluso la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, pidieron el voto por él, que parecía ser el "elegido" definitivo para enfrentarse a Trump. Pero su descalabro en New Hampshire, donde acabó quinto por detrás de todos sus rivales, tras un debate desastroso tres días antes de las votaciones, dieron motivos a los gobernadores John Kasich (Ohio) y Jeb Bush (Florida) para seguir en la competición.

Todo parece indicar que Rubio pretende seguir hasta el final, o por lo menos tan lejos como pueda. Pero sus votantes potenciales, los más moderados -pese a que Rubio sea fuertemente conservador- no parecen decidirse de forma tan clara todavía. Y tanto Bush, con decenas de millones de dólares en el banco, como Kasich, con experiencia y un fuerte apoyo en Ohio, estado "clave" en las generales, no tienen ninguna razón para abandonar si siguen quedando por delante del joven senador novato, o detrás con una mínima diferencia.

Pero el riesgo es patente: el 1 de marzo, apenas diez días tras las primarias de este sábado, votan 13 estados de golpe. En los estados que dan todos (o casi todos) sus delegados al candidato más votado, una división de voto a tres bandas (o incluso entre dos) entre los oficialistas permitiría que Trump quedara primero con el 35% de voto que tiene de media desde hace meses. Y los estados que los reparten de forma proporcional, como Texas, suelen tener una cláusula que especifica que los candidatos que obtengan menos de un 20% de voto no participan en el recuento. En otras palabras, si vuelve a haber un triple empate entre un 10% y un 17%, como en New Hampshire, el partido se arriesga a que casi todos los 686 delegados en juego el "Supermartes" vayan a parar a sus pesadillas: Trump y Cruz.

El resultado ideal para los dirigentes del partido sería que Rubio terminara entre los tres primeros, a ser posible el segundo, con una ventaja clara frentre a sus dos competidores oficialistas. El peor, que Bush, que ha recibido el apoyo de su hermano George y de numerosos aliados que su familia mantiene allí, quede por delante de Rubio y alargue su pelea hasta el final. Kasich, por el momento, ya ha viajado a Massachussets, uno de los estados del "Supermartes", y parece dispuesto a presentarse salvo catástrofe.

Lo único claro es que Trump parece situado en una posición envidiable de cara a Carolina del Sur, aunque su apoyo se ha visto reducido ligeramente los últimos días. De cómo salgan de allí dependerá de si Rubio tiene aún una posibilidad de luchar por la nominación. Ya no hay más tiempo para peleas internas.

Otras noticias
Contenido patrocinado

Comentarios 0

Entérate

Invierta sin perder dinero

Invierta sin perder dinero

Ganar dinero es la meta de los inversionistas que se 'juegan' su patrimonio. Ver crecer sus ahorros es una gran satisfacción, pero dar el paso es una decisión muy complicada.




Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario y Alertas
Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Evo Morales anuncia hallazgo de nuevos campos de gas en Bolivia
Camioneros chilenos bloquean rutas que llevan al litoral central del país