elEconomista.es
Mexico
Últimas noticias
47.747,69
+0,12%
19,0356
-0,08%
55,48
+0,23%
1.282,34
+0,26%

Defraudar al SAT con 21 millones de dólares, es joder a México

Tomás de la Rosa - 16:43 - 3/11/2016
0 comentarios
    Foto: Archivo.

    Realmente hay cosas que se mantienen en estado de fétido en algunas instituciones de los tres poderes de gobierno, Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Ahora, una vez más es el Departamento de Justicia de Estados Unidos quién descubre, investiga y arresta Carlos Djemal, empresario mexicano textilero y accionista del Investa Bank por el supuesto defraude al SAT por alrededor de 21 millones de dólares (mdd) por concepto de devoluciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y por presunto lavado de dinero de más de 100 mdd en compañía de otras personas.

    Saturaría este espacio si detallara los casos descubiertos las autoridades estadounidenses en materia de corrupción y lavado de dinero en México, muchos antes que nuestras autoridades.

    También llama la atención el hecho de que algunos contribuyentes cautivos que siguen confiando en la legalidad sean presa de los espantosos "requerimientos fiscales" por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) ante una (ojo, sí ante una) omisión por parte de los pequeños contribuyentes (Régimen de Incorporación Fiscal). Recordemos que en México, 3 de cada 100 personas que trabajan lo hacen en la economía informal.

    Según la acusación de la Corte Federal de Manhattan, las operaciones en las que habría participado el banquero mexicano fue la exportación de basura electrónica, es decir teléfonos móviles o celulares obsoletos o inservibles a Estados Unidos. Con dicha operación, las empresas fantasmas creadas para ese negocio, tramitaban la devolución del IVA pagado.

    Antes de seguir y para no herir susceptibilidades de quienes tienen la piel muy delgada, pese a que son investigados o acusados, aclaro que la demanda del Departamento de Justicia de Estados Unidos, como cualquier otra demanda, son meramente acusaciones y por ello, aunque los acusados estén recluidos, son presuntos inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad.

    Bueno, pues bien en mayo pasado la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos revisó un embarque de teléfonos y si bien los documentos de importación mostraban un precio de "varios cientos de dólares", los equipos eran usados y obsoletos.

    Esa compra-venta de equipos, los cuales se usaban para varios envíos, generaron ingresos por devolución de IVA por al menos 400 millones de pesos, unos 21 millones de dólares de marzo de 2005 a septiembre de 2015. Dicha suma corresponde solo a un grupo de empresas creadas para dicho fin.

    Los recursos detectados en el fraude al SAT por el IVA devuelto representa 20% más de todos los recursos asegurados por México en el cumplimiento a la Ley Federal para la Prevención e Identificación con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI).

    Según los datos de la Unidad de Inteligencia Financiera (que reporta directamente al secretario de Hacienda), entre septiembre de 2015 y julio de 2016 se aseguraron 17.5 millones de dólares en operaciones de lavado de dinero. El incremento porcentual respecto a la acusación del socio del banco mexicano Investa Bank se dispara al considerar que la Corte Federal de Manhattan lo cuantifica en más de 100 mdd. Los 21 mdd sólo pertenecen al fraude hecho al SAT.

    No es de sabios saber que ese tipo de operaciones no las hace cualquier hijo de vecina, se hacen con el apoyo de expertos en la materia. Esto no lo dice quien esto escribe, está documentado por organismos internacionales que combaten el lavado de dinero, como El Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, entre otros.

    Ahora, habrá que esperar que las autoridades mexicanas descubran toda la red de apoyo para defraudar al SAT, es decir para robar las arcas de la nación. Esto, quizá con el contubernio de gente ubicada en las aduanas mexicanas.

    Basta recordar que para el vecino país del norte, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) es una de las áreas más importantes del Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security, DHS).

    De los seis acusados, dos son mexicanos. Además de Carlos Djemal se menciona a Isidoro Haiat. Aunque reportes de prensa citando al presidente de Investa Bank, Enrique Vilatela, dijo que el segundo banquero murió el año pasado.

    En 2014, los nombres de Djemal y Haiat, saltaron a la prensa financiera mexicana por pactar la compra de activos de Royal Bank of Scotland en México. Los accionistas de la Casa de Cambio Tiber recibieron el visto de la autoridad financiera mexicana, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), ya en manos del Jaime González Aguadé. Ahora Investa Bank está en proceso de comprar activos del banco alemán Deutsche Bank en el país.

    Entonces, no es como dice el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, sobre que se busque a los "prietitos" en el arroz, y sí, sí tiene razón cuando dice que "a veces esos prietitos que pasan en todas partes del mundo". Es correcto, pasan en todas partes del mundo, pero cuando ya es una tras otra, una tras otra, eso da motivo para señalarlos.

    No sé opine usted lector, pero pienso que defraudar al fisco con más de 21 millones de dólares y que hayan operado en forma impune por màs de 10 años, eso sì es "joder a México" ¿O no?

    RdeCuentas@gmail.com

    Twitter: @TomasdelaRosa

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Comentarios 0

    Flash de noticias México

    Entérate

    www.economiahoy.mx
    2017-11-14 16:47:56

    Así ha aumentado el sueldo de Peña Nieto durante su sexenio

    El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha gozado de incrementos salariales ininterrumpidos a lo largo de su sexenio y el año 2018 no será la excepción.





    Economíahoy.mx

    Suscríbase al Resumen Diario

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru



    Urgencias y prioridades iberoamericanas
    Cambio climático: ¿Riesgo u oportunidad?