elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
48.980,78
-0,07%
18,0027
-0,60%
47,77
+7,28%
1.256,90
+0,03%

Trump declaró la guerra comercial a México

Tomás de la Rosa - 19:53 - 27/01/2017
1 comentario
    Donald Trump (Foto: Reuters)

    Nadie puede decir lo contrario, pero la terquedad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de intentar cobrar la construcción del muro fronterizo con impuestos a los productos mexicanos, es una declaración de guerra comercial clara y frontal contra México. Al deschavetado millonario le urge sentar un precedente de su rancio proteccionismo comercial y por ello eligió a México como sparring, que por su debilidad económica es ideal previo a su próximo rival, China, un peso pesado pues es la segunda mayor economía del mundo.

    No cabe duda que además de racista, hipócrita, xenófobo, misógino, mentiroso y acosador sexual, Trump alimenta su egocentrismo sin importar el daño que hace a millones de personas, que para el caso es contra los mexicanos. El magnate sabe que sus bravuconadas, dichas de viva voz o a través de Twitter, tienen un impacto en la moneda mexicana, y eso es la herramienta que usa para presionar al gobierno de Enrique Peña Nieto para una negociación servilista.

    El también multimillonario Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, presumió a los cuatro vientos que "el peso no bajó 35% por accidente" que era resultado del "maravilloso" trabajo del septuagenario Trump. (Leer: El peso no cayó 35% por accidente). Ahora, el impuesto arancelario es parte de su "maravilloso" trabajo.

    Lo anterior, hace ver la declaración de la guerra comercial contra México y el pusilánime gobierno de amigos. Si habíamos pensado que eran monstruosas las relaciones entre Enrique Peña Nieto con Grupo Higa, pues es un juego de niños frente a lo ya se deja ver en el gobierno de Trump.

    Los tambores de guerra suenan

    El recalcitrante odio y terquedad de que los mexicanos paguen el muro se ve con su proyecto fiscal para cobrar un impuesto a los productos "hechos en México" y que se vendan en Estados Unidos. Además, no olvidemos el terror que sembró a la industria automotriz para que deje de invertir en el país y "regresen" los empleos "perdidos". Esto, es una clara declaración de guerra comercial.

    Es tal la torpeza política de septuagenario que no ha escuchado las voces estadounidenses que dicen que la ruptura o salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o imposición (violatoria de las reglas internacionales) de un impuesto arancelario de 20% (según la reforma fiscal que prepara el equipo de Trump) a sus importaciones "Hechas en México" provocarán miles de despidos en su país porque se romperán las cadenas de producción integradas con las fábricas mexicanas.

    Aunque todo hace ver una hecatombe económica de mediano-largo plazo y que la única salida de México será acudir a las instancias internacionales, para el caso la Organización Mundial del Comercio (OMC).

    Mire estimado lector. Después del tuitazo de Trump (26 de enero): "si México no está dispuesto a pagar por el muro, entonces sería mejor cancelar la próxima reunión", el tipo de cambio se depreció 1.7% a 21.2540 pesos por dólar. Sin embargo, en respuesta a Trump, Peña Nieto tuiteó: "hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes...". Esto quitó presión (0.82%) y la cotización descendió a 21.08 pesos por dólar.

    Sin embargo, más tarde Trump volvió a abrir la boca y dijo que prepara una reforma fiscal que tendrá un impuesto de 20% a las importaciones mexicanas. Con eso, el tipo de cambio se volvió a depreciar a 21.3362 pesos por dólar. Bueno, esto último es en las operaciones de mayoreo, en los bancos se vendió en 21.55 pesos.

    Desde que Trump decidió participar en las elecciones presidenciales, el peso se ha depreciado más de 40%. Es decir, por ejemplo, la leche que toman más de seis millones de mexicanos a través los programas de Liconsa, actualmente (la parte importada, +/- 30%) cuesta 40% más a los contribuyentes.

    Border tax, también afectará a los gringos

    Ante la recesión económica que generará el proteccionismo comercial de Estados Unidos, desde mi punto de vista, será un volado a cara o cruz (mejor dicho, sol o águila, para ser más nacionalistas) para saber si el Congreso aprueba la reforma fiscal de Trump. Algunos dicen que no pasará.

    De esa reforma, lo que afectará a México es el border adjustment tax (BAT) de 20%. Además de la repercusión en las empresas mexicanas (ventas, empleo, rentabilidad) también encarecerá los productos a los consumidores estadounidenses.

    De momento, el Centro de Investigación Automotriz (CAR, por sus siglas en inglés), un think tank reconocido en la Unión Americana, ya advirtió que un impuesto arancelario a la importación de sus productos desde México generará el despido de 31,000 empleados en la Unión Americana. Tan sólo en ese sector económico.

    Con todo y la potencial reducción de impuestos corporativos, un buen número de empresas se verán afectadas por el BAT. Recordemos que de la noche a la mañana no se puede suplir el abasto de un producto importado por uno nacional. No se va a Wal-Mart y se compra la maquinaria para producir vehículos, calzado, ropa. No se pone un anuncio en LinkedIn y llegan los miles de trabajadores en un tris.

    Otro punto del que habrá que estar a la espera es el paquete fiscal 2017-2018, pues se sabrá de qué otras herramientas propondrá Trump para incentivar la inversión en su país. Esto podría afectar la llegada a México de Inversión Extranjera Directa (IED) y por ende eliminar el efecto multiplicador que tiene sobre nuestra economía.

    Hay que recordar que entre marzo y abril, el equipo de Trump entregará al Congreso su paquete económico y será a más tardar en julio cuando se apruebe y hasta octubre será cuando las medidas del septuagenario entren en vigor.

    Golpe a México pega también a China

    Es claro que el BAT, de aprobarse, será un duro golpe a la economía mexicana, sin embargo en la batalla México no estará solo porque ese impuesto también afectará a China, un rival de peso pesado, que quizá Estados Unidos debería temer.

    Los principales exportadores a Estados Unidos, en orden de importancia son China (con 21% del total), México (13%), Canadá (13%), Japón (6%) y Alemania (5%). Estos países recurrirán a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para solicitar aplicar una cucharada de la propia medicina de Trump, es decir represalias arancelarias.

    China tiene el poder económico para enfrentar una batalla comercial con Estados Unidos. Algunos expertos consideran que la cerrazón de las fronteras yanquis impactaría en tres puntos porcentuales al PIB chino. Esto sería un duro golpe para el presidente chino Xi Jinping que este año enfrentará el Congreso del Comité Central del Partido Comunista Chino donde, de no haber candidatos, Jinping podría extender su mandato que inició en 2013 hasta el año 2022.

    Sin bravuconadas, Jinping ya lanzó una advertencia a Trump. "Nadie gana en una guerra comercial", advirtió, sin decir nombres, el presidente chino, el 17 de enero en cumbre internacional de Davos en Suiza.

    "No habrá ganadores en una guerra comercial. Seguir con el proteccionismo es como encerrarse uno mismo en un salón oscuro, puede que evite el viento y la lluvia, pero también se quedarán afuera la luz y el aire", advirtió Jinping.

    Ante el BAT, lo malo de ir a la OMC es que el proceso puede demorar muchos años. Quizá, como en la guerra y el amor, todo se vale, pues los afectados deben imponer aranceles a ciertos productos estadounidenses clave que debilitarán los apoyos políticos a Trump en Estados Unidos, por ejemplo aranceles a los productos relacionados al maíz (fructosa y grano). Ese sector es bastante poderoso, políticamente hablando, y obvio a nadie le gusta que le peguen en la chequera.

    No hay que olvidar que en el pasado México ha llevado nueve veces Estados Unidos a los tribunales de la OMC. En contraste, la Unión Americana ha demandó seis veces a México.

    Gobiernos de "cuates"

    El viejo refrán de en todos lados se cuecen habas, es cierto. Si usted pensó que solo en México había nepotismo, pues no. Allá, del otro lado de la frontera se da, pero a mayor escala. Mire estimado lector, el multimillonario octogenario Carl Icahn fue nombrado como asesor de Trump. Bueno, pues previo a su designación, una de sus empresas en Wall Street, CVR Energy, tenía un valor de mercado de mil 400 millones de dólares (mdd), hoy en día su market cap es de 2,130 mdd.

    Vaya, esas sí son relaciones de poder. En menos de un mes, el valor aumentó 52%, o lo que es lo mismo 726 mdd. Para que tenga una idea de ese monto, vale decir que alcanzaría para comprar más de 100 ?casas blancas? como la de Angélica Rivera, esposa de Peña Nieto.

    Recordando las palabras de Ross, sobre que "el peso no bajó 35% por accidente" sino por el "maravilloso" trabajo de Trump, me pregunto no será su grupo de amigos multimillonarios los que están especulando contra el peso en el Chicago Mercantile Exchange (CME).

    ¿Sabe cuánto se negocia del peso en el CME? Pues nada más 135,000 mdd, diarios. Sí, estimado lector, diarios. Eso es como el 13% de todo el PIB de México ¿Y quién tiene ese dinero? Pues el séquito de Trump. Mire, con un centavo de dólar que ganen con la especulación, son 1,350 mdd de ganancia diaria.

    Recuerde que de un tiempo para acá, el peso mexicano es curiosamente la moneda con el peor desempeño en todo el mundo. No por nada, el Financial Times publicó el año pasado que el peso mexicano "es golpeado... como a una piñata".

    Ahora sí que yo estoy como Santiago Creel, en la "cultura del sospechosismo" y quizá la horda del multimillonario septuagenario podría estar ganando millones de dólares diario apostando contra la moneda mexicana en el CME. Digo ya lo digo el Ross, la devaluación del peso es resultado del "maravilloso" trabajo del ricitos de oro.

    Lo bueno de Trump en México

    Dentro de lo malo, lo bueno de la política de Trump es que México ya deberá dejar de ser un gobierno de amigos. Es hora de atacar frontalmente la explosiva corrupción e impunidad en todos los niveles, desde el recolector de basura, el policía, los burócratas de nivel bajo, medio y alto, secretarios de Estado, legisladores y en el poder judicial.

    Ya basta de impunidad en los saqueos desmedidos de los Javier Duarte, de los Torre Cantú, de los César Duarte, de los Padrés Elías, los Moreira, los Jorge Herrera, los Borge Angulo y de los Rodrigo Medina. Es urgente que el poder Ejecutivo, Judicial y Legislativo se unan en beneficio de los mexicanos. Mientras no haya un combate a la corrupción, ningún impuesto de los contribuyentes en las arcas nacionales alcanzará.

    El equipo del multimillonario prepara recortes en los impuestos a las empresas, lo cual podría afectar la IED a México. Es momento de que México también prepare un "plan B" en materia fiscal para atraer más empresas extranjeras al país y aunque no lo quieran aceptar, para aprovechar la mano de obra barata de los mexicanos.

    Ya basta de puestos de alto nivel asignados por las relaciones personales. Para el caso, la supuesta amistad de Luis de Videgaray con Jared Kushner. Otro ejemplo: Tuvo que estallar el descontento nacional por el gasolinazo para que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en manos de Ernesto Nemer, despertara y empezara a sancionar el robo en gasolineras que no venden litros de a litro,

    Ahora que Ford, General Motors, Fiat Chrysler dejarán de invertir en nuevas plantas, es momento que el Sistema de Administración Tributaria (SAT), que lleva Osvaldo Santín Quiroz, ponga atención en los precios de transferencia. Ahí, fuera del fisco se mueven millones de dólares, pero millones, eh.

    Ojalá antes de que Agustín Carsten abandone el Banco de México (Banxico) se ponga las pilas y supervise bien las operaciones de trading de divisas de los bancos comerciales. En el pasado, un banco alemán evadió al fisco con millones de dólares de ganancias al registrar muchas operaciones en un sistema computación dual ¿Ignorancia o complicidad?

    También, lo bueno de lo malo es que hay un sentimiento de unidad nacional en contra las medidas perturbadoras del multimillonario megalómano estadounidense. Desde este espacio rechazamos el muro, las deportaciones masivas y la cerrazón económica de las fronteras.

    Contacto

    RdeCuentas@gmail.com

    Twitter: @TomasdelaRosa

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 1

    1
    jose luis ortega flores
    28-01-2017 / 14:05
    Puntuación 0   A Favor   En Contra

    y se les olvido llamar a cuentas a salinas , luis excheverria alvarez , jlp y demas secuaces

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2017-06-20 08:14:27

    Dime de qué color es tu piel...

    El color de piel está ligado con el grado de desigualdad y discriminación en México, Inegi presentó un estudio que lo comprueba a partir del grado de estudios.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru


    El impacto de Donald Trump en Latinoamérica y México
    España muestra su apoyo a México