elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
48.130,37
+0,57%
18,7932
-1,05%
56,40
-0,04%
1.280,43
+0,11%

Profeco despertó con el gasolinazo

Tomás de la Rosa - 2:09 - 8/02/2017
0 comentarios
    Gasolina (Foto: archivo)

    El descontento generalizado de la población por el gasolinazo es una de las cerezas en el pastel del hartazgo social ante la creciente corrupción en todos los niveles del gobierno.

    Lo bueno de lo malo es que Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) despertó de su letargo para proteger el derecho de los compradores. Los números son alarmantes. Casi la mitad de las gasolineras tiene irregularidades y el monto de lo robado sería cerca de los 23,400 millones de pesos (mdp) anuales.

    Mire estimado lector. El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 del gobierno de Enrique Peña Nieto señala entre sus líneas de acción: "Modernizar los sistemas de atención y procuración de justicia respecto a los derechos del consumidor".

    Dicho documento rige todas las acciones de la Administración Pública Federal, y a casi dos años de que concluya el sexenio poco se ha avanzado en áreas encargadas a la Profeco.

    Hasta el momento no sé con certeza si las acciones que ha tomado últimamente la Profeco, al mando de Ernesto Nemer, es por la real preocupación de los consumidores o bien por las elecciones para gobernador en el Estado de México, la cuna de Peña Nieto, pues ese proceso es considerado como el laboratorio electoral de lo que podrían ser los resultados a la elección presidencial del 2018.

    Litros de a litro, una leyenda urbana

    Además del gasolinazo, que inició desde 2010 en el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012), los consumidores han tenido mayores desembolsos en la compra de combustible y no precisamente por el efecto recaudatorio de la Secretaría de Hacienda (SHCP), sino por la voracidad de algunos malos comerciantes que ante la apatía, incapacidad o contubernio de las autoridades, roban al consumidor al cobrar litros de gasolina y entregan menos de lo pagado.

    De acuerdo con una investigación del periódico Reforma de agosto de 2014, el volumen promedio robado en gasolineras en las tres principales ciudades del país fue de 3%. Consideramos que en 2016 se vendieron en promedio diario más de 130 millones de litros de gasolina, el botín diario sería de 64 millones de pesos, cifra que al anualizarla da alrededor de 23,400 mdp (algo así como 1,120 millones de dólares).

    ¡Vaya botín! Bueno y después de ver ese monto, usted que piensa ¿Es apatía, incapacidad o contubernio de las autoridades? Es un robo directo al bolsillo de los consumidores. Obvio, esto lesiona el poder de consumo de la gente. Es como miel maple en los hot-cakes. Donde los hot-cakes son el debilitado mercado interno. Concepto multicitado ahora con las políticas del innombrable presidente de Estados Unidos.

    Profeco como Star Wars: El despertar de la fuerza

    Ante las protestas sociales por el gasolinazo, la Profeco parece resurgir de las cenizas del Imperio Galáctico y empieza a poner orden en el mercado. Mire, antes de que Nemer llegara a la institución (en el periodo septiembre de 2015 a junio de 2016) 14 de cada 100 inspecciones generales presentaron irregularidades, aunque ese número se elevó a 34 de cada 100 en las comercializadoras de gas LP y en cuanto a las "mangueras" de las estaciones de gasolina 12 de cada 100 tuvieron anomalías.

    Después de los saqueos a tiendas como Elektra, Coppel, Chedraui o Walmart por parte de las hordas, que no tenían nada que ver con el gasolinazo, la Profeco inició un fuerte dispositivo (pocas veces visto o anunciado) para contener el alza de precios.

    De acuerdo con los comunicados de prensa de la dependencia, se desprende que el reporte del 16 de enero, 48 de cada 100 gasolineras tuvieron irregularidades. Con la información del 19 de enero se delató que 30 de cada 100 tortillerías tuvieron faltas. El reporte sobre las gaseras (enero 18) presentó un índice pavoroso: 55 de cada 100 inspecciones tuvieron irregularidades.

    En otro reporte (enero 22) se desprende que el 42% de las gasolineras revisadas tuvieron irregularidades y el 25 del mismo mes, confirmaron la voracidad de los tortilleros, ya que el 29% de los inspeccionados presentaron anomalías.

    Vaya, pues ahora sí, como en la serie La Guerra de las Galaxias, la Profeco tuvo su "Despertar de la fuerza". Mire, en tres días revisaron a 120 estaciones expendedoras de gasolina y 1,500 tortillerías. Además, en dos días verificaron 123 gaseras. Esto demuestra que querer es poder.

    La punta del iceberg

    En el periodo de nueve meses (septiembre 2015 ? junio 2016) detectaron que 14% de los casi 28,000 comercios con productos de la canasta básica tuvieron irregularidades. Además de que 10% de las casi 16,400 básculas verificadas tuvieron alguna anomalía. En total se realizaron 74,200 inspecciones.

    Tan solo por mencionar algunos números, que en el país hay alrededor de 589,000 tiendas de abarrotes, 48,800 restaurantes y 50,000 locales de los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad). Esto nada más como una muestra del universo de acción de la dependencia.

    Ahora, si sumamos los 329 mercados públicos que hay tan solo en la Ciudad de México, se suman 70,000 locales más. Un consumidor debe tener sus derechos como tal sin importar si es tianguis o "mercados sobre ruedas".

    Los tianguis, en el caso de la Ciudad de México, que gobierna Miguel Ángel Mancera, tienen una relevancia muy particular en cuestión de precios de algunos productos de la canasta básica, que en algunos casos son hasta 35% más económicos que en las tiendas de autoservicio (como Wal-Mart, Soriana, LaCómer, Chedraui, entre otras).

    Mire. Según el reporte de precios que realiza la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, que encabeza Salomón Chertorivski, la compra más económica de seis productos de la canasta básica (huevo, azúcar, entre otros) fue en los tianguis con 128 pesos. Bueno, el más barato (el 1 de febrero pasado) fue en la Central de Abastos con 114 pesos, pero ir a comprar ahí es todo un reto que hay que lidiar.

    En el mercado sobre ruedas se cotizó en 143 pesos (12% más respecto a los tianguis), en los mercados públicos en 147 pesos (15% más) y en 197 pesos en las tiendas de autoservicio, es decir 54% más.

    Ahora, con respecto a las gasolineras, en 2016 se verificaron poco menos de 6,400 estaciones. Pues la Profeco anuncia con bombo y platillo que ese número fue 115% más que en 2015. Bueno, pero la realidad es que ese número representa el 56% del total de gasolineras que hay en el país.

    Ahora con la entrada de los particulares a ese negocio y con la liberación del precio, el número de estaciones es pírrico y dado los niveles de robo, más pírrico el número de verificadas. Si hubiera un estado de derecho que se aplicara y castigara a los que roban el 56% sería excesivo, pero con niveles de 48% irregulares, pues sí es guasa. Para este año la meta es verificar 7,200 estaciones, es decir cubrir dos terceras partes del total.

    Según los pronósticos del gobierno federal, con la entrada de la iniciativa privada, se podrá duplicar el número de gasolineras en el país para llegar a 22,900 estaciones. Bueno, para que se dé una idea, las actuales en todo México son superadas por las que hay en 20 de las más de 2,900 ciudades de Estados Unidos, y el objetivo de duplicarlas en todo el país se cubrirían con las que hay en 55 ciudades del vecino del norte.

    Más carne al asador

    La tarea de la Profeco es fundamental para fortalecer el consumo interno del país. Ya lo dijo el secretario del Trabajo (STPS), Alfonso Navarrete Prida, que el gasolinazo ya impactó 3.0 puntos porcentuales al poder adquisitivo de los salarios mínimos en términos reales y en todo el año serían 5.0 puntos. Incluso, la misma Profeco ha reconocido que los datos del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social (Coneval) que señalan que un aumento de 1.0% en los precios de los 35 productos de la canasta básica arrojaría a 500,000 personas a la pobreza.

    Si bien, el año pasado la Secretaría de Economía de Ildefonso Guajardo Villarreal presumía la austeridad de la Profeco, pues dados los niveles de irregularidades deberían apuntalar las áreas de verificación, tanto física como la asistida por las tecnologías de la información.

    Recordemos que en México hay 21.5 millones de personas ocupadas (41.2% del total) que ganan hasta 160 pesos diarios. Esto por 7.85 millones cobran hasta 80 pesos diarios y 13.62 millones de personas más de 80 hasta 160 pesos. Para la defensa de los millones de mexicanos, la Profecto tiene un presupuesto de poco más de 1,000 mdp para 2017. Ese monto es poco más de lo destinado a la promoción de inversiones extranjeras en el país (ProMéxico).

    Ese presupuesto para defender el consumo de más de 122 millones de mexicanos, es apenas 3.5 veces el presupuesto de lo que dedicarán este año a la coordinación de los vuelos presidenciales. Otro comparativo, por cada peso orientado a la protección de los consumidores, la Procuraduría General de la República (PGR) dedica 2.8 pesos Policía Federal Ministerial.

    Además de los mayores recursos que requiere la Profeco, el equipo de Ernesto Nemer debe sacar la creatividad. Mire, con los avances de las tecnologías de la información, la App Profeco en 30 podría expandirse a todos los lugares donde tengan oficinas la dependencia (delegaciones y subdelegaciones). Actualmente la aplicación opera contra los restauranteros abusivos de una parte de la Ciudad de México (corredor Insurgentes) donde el servicio de la dependencia se ofrece como las pizzas, en 30 minutos o menos.

    Con la tecnología, la Profeco debe empoderar al consumidor. Por aquello de la cuestión de género, se debería tomar el esquema de Amas de Casa Vigilantes y crear una aplicación informática para cualquier consumidor con un teléfono móvil con cámara fotográfica y GPS puede monitorear y reportar abusos ¿O no procurador Nemer?

    Digo recordemos, que el Artículo 123 de la Constitución dice que "los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos".

    Independientemente de la carrera política de Nemer, ojalá que sus estudios de postgrado en la Universidad Iberoamericana y en el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), hagan que lleguen las tecnologías de la información a la Profeco con aplicaciones como las comentadas. Ojalá el despertar de la dependencia no solo sea una llamarada de petate por el gasolinazo rumbo a las elecciones del Estado de México y las presidenciales de 2018.

    Un sueño guajiro de quien esto escribe, es que un futuro la Profeco tenga el poder de defender a los consumidores como su homólogo estadounidense: Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC). No se ría estimado lector. Recuerde que soñar no cuesta nada.

    Contacto 

    RdeCuentas@gmail.com

    Twitter: @TomasdelaRosa

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Comentarios 0

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2017-11-14 16:47:56

    Así ha aumentado el sueldo de Peña Nieto durante su sexenio

    El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha gozado de incrementos salariales ininterrumpidos a lo largo de su sexenio y el año 2018 no será la excepción.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru



    El impacto de Donald Trump en Latinoamérica y México
    España muestra su apoyo a México