Abengoa retrasa el plan financiero y exprime los plazos para su salvación

Rubén Esteller/ Javier Mesones - 9:39 - 4/02/2016
  • Los acreedores aguardan ahora a conocer el planteamiento financiero de Abengoa

  • Figura la capitalización de una parte sustancial de la deuda

abengoa-solecillo-reuters.jpgFoto: Reuters

Ayer se presumía un día clave para el futuro de Abengoa. La compañía se había comprometido a entregar, con dos semanas de retraso respecto a la fecha inicial (18 de enero), el Plan de Viabilidad encargado a Álvarez & Marsal para evitar el concurso de acreedores y sobre el que los bancos y bonistas del grupo andaluz pretenden reconstruir la empresa.

Sin embargo, las entidades y los fondos, asesorados respectivamente por KMPG y Houlihan Lokey y Talbot Hughes McKillop (THM), se toparon con un plan incompleto, que incluía la estrategia industrial de la ingeniería sevillana pero no los detalles financieros que garanticen su viabilidad.

La compañía se ha comprometido ahora a entregar un nuevo documento con los datos sobre la deuda sostenible o el endeudamiento capitalizable la próxima semana. La inquietud entre los acreedores es creciente, toda vez que la fecha crítica del 28 de marzo, cuando culmina el plazo legal del preconcurso de acreedores -solicitado el pasado 25 de noviembre-, cada vez está más cerca y los avances son mínimos.

En una reunión en la sede de Abengoa en Madrid, el grupo trasladó a los bancos, representados por el denominado G-7 (Santander, HSBC, Caixabank, Bankia, Popular, Sabadell y Crédit Agricole), y los bonistas el denominado plan industrial en el que se recoge la intención de la compañía de centrarse en ingeniería y construcción con un peso específico del negocio termosolar, rebajar el tamaño una tercera parte, acometer desinversiones por 1.500 millones de euros, abandonar el negocio de bioenergía de primera generación o salir de países como Brasil, Australia o Turquía.

Los acreedores aguardan ahora a conocer el planteamiento financiero de Abengoa para su nueva etapa. Para ello también cuenta con la ayuda de Lazard. En este sentido, la firma contempla rebajar la deuda hasta una horquilla de entre 3,000 y 4,000 millones, frente a los 8.903 millones que registró en septiembre pasado.

Asimismo, en la hoja de ruta de la compañía, al menos hasta hace unos días, figura la capitalización de una parte sustancial de la deuda, de forma que los accionistas actuales verían reducido su peso en la nueva Abengoa hasta representar menos del 8% del capital. También se contempla la combinación de créditos participativos.

Álvarez & Marsal y Lazard siguen realizando cambios. A partir de dicho plan, los acreedores negociarán la reestructuración de la deuda y definirán si asumen una quita y en qué porcentaje -los bancos se niegan y los bonistas aceptarían un descuento pero no del 70% que se ha planteado-.

KPMG requerirá de dos semanas para cruzar los documentos de Abengoa con el mapa de deuda y los informes sobre tesorería y rentabilidad que está elaborando. Así, la negociación no arrancará con todas las cartas sobre la mesa hasta la última parte de febrero, apenas un mes antes del 28 de marzo.

Los bancos y los bonistas seguían negociando ayer las condiciones para que los segundos concedan un crédito de 165 millones a Abengoa para pagar nóminas y facturas tanto en febrero como en marzo.

Otras noticias
Contenido patrocinado

Entérate

Invierta sin perder dinero

Invierta sin perder dinero

Ganar dinero es la meta de los inversionistas que se 'juegan' su patrimonio. Ver crecer sus ahorros es una gran satisfacción, pero dar el paso es una decisión muy complicada.




Economíahoy.mx

Suscríbase al Resumen Diario y Alertas
Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
Emirates duplicará su flota en seis años con 256 nuevos aviones
Volaris transportó 1.2 millones de pasajeros en enero