elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
49.083,02
-0,50%
18,8326
-0,06%
70,79
+0,01%
1.203,61
+0,48%

La vida después de la Fórmula 1 de sus grandes campeones: Fittipaldi, Lauda, Fangio, Prost, Schumacher...

Miguel Ángel Linares - 3:01 - 17/08/2018
0 comentarios
  • De éxitos posteriores a accidentes terribles, sus vidas no pararon

Foto: Archivo.

¿Qué hicieron con sus vidas los grandes campeones de la Fórmula 1? Y por grandes campeones nos referimos a los pilotos que ganaron, al menos, dos títulos de la máxima competición automovilística, desde su nacimiento en 1950.

Catorce leyendas del deporte de las cuatro ruedas, de las que tenemos que excluir de este ránking al italiano Alberto Ascari (campéon en 1952 y 1953, muerto en accidente en circuito en 1955), el escocés Jim Clark (campeón en 1963 y 1965, muerto también en accidente en circuito en 1968), el británico Graham Hill (campeón en 1962 y 1968, muerto en accidente de avioneta, pilotada por él mismo, en 1975) y el mítico brasileño Ayrton Senna (campeón en 1988, 1990 y 1991, y muerto en circuito en 1994), todos ellos fallecidos cuando aún seguían compitiendo en Fórmula 1. También hay que dejar al margen, por obvias razones de seguir compitiendo, al alemán Sebastian Vettel (campeón en 2010, 2011, 2012 y 2013) y al británico Lewis Hamilton (campeón en 2008, 2014, 2015 y 2017).

JUAN MANUEL FANGIO, presidente de Mercedes-Benz en Argentina

El piloto argentino (1911-1995) fue la primera gran leyenda de la Fórmula 1, logrando cinco de los ocho primeros títulos del "Gran Circo" en juego (1951, 1954, 1955, 1956 y 1957), a lomos de máquinas tan variopintas como Alfa Romeo, Maserati, Ferrari o Mercedes. Su vínculo con la firma alemana perduró tras su retirada en 1958, pasando de piloto en distintas exhibiciones de las "balas plateadas" a incluso comprar la concesión de Mercedes para Argentina, y llegar a presidir la filial argentina de la firma en los años sesenta.

JACK BRABHAM, granjero y desarrollador de motores

Desde Australia llegó una auténtica "bala" que conquistó los Mundiales de 1959, 1960 y 1966. De hecho, el de 1966 fue histórico, pues Jack Brabham (1926-2014) se proclamó campeón del mundo de Fórmula Uno... a bordo de un Brabham. El australiano había fundado en 1960 su propia compañía constructora de automóviles de carrera, y hoy es el único piloto campéon en un coche con su mismo nombre. Pero poco antes de retirarse en 1970, Brabham vendió su parte en la compañía (que ganó dos Mundiales de marcas y cuatro de pilotos) y, poco después, compró una granja en la Australia profunda. Pero no se desligó del mundo del motor, pues fundó otra compañía, esta vez de desarrollo de motores, además de poseer varios concesionarios y garajes.

JACKIE STEWART, fundador de Red Bull

Escocés como Jim Clark (siempre lució en su casco el típico "tartán" o tela escocesa), Jackie Stewart (1939) fue el primer piloto británico que conquistó tres Mundiales de Fórmula 1 (1969, con Matra, y 1971 y 1973, con Tyrrell). Siempre muy combativo con las pobres medidas de seguridad de la F1 en los años setenta, no tomó parte en el último Gran Premio de 1973, en Estados Unidos, por la muerte de su compañero de equipo, François Cevert, en la clasificación para el mismo. Tras retirarse en lo más alto, Stewart ejerció funciones tanto de consejero de Ford como de comentarista de la Indy y la Nascar en Estados Unidos. Hasta que en 1997 fundó su propio equipo, el Stewart Grand Prix, con el que logró un segundo puesto del brasileño Rubens Barrichello en el GP de Mónaco de aquel año y una victoria del británico Johnny Herbert en el GP de Europa, en Nurburgring, en 1999. En 2000, Stewart vendió el equipo a Ford, que lo convirtió en Jaguar, que en 2005 se convirtió... en el actual equipo Red Bull.

EMERSON FITTIPALDI, bicampeón en Indianápolis

El mayor "referente" de velocidad en el habla urbana de los años setenta fue sin duda el brasileño Emerson Fittipaldi (1942), campeón de F1 en 1972 y 1974. Tras lograr sus mayores éxitos con McLaren, Fittipaldi "malgastó" sus últimos seis años en Fórmula 1 (1975-1980), corriendo con el equipo familiar que fundó junto a su hermano Wilson con dinero público del estado brasileño, Copersucar. Tras su retirada, Fittipaldi emprendió la aventura americana, y con gran éxito, pues logró vencer nada menos que en dos ediciones de la míticas 500 Millas de Indianápolis (1989 y 1993). En su último triunfo, el brasileño cometió el "sacrilegio" de brindar por su triunfo en el óvalo estadounidense... con zumo de naranja en lugar de la tradicional leche. Lógico, pues poseía una lucrativa empresa... de naranjas en Brasil.

NIKI LAUDA, "aviador" y director de Mercedes

Uno de los mayores mitos de la Fórmula 1, el austriaco Niki Lauda (1949), nunca ha dejado de ser parte de la actualidad automovilística, aunque ya ha llovido desde su segunda retirada, en 1985. Campeón con Ferrari en 1975 y 1977 (tras su terrible accidente en Hockenheim en 1976, que le dejó con graves quemaduras de por vida), se retiró en 1978 y fundó una compañía aérea de vuelos chárter, Lauda Air. Pero el negocio aéreo no fue bien, y se vio obligado a volver a los circuitos en 1983, esta vez con McLaren, logrando un tercer título en 1984, por tan solo medio punto de ventaja respecto a su compañero de equipo, Alain Prost. Tras retirarse definitivamente un año después, Lauda ejerció como comentarista de televisión, director del equipo Jaguar de F1 entre 2001 y 2002, fundó otra compañía aérea (Niki, de vuelo "low cost") y en la actualidad es uno de los directores del mejor equipo del Mundial en la actualidad, Mercedes.

NELSON PIQUET, de bronca en bronca

El "otro" brasileño tres veces campeón del mundo (1981, 1983 y 1987), Nelson Piquet (1952), se distinguió siempre por ser un auténtico broncas y un bocazas. Siempre con la polémica por bandera, llegó a acusar a Ayrton Senna de "homosexual" y de "tener relaciones con sus mecánicos". El bueno de Nelson no podía soportar que Senna le hubiera "pasado por la derecha" en el afecto de la "torcida" brasileña, y del mundo del automovilismo en general. Poco después, tuvo que retractarse ante un tribunal tras la demanda interpuesta por el fallecido mito. Tras ganar tres títulos con Brabham y Williams, y probar sin suerte en Indianápolis y Le Mans, Piquet emprendió diversas aventuras empresariales, como la creación de Autotrac en 1994, una compañía que gestionaba la entonces naciente tecnología GPS para las flotas de camiones. También concentró en desarrollar la carrera de Nelsinho, su hijo. Y como estaba claro que echaba de menos las broncas, fue parte activa en el famoso "Crashgate" de 2008, cuando acusó al equipo Renault, en el que corría su hijo, de obligarle a provocar un accidente para favorecer la carrera del compañero de Nelsinho, Fernando Alonso. Este turbio asunto terminó con la carrera del mánager del equipo, Flavio Briatore, sancionado de por vida.

ALAIN PROST, campeón de automovilismo... sobre hielo

Otra gran leyenda de la Fórmula 1, Alain Prost (1955), campeón del "Gran Circo" en 1985, 1986 y 1989 (con McLaren), y en 1993 (con Williams), la mitad del mayor duelo deportivo que han visto los tiempos, dirimido con Ayrton Senna, no se apartó de las cuatro ruedas tras su retirada en 1993, si bien sí de los asfaltos. Y es que entre 2003 y 2012, Prost tomó parte en el Andros Trophy, la competición francesa de automovilismo sobre hielo, donde logró nada menos que tres títulos y 38 victorias. Antes, el "Profesor", como era conocido en los circuitos, había comprado la antigua firma Ligier para fundar sobre ella el equipo Prost Grand Prix, que solo alcanzó un quinto mísero puesto en sus cuatro años en Fórmula 1 (1997-2001), con Olivier Panis. En los últimos años, Prost ha vuelto a la competición con la fundación de otro equipo, el e.dams Renault, para la prometedora Fórmula E.

MICHAEL SCHUMACHER, leyenda fundida en la nieve

El piloto más veces campeón de Fórmula 1, el alemán Michael Schumacher (1969), que se alzó con la victoria en 1994 y 1995 (Benetton) y en 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004 (Ferrari), no ha podido por desgraciar disfrutar de la inmensa fortuna, valorada en 800 millones de euros, acumulado en sus dos décadas como cabeza visible del "Gran Circo". Tras un primera retirada en 2006, y una fugaz vuelta como piloto de Mercedes entre 2010 y 2012, con resultados muy pobres, Schumacher sufrió un terrible accidente de esquí al golpearse en la cabeza (aunque llevaba casco) contra una roca en Suiza el 29 de diciembre de 2013. Tras pasar varios meses en coma, en 2014 se anunció que había superado ese estado... y casi hasta hoy. Todo hace indicar, a pesar del pertinaz silencio de la familia, que el estado de Michael Schumacher es casi vegetativo. La última y reciente noticia que nos ha llegado sobre el mítico piloto de Ferrari es que se ha trasladado a "vivir" de Suiza a Mallorca -posteriormente desmentida y aclarada por su entorno-, a una mansión de 30 millones de euros que en su día fue propiedad del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. El mundo del automovilismo sigue enviando fuerza al piloto más laureado, y también el más polémico por muchas de sus actuaciones, de la historia de la Fórmula 1.

Otras noticias
Contenido patrocinado

Comentarios 0

Flash de noticias México

Entérate

www.economiahoy.mx
2018-08-20 21:35:04

Biometría: la apuesta de los bancos para garantizar la seguridad de las transacciones

Las autoridades financieras mexicanas han tenido que tomar medidas para frenar el ciber crimen y una de las alternativas es la aplicación de sistemas de seguridad biométricos, principalmente la huella dactilar.



Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Fernando Alonso se retira de la Fórmula 1
 Checo Pérez terminó en octavo lugar del GP de Italia, Hamilton fue primero